Cortijo El Cura Eco-Bodega, vinos 100% ecológicos de Almería

Su especialidad es la producción de Vino Tinto Joven Sierra de Gádor

Exterior de Cortijo El Cura Eco-Bodega.
Exterior de Cortijo El Cura Eco-Bodega. La Voz
Ainoa Asenjo
07:00 • 13 sept. 2021

En 1998, la familia Sánchez Vizcaíno comenzó una nueva aventura con la compra de la finca Cortijo El Cura. Afectados varias veces por intoxicaciones con pesticidas en los cultivos agrícolas del poniente en los que trabajaban, decidieron trasladarse a su lugar de origen, Laujar de Andarax.


Allí se hicieron con el terreno que abarca 25 hectáreas, todas 100% ecológicas. De ellas, más de 14 hectáreas se dedican al viñedo; 2 al olivar; y el resto a unos frutales que producen más de veinte variedades de frutas.


Aunque comenzaron a vender la uva a la cooperativa del pueblo, pocos años después decidieron construir su propia bodega ecológica. Son especialistas en la producción de vinos totalmente naturales, con sabores auténticos. Empleando el modelo tradicional, Eco-Bodega Cortijo El Cura se caracteriza por no hacer uso de ningún tipo de pesticida o herbicida.




Alrededor de 5 trabajadores se encargan de que al año se distribuyan 40.000 litros de vino. El lugar en el que se encuentran plantados los viñedos les ha valido para obtener la marca de paraje Parque Natural, un sello de Calidad de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que tiene como objetivo fundamental fomentar y apoyar un desarrollo sostenible; y la Carta Europea de Turismo Sostenible, que promueve el desarrollo del turismo sostenible en los espacios naturales protegidos de Europa.


A estos reconocimientos se suman la Indicación Geográfica Protegida Vino de la Tierra Laujar-Alpujarra, y es que no podría ser de otra forma situándose el cultivo a los pies de la Sierra de Gádor y Sierra Nevada.




La especialidad de Eco-Bodega Cortijo El Cura es el Vino Tinto Joven Sierra de Gádor. Lleva variedad autóctona propia de la finca, por lo que las cepas tienen un mínimo de  40 años de antigüedad. Es un vino limpio, color rojo violáceo con intensidad media. Tiene aromas de frutas rojas y negras, maderas y tostados. En nariz es especiado, un poco balsámico y con toques de flores rojas y fruta madura. En boca es seco y equilibrado en acidez, alcohol y amargor. No dejará indiferente a nadie.


En definitiva, esta bodega es única en Almería. En palabras de los propietarios, se trata de una propiedad familiar en su totalidad, desde sus inicios hasta el día de hoy; siempre intentan favorecer al desarrollo local; y su apuesta siempre ha sido la producción ecológica.




Temas relacionados

para ti

en destaque