Cabo de Gata

Las playas de Aguamarga, San José y Las Negras tendrán aforo máximo de bañistas

En el momento de máxima ocupación podrá haber 368, 372 y 104 personas, respectivamente

La playa de Aguamarga  podrá acoger un máximo de 368 personas.
La playa de Aguamarga podrá acoger un máximo de 368 personas. Archivo La Voz

El Ayuntamiento de Níjar ha aprobado en el Pleno de este lunes los planes de contingencia de las playas, adaptando los dispositivos previstos para la temporada de verano al Decreto-ley de 11 de mayo, por el que se establecen medidas urgentes y extraordinarias relativas a la seguridad por el Covid-19.


La alcaldesa de Níjar, Esperanza Pérez, ha asegurado que “por nuestra parte ya está todo listo, preparado tal y como se ha programado desde las distintas administraciones que han dado las indicaciones relativas al Covid, y en lo que se refiere al control de aforos se ha hecho con las tablas estandarizadas a este respecto”.


Así, en Aguamarga, 368 personas, como máximo, podrán estar al mismo tiempo en la playa; 372 tendrán cabida en la ensenada de San José o 104 en la playa de Las Negras en el momento de máxima ocupación.


La administración regional ha previsto 38 vigilantes para el “vasto” frente de costa de Níjar y, según ha recordado Pérez, “a partir de ahí, la supervisión de esos aforos y la distancia social de las personas en las playas dependerá de la propia responsabilidad de los bañistas y de los vigilantes de la Junta de Andalucía, que tendrán esa función informativa”.



En playas urbanas

Además, el Ayuntamiento ha planteado que las playas urbanas de Níjar, enclavadas en el parque natural de Cabo de Gata, se dividan por unidades de convivencia de 18 metros cuadrados para cinco personas, que no podrán ser ocupadas de nuevo hasta que se haya limpiado de nuevo la arena, bien en horario de noche, bien entre las 14,30 y las 17,00 horas, periodo en el que se puede decretar el cierre para la desinfección.


El Ayuntamiento de Níjar plantea, asimismo, establecer el acceso a la playa "con reserva previa", lo que condiciona al comportamiento de los usuarios y la eficacia en las medidas de control, y va a habilitar plataformas digitales que informarán del estado de su aforo para disuadir a los usuario si está completo.


Las células de convivencia que asegurarán el distanciamiento social, que en principio no estarán señalizadas con elementos físicos ya que "la ubicación del usuario en cada elemento de sectorización será dirigido por el servicio de protección civil", estarán configuradas en grupos de un máximo de 12 y entre ellas se harán pasillos de circulación de seis metros.


El plan de contingencia ante la Covid-19 para las playas urbanas nijareñas estipula que la playa permanecerá abierta en horario diurno, de 09,30 a 21,00 horas y que podrá cerrarse también a lo largo del día para limpieza y desinfección al tiempo que deja abierta la puerta a establecer "horarios de uso si la evolución de la situación lo exigiera".


La limpieza de la arena se hará, según el documento aprobado, haciendo especial hincapié en la retirada de residuos orgánicos e inorgánicos. Será realizada con maquinaria especifica de limpieza de playas con sistemas de cribado y tamizado de la arena que garanticen la mayor eficacia en la recogida de pequeños residuos, mínimo una vez al día.


Con respecto a los accesos, que estarán controlados por Protección Civil y "agentes de la autoridad", el Ayuntamiento de Níjar no descarta establecer un sistema de reserva previa y contempla, en el caso de ser necesario, que los "usuarios sean acompañados por personal del servicio de protección civil que les indicará la célula de convivencia asignada".


El plan de contingencia acuerda, asimismo, que los servicios de vigilancia estarán equipados con sistemas de megafonía, tanto fijos como móviles, para pasar consejos de seguridad permanentemente, y móviles para dirigirse a grupos concretos para evitar acercamiento entre los trabajadores y usuarios, y advierte que el "incumplimiento de las normas de utilización de la playa supondrá la expulsión de los usuarios incumplidores y la imposición de sanciones administrativas".


Además de fijar una franja de seis metros de ancho junto a la línea de agua "para los paseos por la orilla", Níjar insta a que los usuarios ubiquen los objetos personales, toallas, tumbonas y elementos similares "de modo que se garantice un perímetro de seguridad de dos metros con respecto a otros usuarios".


En las playas nijareñas se va a permitir el uso de duchas y lavapies al aire libre "con un refuerzo de su limpieza" aunque con hidrogel que el usuario "deberá usar para desinfectar los grifos" y también de los aseos con ocupación máxima de una persona.


Para el seguimiento de las medidas, el Ayuntamiento de Níjar ha dispuesto, asimismo, que se designe un responsable-coordinador para la playa "que será el encargado de vigilar el cumplimiento".


"En caso de incumplimiento de algunas de las medidas mencionadas deberá inmediatamente ponerlo en conocimiento de la autoridad competente de protección civil que valorará las medidas a adoptar y todos los días redactará un informe de seguimiento del que dará traslado a la concejal delegada responsable de las playas", concluye el plan.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería