Vuelve Kerry, el de la guitarra, ‘el mejor amigo’ de Palomares

Firmó el acuerdo para que EEUU se llevara la tierra contaminada a Arizona

Kerry, exsecretario de Estado de Estados Unidos,  junto a Margallo en 2015.
Kerry, exsecretario de Estado de Estados Unidos, junto a Margallo en 2015.

Joe Biden, presidente electo de Estados Unidos, ha recuperado para su inminente Gobierno a John Kerry, un viejo conocido para la provincia de Almería. Su nombramiento como Enviado Presidencial para el Cambio Climático y como miembro del Consejo de Seguridad Nacional, órgano de toma de decisiones en política exterior, devuelven la confianza a la aldea de Palomares por varias razones.


Kerry, como secretario de Estado durante el Gobierno de Obama, fue el dirigente que firmó con el exministro Margallo el acuerdo de intenciones para limpiar Palomares. Eso ocurrió en otoño de 2015, por tanto han transcurrido justamente cinco años, y quizá sea el momento para que la diplomacia española encabezada por la ministra de Exteriores Arancha González Laya, saque del cajón ese memorando que quedó olvidado durante la época Trump.


En ese documento hispanoamericano de mutuo entendimiento, ambas partes se comprometían a lograr una rehabilitación del entorno de la barriada cuevana, tras el accidente nuclear de 1966, y el traslado de la tierra contaminada a un emplazamiento adecuado en Estados Unidos.


Aunque está estudiado que la radiación afectó a un área de 50.000 metros cúbico de terreno sobre una superficie de cuarenta hectáreas actualmente valladas, lo cierto es que las intenciones del Gobierno americano eran trasladar, en principio, 6.000 metros cúbicos.

En opinión del investigador José Herrera, en Palomares queda aún diseminado por el subsuelo un kilo de plutonio del atómico siniestro. Se presenta, por tanto, este Kerry como el mejor amigo de Palomares, como el último clavo al que agarrarse tras más de 50 años de declaraciones en los periódicos en los que se han consumido bosques enteros de papel pero sin una sola solución.



Hace un lustro se avanzó por parte de las autoridades españolas que la limpieza conjunta y su traslado reportaría unos gastos de 500 millones de euros y se habló de hacer una nueva carretera de Palomares a Cartagena para su traslado y envío por barco a la instalación nuclear de Arizona. ‘El acuerdo de la guitarra', con la irrupción de Trump, quedó en papel mojado y quizá sea el momento de secarlo. 


NI UCD, ni PP, Ni PSOE
Ni un euro en los Presupuestos Generales del Estado, que están a punto de aprobarse, se ha destinado a la limpieza de Palomares, a pesar de que desde hace años hay aprobado un Plan de Rehabilitación por parte del Ciemat. Ni UCD, ni PSOE ni PP se han preocupado, en sus respectivos años de gobierno en solventar uno de los mayores problemas de contaminación radiológica de Europa.supuestos Generales del Estado, que están a punto de aprobarse, se ha destinado a la limpieza de Palomares, a pesar de que desde hace años hay aprobado un Plan de Rehabilitación por parte del Ciemat. Ni UCD, ni PSOE ni PP se han preocupado, en sus respectivos años de gobierno en solventar uno de los mayores problemas de contaminación radiológica de Europa.

 

Temas relacionados
Contaminación Accidente de Palomares Cuevas del Almanzora

para ti

en destaque