Vera

Los vecinos de la zona naturista lanzan un SOS ante el imparable avance del mar

El agua devora 3 metros de playa al año y los vecinos anuncian una denuncia contra Costas

Una de las zonas afectadas de Vera Playa.
Una de las zonas afectadas de Vera Playa. La Voz

Los vecinos de la zona naturista de Vera Playa llevan meses dando la voz de alarma. El mar avanza implacable llevándose consigo una parte cada vez mayor de playa e incrementando así el peligro de inundación en la zona.


Es lo que asegura la asociación ‘Veraplayazul’ que se refiere a “un informe pericial” en el que “se constata el peligro actual de inundación de una parte de la costa de Vera como consecuencia de la erosión del litoral”.

Con un avance del mar de “tres metros por año sin contar con la elevación del nivel del mar”, la playa ha visto como se ha reducido su espacio de forma acelerada, lo que desde la asociación achacan a “una mala planificación” y la posterior “paralización del ‘Proyecto de Regeneración de las playas de Vera desde la desembocadura del río Almanzora hasta el Puerto de Garrucha’. En su primera fase, el proyecto supuso la construcción en 2007 de dos espigones que han supuesto la pérdida de 35 metros de playa en la zona afectada.

Desde este colectivo recuerdan que “las viviendas se sitúan a 20 metros del mar cuando el estudio concluye que la fuerza de las olas en ese punto puede, en cualquier temporal, llevar el agua hasta los 30 metros playa adentro”.


Denuncia
Doce años después, la segunda fase del proyecto duerme en un cajón de Costas. Al contrario que los vecinos, que no “pegan ojo” porque se sienten con el agua al cuello, aparte de no poder disfrutar de la playa por la falta de espacio, lo que se hizo aún más evidente en la anterior campaña veraniega como consecuencia de las distancias que impone la Covid-19.

Veraplayazul, la asociación de vecinos mayoritaria en el litoral de Vera “no comprende la actitud impasible de Costas ante tal amenaza”, no cumpliendo ni con los plazos ni con las obras ni con los aportes extraordinarios de arena comprometidos, que se demuestran inútiles porque son disueltos por los temporales.

Con más de 10.000 vecinos asociados, Veraplayazul presentará una denuncia administrativa ante el Departamento Provincial de Costas en Almería, aportando la información a su disposición. Una denuncia que “supone un SOS para los 7 kilómetros de litoral al sur del segundo espigón. Dado que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico mantiene su silencio, los vecinos toman la palabra”, advierte el colectivo.

Sostenible



Ante la paralización y el peligro evidente que supone la actual situación de una gran parte de la playa nudista, uno de los emblemas de Vera, la asociación de vecinos Veraplayazul exige que, de forma inmediata, se redacte con el estudio de impacto medio ambiental y salga a información pública el desarrollo de la segunda fase, que necesariamente debe contemplar una solución definitiva y sostenible desde la perspectiva medio ambiental, incorporando una partida en los próximos Presupuestos Generales del Estado.

De igual modo desde ‘Veraplayazul” animan al resto de organizaciones vecinales y vecinos particulares “a enviar quejas a Costas denunciando su desidia y abandono, que supone un riesgo evidente para los cientos de vecinos que se concentran en la primera línea de la playa afectada”.


150 metros menos
Veraplayazul recordado también que “hace ahora tres años que lanzó su primer grito de alarma a Costas para que actuara, que hizo amago de recuperar la segunda fase del proyecto de regeneración, pero se quedó en una intentona que el tiempo y los distintos temporales se han ocupado de agravar y sacar a la luz”.

El paralizado proyecto pretendía solucionar un problema que, en números, supone la reducción de 150 metros de la playa en los últimos 65 años como consecuencia de, principalmente, la disminución de los aportes de sedimentos del río Almanzora tras la construcción de una presa para evitar inundaciones y el cañón submarino de Garrucha, por donde se pierden las arenas arrastradas por la corriente litoral, que se podría evitar de haberse construido el gran espigón de 200 metros junto al puerto de Garrucha, previsto en la 2ª Fase.


“En vez de aliviar el problema, los dos espigones construidos en 2008 en Palomares y junto al hotel naturista han descarnado el resto de la playa, especialmente en su zona contigua, que se ve adelgazada a 20 metros”, lamentan.

El temporal de 2016 aprovechó esta distancia para inundar varias viviendas y llevar el miedo a los habitantes de primera línea, lo que a ojos de la asociación demuestra “los efectos perversos de paralizar el proyecto o de no ejecutar una solución global para toda la playa”. Así, la solucióntal y como se comprobó ese mismo año no pasa por aportaciones de arena porque los temporales las borran de un plumazo.

Veraplayazul, que solicitará una reunión con Costas y también ha trasladado su malestar al Ayuntamiento de Vera, no descarta realizar “todo tipo de acciones para defender las condiciones de vida de los habitantes del litoral veratense, así como el entorno y el medio ambiente”.

 

Temas relacionados
Playas de Almería

para ti

en destaque