El 061 reconoce 21 nuevas zonas cardioaseguradas de la provincia de Almería

95 centros cumplen con los requisitos formativos e instalación de desfibriladores

Juan de la Cruz Belmonte entregó las distinciones.
Juan de la Cruz Belmonte entregó las distinciones.
La Voz 14:26 • 20 ene. 2022

La delegación territorial de Salud y Familias ha concedido la distinción de `Zona Cardioasegurada´ a 21 nuevos espacios cardioprotegidos pertenecientes a instituciones públicas y privadas, tras cumplir con los requisitos en materia formativa e instalación de desfibriladores externos semiautomáticos.


Así, han obtenido la certificación los colegios Almerimar (Almerimar), Virgen del Saliente (Albox) y Compañía de María (Almería); las sociedades cooperativas de San Isidro Labrador (El Ejido) y Hortamar (Roquetas de Mar); el hotel Cabo Gata Jardín en Almería y los conjuntos residenciales de Los Jazmínes -Mar de Pulpí Fase III (San Juan de los Terreros) y Oliveros-La Térmica Fase II (Almería); las empresas Agrupasem y Agrupapulpí S.A. (PulpÍ), Deretil S.A.U. (Cuevas de Almanzora), CAUCE TM S.L. (Pulpí), Contratas y Ventas SAU (Vícar) y Caparrós Nature S.L. (Almería).


Por otro lado, también se han cardioasegurado las comunidades de propietarios Las Azucenas (San Juan de los Terreros) y La Jarilla en Almería, Protección Civil de la Diputación de Almería, el restaurante Asador Portocarrero La Cepa (Huércal de Almería), el gimnasio Sinergym de Almería, el Club de Tenis (Huércal de Almería) y la academia Easyway de la capital.



El Centro de Emergencias Sanitarias del 061 en Almería ha acreditado todos estos espacios en un acto que ha estado presidido por el delegado de Salud y Familias, Juan de la Cruz Belmonte y que ha contado con la presencia de la directora del centro de emergencias en Almería, María Luz García. Belmonte Mena ha destacado “la importancia de estas empresas y personas por formarse y saber cómo reaccionar ante una parada cardiaca y de esta forma poder salvar una vida y evitar graves secuelas”.


Todos estos reconocimientos certifican que las instalaciones y zonas públicas y privadas distinguidas disponen de personal entrenado para actuar ante una parada cardiaca, situándose en la provincia de Almería un total de 95.



Según lo establecido en la Orden de 4 de junio de 2013 (BOJA 113/2013), el 061 de Andalucía es el encargado de la gestión y registro de las organizaciones que disponen del certificado de “Zona Cardioasegurada”, que constata que dichas instituciones han formado a sus profesionales y han ubicado desfibriladores en sus instalaciones, en el número y los lugares adecuados.


Otras distinciones entregadas



Un total de 95 instalaciones en la provincia de Almería han recibido este reconocimiento a lo largo de los últimos cinco años. A las instalaciones que han sido distinguidas hoy, hay que añadir las 20 reconocidas en 2018 entre las que se encuentran instalaciones de la Policía Nacional de Almería, la Comandancia de la Guardia Civil de Almería, la Jefatura de la Policía Local del Ayuntamiento de Almería, el Hotel Barceló en Retamar, el Club de natación de Almería, la empresa Integra 2, S.L y un total de 11 instalaciones del Ayuntamiento de Vera.


A ellas se suman otras 52 que han ido recibiendo el distintivo desde 2013, entre las que están el Alcazaba de Almería; la Delegación Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; la Clínica Radiológica CIMAR SL; la Residencia tiempo Libre de Aguadulce; el Centro de Prevención de Riesgos laborales de Almería; el Colegio La Salle Virgen del Mar; la Capitanía Marítima; el Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas; el Centro de Internamiento de Menores Infractores Tierras de Oria; el Instituto de Educación Secundaria `Albaida´: el Colegio `Stella Maris´ y la Tesorería General de la Seguridad Social, - tanto en las tres oficinas de que dispone en la capital, como en ubicadas en El Ejido, Huercal Overa y El Pueche -; el Complejo Deportivo Municipal del Toyo; el Estadio Juan Rojas; el Estadio Municipal y el Palacio Municipal de los Juegos Mediterráneos, las pistas anexas al Estadio de los Juegos, todos ellos pertenecientes a la delegación al Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento almeriense; la Ciudad de la Justicia; la Residencia de mayores `El Zapillo´; El Club del Mar; el Centro Astronómico Hispano Alemán; las farmacias ‘Juan de la Cruz Belmonte Mena´ y `Loma de la Mezquita´, ubicadas en Vera y en El Ejido respectivamente; el instituto público de educación secundaria Abdera (Adra); el Colegio de Médicos de Almería; la empresa EGO Sport Center; los centros deportivos Distrito 6 y Rafael Florido; el colegio diocesano de San Idelfonso; la Clínica Soldent; Sanur Emergencias; el distrito sanitario de atención primaria de Almería e instalaciones de la delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.


Cadena de supervivencia

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo occidental y, entre ellas, ocupa un lugar destacado la muerte súbita cardíaca que suele ocurrir, de manera mayoritaria, fuera del entorno hospitalario. La correcta atención a la parada cardiorrespiratoria consiste en la aplicación precoz de una serie de acciones conocidas como cadena de supervivencia que incluye, por este orden, el reconocimiento de la situación y activación del sistema de emergencias sanitarias, el inicio inmediato de las maniobras de soporte vital básico, la desfibrilación eléctrica precoz y la rápida instauración de las técnicas de soporte vital avanzado.


RCP Telefónica

Desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, se anima y se explica a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llegan los equipos de emergencias al lugar del suceso, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes.


Estos episodios, que pueden sobrevenir en cualquier lugar con pequeños síntomas como el ahogo y la pérdida de conocimiento, están motivados generalmente por problemas de fibrilación ventricular y de taquicardia ventricular sin pulso, que impiden el bombeo de la sangre y la llegada de oxígeno a todo el cuerpo.


Los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria son claves para el afectado y por ello es fundamental que la persona que tiene el contacto inicial actúe de forma inmediata alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto técnicas de reanimación básicas, como la ventilación boca a boca y el masaje cardíaco externo.


Temas relacionados

para ti

en destaque