Roca Rey quiso vacunar contra el aburrimiento a un pobre encierro

Emilio de Justo fue claro triunfador en trofeos, conectando con los tendidos de forma evidente

Se esperaba con gran interés a Roca Rey, dominador del escalafón para muchos aficionados.
Se esperaba con gran interés a Roca Rey, dominador del escalafón para muchos aficionados. Antonio Jesús García

A estos tres toreros les ocupa la misma tarea, les guste o no. Son tres diestros llamados a definir lo que quiera que sea el toreo de la década entrante, con permiso, como es lógico, de otros compañeros de escalafón y del toro, que es, en muchos casos quien decide el sitio de cada uno. Y una de las tareas más importantes es conjurar el aburrimiento. 


Roca Rey lo intentó mucho más que sus compañeros frente a toros que antes que destacar por la casta lo hicieron por la sosería y la falta de acometida, como si fuesen meros figurantes de un musical, ese pariente pobre de las artes escénicas.


Emilio de Justo



El que abrió plaza casi le pudo a Emilio de Justo en los lances de recibo. Derrochó casta en las primeras embestidas, pero luego claudicó en el caballo, algo que le puede pasar a cualquiera. Emilio se empeñó en rescatarlo de su debilidad, porfiando al citarlo, pero dosificando el esfuerzo exigido, de modo que pudo sacar adelante una actuación aceptable. Incluso, dejó derechazos de recuerdo de su paso por Almería.  


En su segundo volvió a lucir percal pero había poco más que hacer con un animal que entraba a la muleta mugiendo como si pidiera permiso. Por lo menos Emilio lo intentó con largueza y, además, rubricó con una notable estocada con los que remató los máximos trofeos. 



Cuantas más orejas se concedan por torear a estos toros más toros de estos vendrán a las plazas. Y el aburrimiento puede acabar en pandemia.


Roca Rey

Huido y un punto abanto, el primero de Roca Rey solo le permitió algún apunte de tanto como esperaban sus seguidores. 


El sitio que ocupa el diestro peruano no se regala. Su faena a un toro que había que entender demostró que Roca Rey está ganando en oficio y profesionalidad, más allá del tirón de los tendidos. Por eso, supo estar por encima del toro. Gracias a ese oficio depurado, pudo cobrar excelentes naturales.


No pareció mal toro de salida el quinto de la tarde-noche, un ratonero que quería desplazarse con alegría si no fuese por una aparente lesión que no auguraba nada bueno.  


Roca Rey estaba dispuesto a que no se le escapara el triunfo y se plantó en los medios para que el toro se tomará la libertad de entrar sin mesura ni clase, pero, al menos con viveza, por eso de conjurar el tedio. Pero poco más: salvó el compromiso. Dejó las cosas a la espera de la próxima feria. 


Pablo Aguado

Con qué ganas salió Pablo Aguado. Primero, con la larga cambiada y luego llevando al toro al caballo para que se llevara una puya defectuosa. En buena medida por la escasa casta del animal.  Aún así dejó algún rastro de su torería.


La misma que le instó a acallar a la Banda. Estuvo por encima del sexto toro, aplicándose con paciente entrega, elegancia y mucho mérito, dejando algunas perlas sueltas de arte.


Himno

Lo peor que se le puede hacer al mundo taurino es vincularlo con nacionalismos y populismos de extrema derecha. Los toros estaban antes de que surgieran esas diatribas entre furibundos defensores de no se sabe qué patrimonio. El himno de España sobra en la corrida, porque la verdadera dimensión de los toros sobrepasa el concepto de nación. 


Ni España es absolutamente taurina ni los toros son estrictamente españoles. Además, el himno debe ser respetado por lo que es en sí mismo, uno de los símbolos del Estado Español que es una cosa tremendamente seria. 


FICHA DEL FESTEJO

ENCIERRO

Seis toros de Núñez del Cuvillo, justos de presentación, terciados y desiguales de juego por falta de casta y de fuerza.


EMILIO DE JUSTO

1º. Estocada tendida: Oreja y petición. 

2º.  Estocada: Dos orejas. 


ROCA REY
1º. Estocada tendida: Dos orejas. 

2º. Estocada trasera y descabello: Aplausos.


PABLO AGUADO

1º. Estocada: Leve petición y saludos. 

2º.  Estocada algo caída. Una oreja tras aviso. 


LA TARDE-NOCHE
Más de tres cuartos de entrada sobre el aforo permitido. Tarde noche algo calurosa con rachas de brisa. Intervino la Banda de San Indalecio, dirigida por Juan José Navarro.



 

Temas relacionados
Feria de Almería Toros

para ti

en destaque