Cristina Calvache: “Solo extraigo el alma de mi tierra y la transformo en vino”

Cristina Calvache lleva al frente de Bodegas Viñas Altas desde 2004

Cristina Calvache, enóloga de Bodegas Viñas Altas.
Cristina Calvache, enóloga de Bodegas Viñas Altas. La Voz

¿Cómo se inició en el mundo del vino? ¿De dónde viene ese interés?
Gracias a mi abuelo materno y a la pasión de mi padre por el mundo del vino. Mi abuelo cultivaba Jaén Blanca y Tintilla, y elaboraba para consumo en casa y para vender una pequeña producción de vino clarete, tal y como era costumbre en nuestra zona y en el resto de la Alpujarra.

Mi padre era un apasionado del mundo del vino, y cuando tenía yo 17 años elaboramos juntos nuestra primera producción de vino tinto, unas 100 botellas, con unas cepas que cultivaba en su cortijo. Estudiamos bien todo el proceso, leímos mucho, y junto con mis conocimientos de química del instituto, hicimos nuestra primera mini producción, cuidando en todo momento todo el proceso.
Posteriormente estudié Ingeniería Técnica Agrícola, la especialidad de Industrias Agroalimentarias, y a continuación la Licenciatura de Enología. Terminando la licenciatura iniciamos el proyecto de la bodega, con una primera producción en 2004 de 20.000 botellas.

¿Cómo descubrió la zona, los terrenos donde posteriormente iban a plantar los viñedos?
Desde el principio del proyecto teníamos claro que queríamos elaborar con nuestra variedad autóctona, Jaén Blanca, que es la variedad que teníamos establecida en nuestra zona desde hace muchos años.
Para la elaboración de nuestros vinos tintos pensamos desde el inicio en vinos monovarietales, y buscamos terrenos y viñedos en altitud y con el concepto de terroir, ya que esto junto a las características del terreno, del clima, y nuestra manera de trabajar, es lo que nos iba a diferenciar del resto de vinos.


¿Cuáles son las señas de identidad o la filosofía de la bodega?
Nos gusta decir que nuestros vinos se elaboran en el viñedo, yo sólo extraigo el alma de mi tierra y la transformo en vino. Gracias a la altitud de nuestras viñas (+ 1.000 metros), al esfuerzo y al cuidado de estas podemos obtener una materia prima de una calidad excelente que luego mantenemos intacta durante todo el proceso de elaboración. Las características del terreno, las variedades y la altitud hacen que nuestros productos sean diferentes y reconocidos tanto a nivel nacional como internacional.




¿De qué forma ha afectado la COVID-19 a la bodega?
El COVID nos ha afectado sobre todo a nivel comercial, ya que nuestros principales clientes son del canal HORECA. Aún así hemos hecho lo posible por adaptarnos y se ha lanzado nuestra página web con e-commerce a través de la cual nos llegan pedidos de todas partes de España. Además hemos creado redes sociales para establecer un contacto mucho más cercano con nuestros clientes y conocer de primera mano sus necesidades.


¿Qué se necesita para elaborar un buen vino? ¿Qué es para ti lo más importante?
Por una parte el lugar donde se cultiva, el concepto de terroir, y por otra parte las personas que estamos implicadas en todo el proceso de elaboración, desde el viñedo hasta la botella.




Aunque imaginamos que la elección será muy difícil ¿cuál de sus vinos es el preferido?
Es muy difícil la elección, pero me quedo con el Cabernet, por su complejidad, sus matices y su dificultad en la elaboración.


Muchas Bodegas luchan hoy día por hacerse un hueco en el pujante sector del enoturismo, ¿qué ofrecéis de diferente al visitante?
Ahora mismo estamos reformando nuestra bodega para poder ofrecer catas apoyadas por soportes electrónicos, y visitas guiadas en las que también a través de videos poder mostrar nuestros viñedos y el trabajo que llevamos a cabo durante la vendimia y el procesado. Aún así, al no ser la nuestra una bodega comercial sino una pequeña bodega familiar con una producción muy limitada, apostamos la mayor parte de nuestros recursos a la elaboración de un vino distinto de calidad superior.




¿Qué evolución cree que va a vivir vuestra en los próximos años?
En nuestro caso la evolución pasará por dar a conocer nuestro producto tanto en Almeria como a nivel nacional. Todavía hay mucha gente que no entiende la diferencia entre un vino comercial y una pequeña producción, y nuestra labor es que cada día más gente entienda que la calidad se rige por muchos más factores que una denominación de origen.


 

Temas relacionados
Vinos de Almería Vino Alboloduy

para ti

en destaque