Los alhabieros, macaelenses y turreros son los que más deben a los bancos

La deuda de 150 millones de El Ejido es la más alta y Níjar es la que más la ha reducido

La deuda viva del Ayuntamiento de Alhabia es de 1,8 millones para 670 habitantes.
La deuda viva del Ayuntamiento de Alhabia es de 1,8 millones para 670 habitantes.

La deuda viva de los 103 ayuntamientos de la provincia suma al cierre del año 2020, 359,7 millones de euros, según las cifras publicadas ayer por el Ministerio de Hacienda. El concepto de deuda viva en las entidades locales hace referencia a las obligaciones pendientes de las operaciones de créditos que tienen asumidas, es decir, los préstamos a largo plazo pendiente de amortizar tanto capital como intereses generados.


En el caso del Ayuntamiento de la capital, la deuda pendiente de amortizar suma 74,8 millones de euros, lo que se traduce en una deuda por habitante de 371 euros. El consistorio capitalino ha reducido su deuda viva en la última década. En 2012, lo que debía el Ayuntamiento de Almería eran 92,9 millones de euros.


El Ayuntamiento de Roquetas debe 16,3 millones de euros, frente a los 42,9 millones que debía hace diez años y la deuda que arrastra cada roquetero desde que se levanta es de 166 euros, menos de la mitad que los ciudadanos capitalinos. El Ejido es con mucha diferencia el Ayuntamiento más entrampado de la provincia con una deuda viva de 150 millones de euros.



Cada ejidense se levanta por la mañana con una deuda municipal -el ayuntamiento somos todos- de 1.800 euros per cápita. En términos relativos, hay otros municipios en los que la deuda por habitante es aún mayor. Es el caso de Alhabia, que se lleva la palma con 2.698 euros por habitante, el 300% más que hace una década. La deuda total es de 1,8 millones de euros para apenas 670 habitantes.  Le sigue a continuación como ayuntamiento con más obligaciones pendientes de pagar con los bancos en términos relativos a su población, el consistorio de Macael con 2.46 euros por habitante, el 551% más que en 2012. La deuda total de la administración local del pueblo cuna de la piedra blanca es de 14 millones de euros para 5.480 habitantes.


Turre también naufraga en este ránking de endeudamiento que tanto ahoga las posibilidades de inversión para futuras corporaciones. El Ayuntamiento agazapado bajo la Sierra de Cabrera debe 2.355 euros por cada turrero, con una deuda de 8,9  millones de euros para 3.781 habitantes. Turre ha perdido más de doscientos habitantes en la última década lo que hace que el coste unitario de los créditos financieros municipales se agrande.



Albox es también de los pueblos que pintan bastos con una deuda por cabeza de 1.538 euros  y una espectacular subida del 1.110% en diez años para una población de 12.083 habitantes. La deuda viva a 2020 es de 18,6 millones y en 2012 era de 4,5 millones.


El municipio de Huércal-Overa debe 466 euros por habitante, el 120% más, con una deuda de 9 millones de euros. Los cuevanos deben 83 euros, los mojaqueros 102, los garrucheros 359 euros y los carboneros 404 euros per cápita. 


En el otro extremo de la provincia, los abderitanos tienen un pasivo de 575 euros, los virgitanos de 269 euros, los dalienses 294 euros y los vicarios, 260 euros.


En Níjar, las deudas con los bancos del Ayuntamiento hacen que los vecinos soporten una deuda unitaria de 155 euros. Es uno de los municipios que más ha reducido deuda (-600%).


Cada alcaldillo tiene su librillo

Qué debe hacer un Ayuntamiento: pedir en los banco para invertir en mejoras para sus vecinos o apalancar bien los ingresos y gastos. Es decir, sin grandes lujos pero sin deber nada a nadie; o infraestructuras necesarias e innecesarias a resultas de acumular un generoso pasivo financiero en las arcas de la Administración local. En la provincia de Almería ha habido ejemplos de alcaldes y concejales de todo pelaje y de todo tipo de estrategia de cara a gestionar los caudales públicos. Fruto de algunos desmanes se pueden ver en algunos pueblos de apenas ochenta habitantes polideportivos y piscinas. El debate nunca se ha cerrado, porque si no se ofertan servicios, los pequeños pueblos se borrarían del mapa.


 

Temas relacionados
Alhabia Macael Turre Ayuntamientos Bancos El Ejido

para ti

en destaque