El traslado del faro de Garrucha a Mojácar permitirá hacer un hotel

Hoy se inaugura en el cerro del Moro Manco sobre Marina de la Torre la nueva señal lumínica

El faro de Garrucha y el solar anexo donde se encuadra desde 1881.
El faro de Garrucha y el solar anexo donde se encuadra desde 1881.
Manuel León 00:03 • 21 sept. 2021

Hoy se inaugura el flamante faro de Mojácar en el ‘Moro Manco’ sustituyendo al de Garrucha que ha estado en servicio 140 años tan solo interrumpidos durante un breve periodo de la Guerra Civil de 1936.


La vieja luminaria garruchera, junto al Castillo de Jesús Nazareno, ha sido desconectada ya del fluido eléctrico después de casi siglo y medio y su clausura abre nuevas posibilidades de desarrollo urbanístico y turístico en ese paraje a poniente del municipio. 


El faro de Garrucha, que llegó de Villaricos en 1881 junto con su torrero, no desaparecerá: la intención de la Autoridad Portuaria, propietaria de la infraestructura, es mantener la casona donde se alberga y la antigua torre que se destinará a otros usos aún por definir. El edificio es uno de los más antiguos de la villa junto al castillo colindante, el antiguo alfolí (hoy ayuntamiento) y la Iglesia de San Joaquín.



Donde está sin embargo el mayor interés para el municipio garruchero, tras el traslado de su faro, es en la parcela anexa que rodea el faro que cuenta con una superficie de más de 3.000 metros en primera línea frente a la playa y el Malecón de Garrucha y que permitiría, mediante cambio de uso, la construcción en concesión de un hotel y apartamentos turísticos.


De hecho, la propia Autoridad Portuaria que preside Jesús Caicedo y la alcaldesa de Garrucha, María López, están estudiando posibles alternativas de uso, tanto para la torre y el edificio que alberga el faro, como para la parcela anexa.



Garrucha, debido a la escasa dimensión de su término municipal, adolece de infraestructura hotelera suficiente para la temporada turística. De hecho, el consistorio cuenta con una parcela municipal en el extremo de levante que se ha intentado adjudicar en concesión a una empresa hotelera sin que la idea haya cuajado hasta ahora.


El edificio del faro de Garrucha es cúbico, de una planta y de azotea plana y el técnico de señales lumínicas que lo ha atendido hasta ahora ha sido Mario Sanz Cruz, que también tiene a su cargo el faro de Mesa Roldán de Carboneras y el de la Punta de La Polacra.

Sanz continuará atendiendo el faro de Mojácar que se inaugura hoy en el promontorio sobre Marina de la Torre. 


El ámbito de acción del flamante faro de Mojácar abarcará desde Playa Macenas hasta Aguilas. El motivo alegado para el traslado del faro es que había perdido luminancia por el crecimiento urbanístico.

Noticias relacionadas

Temas relacionados

para ti

en destaque