Mojácar

Vecinos y ecologistas en pie de guerra contra el PGOU y su variante costera

El 10 de junio se manifestarán para frenar “el retorno del urbanismo salvaje” al municipio

Camino de Las Marinas, en una imagen de archivo.
Camino de Las Marinas, en una imagen de archivo. La Voz

La asociación Salvemos Mojácar, con el apoyo de un grupo de vecinos del municipio, ha convocado para el próximo día jueves 10 de junio una manifestación en la Plaza del Ayuntamiento de Mojácar para protestar contra el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que el Ayuntamiento está tramitando, así como por la nueva variante costera incluida en el mismo y que se construirá sobre el camino de Las Marinas, en el paraje homónimo.


El nuevo PGOU implicará "duplicar la superficie de suelo urbanizable" en la zona de la costa y "quintuplicarla en la zona del llano" del municipio, según denuncia la asociación, para la que el plan supone "el retorno del urbanismo salvaje" y un desastre ecológico en zonas de especial valor medioambiental del municipio.


La manifestación se hará también en protesta por los actuales desmontes (la asociación identifica cuatro zonas de desmontes masivos en los que se está produciendo un desarrollo urbanístico desmesurado e "irregular" en la zona de la costa), así como la "escollera" y las "barbaridades en el casco histórico denunciadas por la asociación y por varios vecinos".



Por otro lado, tanto Salvemos Mojácar como varios vecinos de Las Marinas, el paraje rural por el que transitará la nueva variante, alegan que esta futura vía (con rango de carretera interurbana) tendrá un impacto medioambiental muy negativo y dificultará su movilidad al obstaculizar el acceso directo y el cruce por lo que en la actualidad es un camino asfaltado, utilizado conjuntamente por vehículos, peatones y ciclistas.


"Esta vía tendrá altos terraplenes, taludes y barandillas metálicas, creando así una barrera artificial de, en algunos lugares, 20 metros de ancho para los residentes de la zona, que sólo podrán acceder a este monstruo a través de tres rotondas proyectadas y una friolera de 1.317 metros de 'vías de servicio', casi el 70% de la longitud del tronco principal de 2 kilómetros", denuncian los vecinos.



Asimismo, consideran que el proyecto de la variante es un sinsentido, ya que no conecta en su fase inicial con la zona costera, con lo que no aporta una solución al problema del que supuestamente se ocupa: la congestión de tráfico que se produce en los escasos accesos a la costa mojaquera, y concretamente en la carretera que conecta el casco urbano con la misma (Al-6111), durante la temporada alta. 


Por su parte, el Ayuntamiento de Mojácar, que anunció el pasado febrero la licitación del proyecto por 149.439 euros, ha adelantado que su intención es conectar la vía con la franja costera a través de futuros viales transversales que partirán de las rotondas proyectadas a lo largo de la variante "descongestionando el tráfico en el frente costero" y "mejorando la seguridad vial colapsada, principalmente, en época estival".


Para algunos vecinos consultados por este periódico, la proyección de la nueva variante está más relacionada con la intención de ampliar las zonas urbanizables del municipio en el PGOU que el Ayuntamiento está tramitando, que con una intención real de dar solución a los problemas de acceso a la costa.


Denuncian que esta infraestructura vendría de alguna forma a justificar y apoyar la recalificación de terrenos prevista por el Consistorio, la cual comprende terrenos adyacentes a esta vía.


Frente a este proyecto, los vecinos y la asociación han propuesto una ampliación alternativa del Camino de las Marinas consistente en una "carretera rural verde", que podría llevarse a cabo con un menor gasto e impacto ecológico.


Sin embargo, según afirman, el Consistorio ha hecho hasta la fecha "oídos sordos" a sus reclamaciones.


Cabe destacar que la carretera de Las Marinas transita por una zona de especial valor medioambiental, en la que habitan especies amenazadas, como la tortuga mora (testudo graeca) y que linda con una Zona de Especial Conservación (ZEC) como es la de Sierra Cabrera.

 

Temas relacionados
Mojácar Infraestructuras Medio Ambiente

para ti

en destaque