Invasión del mosquito tigre: se hace fuerte en el poniente, la capital y el Cabo

Es una especie invasora con gran presencia en el Levante desde hace años

Mosquito tigre, una especie invasora y peligrosa.
Mosquito tigre, una especie invasora y peligrosa. Pixabay

De Asia a Almería dejando su marca allá por donde pasa. El viaje del mosquito tigre para llegar a España, donde está considerado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo, le ha llevado hasta la provincia de Almería, que se ha convertido en un destino preferente para este insecto originario del sudeste asiático que comenzó a entrar por el Levante pero que ya se ha hecho fuerte en casi toda la provincia.


A pesar de que es un insecto cuyo origen está en la otra punta del mundo, desde hace algún tiempo se encuentra muy presente en Almería, tal y como han podido comprobar los expertos de SERBAL, la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense, que destacan la capacidad de colonización del mosquito en las zonas templadas del planeta gracias a los movimientos que genera el comercio internacional y el transporte de mercancías. 


Así se ha instalado en gran parte del país desde que fuera detectado por primera vez en 2004 y casi dos décadas después se ha hecho fuerte en muchos puntos, como es el caso del Levante almeriense, cuyos municipios son los que más sufren en estos momentos la presencia de un insecto muy peligroso, pues a pesar de que un primer momento su picadura no es muy dolorosa, la saliva que este inyecta va enrojeciendo la zona y favoreciendo la aparición del dolor. Además, como destacan los especialistas, ha sido descrito como vector de enfermedades de seria importancia sanitaria, como es el caso de la fiebre Chikungunya y el Dengue. "Incluso recientemente, se pensó que podía ser capaz de transmitir la Covid-19, si bien esto ha sido desmentido por la Organización Mundial de la Salud", señalan desde SERBAL.



Pueblo a pueblo

De este modo, según datos recogidos por Emilio González Miras, Mariano Paracuellos y Francisco Rodriguez Luque, autores del estudio sobre el mosquito tigre, y la plataforma Mosquito Alert correspondientes a 2020, es en el Levante donde mayor presencia hay de este insecto. Desde el mosquito tigre fue citado por primera vez durante 2015 en el municipio de Mojácar, el número de observaciones en la provincia no ha parado de crecer. "Según datos recogidos por los autores del presente artículo y la plataforma Mosquito Alert, una aplicación donde cualquier ciudadano pueden compartir sus observaciones para que sean validadas por expertos en la materia, este mosquito parece estar ya bien asentado en el levante almeriense. El número de citas es especialmente relevante en Mojácar y Vera, pero también ha sido registrado en Garrucha, Níjar, Carboneras y Pulpí", señalan los autores del estudio.




Municipios con más mosquitos en 2020.
Municipios con más mosquitos en 2020.La Voz


Por su parte, la zona del Poniente y de la capital, que parecía libre de esta especie, ha visto también cómo desde 2019 han comenzado a aparecer ejemplares del insecto, concretamente en el barrio capitalino de Ciudad Jardín. "En ese mismo año también apareció en Aguadulce, en el Barranco de Gurrías y en La Parra, en Adra", destacan. Pero su expansión continúa y tal y como se ha podido comprobar a lo largo de 2021, el mosquito tigre ya está bien asentado y las citas se han multiplicado en lugares como Aguadulce, Roquetas, Almería, Huercal de Almería, Adra o Cabo de Gata


En cuanto a las zonas en las que más suele hacer acto de presencia este peligroso 'bicho' asiático, al que los expertos tachan de "oportunista", ha sido hallado en balsas de riego, en platos de macetas y en recipientes abandonados en jardines. Es decir, en acumulaciones de agua estancada. "Apenas le hacen falta unos 10 ml de agua y 10 días para terminar su ciclo vital. Puede utilizar como lugar de cría cualquier recipiente, por pequeño que sea y que haya quedado con agua en la calle o en una terraza o patio", destacan.




Por último, los responsables del artículo destacan que se trata de un mosquito "dulceacuícola" lo que hace que no esté asociado a los humedales y ecosistemas de la provincia y es responsabilidad del ser humano evitar su aparición. " Somos los ciudadanos, por tanto, los principales responsables de su control, evitando la acumulación de agua en nuestras casas y entorno inmediato. Sin embargo, es también responsabilidad de los ayuntamientos realizar campañas de inspección en imbornales. Y, sobre todo, debería ser tarea necesaria de las administraciones públicas informar acerca de la incidencia de este preocupante problema y sus posibles afecciones a la ciudadanía", concluyen.

 

Temas relacionados
Adra Vera Roquetas de Mar Medio Ambiente Salud Garrucha Carboneras Parque natural Cabo de Gata Cabo de Gata

para ti

en destaque