Vera y Mojácar reabren sus mercadillos semanales con novedades sanitarias

El mercado veratense cambia de ubicación y se celebrará en el Paseo de Miguel de Cervantes

Foto de archivo del mercado de Vera.
Foto de archivo del mercado de Vera. La Voz

Uno de los eventos que desaparecieron con la crisis sanitaria y el decreto del estado de alarma y que poco a poco están volviendo a las calles de los municipios son los mercadillos semanales. Si uno de los pueblos del  Levante almeriense como Los Gallardos fue de los primeros de la provincia en celebrar su particular mercado bajo las nuevas recomendaciones sanitarias, ahora se han sumado otras localidades como Pulpí (este miércoles), Huércal-Overa, Vera y Mojácar.


En el caso del municipio veratense, éste reabrirá su popular mercadillo de los sábados este próximo fin de semana teniendo en cuenta que de momento "sólo se permitirán puestos de alimentación y el aforo se limitará a un 25% de los puestos habituales o autorizados y una afluencia de público inferior a un tercio del aforo habitual". Para ello, el Consistorio ha tenido que reubicar el emplazamiento del mercado, ya que en las calles y espacios donde se celebra actualmente no es posible cumplir con las nuevas medidas de distanciamiento social, ni se puede garantizar que la afluencia de personas no supere el aforo permitido según la fase de desescalamiento y tampoco permite que se puede hacer una distribución lineal de los puestos evitando, que en una calle, los puestos queden unos enfrente de otros, separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros, con una separación mínima de 2.5 metros entre los laterales.


Por lo tanto, a partir de este sábado el mercado se instalará provisionalmente, en el Paseo Miguel de Cervantes, un espacio con gran amplitud que permitirá ir adaptando paulativamene las normativas de las distintas fases de desescalada según se vayan autorizando por el Gobierno. Por ahora los puestos se colocarán entre la calle Cuatro Caños y calle Don Ramón Orozco, en ambos sentidos.



El Ayuntamiento ha preparado una señalización especial para los accesos y las salidas, contemplándose 2 zonas de acceso y salida, que estarán delimitados y señalizados, contando con control de aforo, situados en la calle Cuatro Caños y en la calle Don Ramón Orozco. En los dos accesos se colocarán a disposición de los clientes dispensadores de gel hidroalcohólico, también se facilitarán mascarillas, guantes y se darán indicaciones sobre la obligatoriedad de uso si se considerará necesario.


En cuanto el aforo, se delimitará la zona del mercado con vallas y cintas para marcar de forma clara los limites del espacio, para que se pueda controlar la entrada y salida de gente evitando las aglomeraciones e impidiendo el acceso desde cualquier punto, excepto por las entradas habilitadas. En las entradas habilitadas se instalarán dispositivos electrónicos de control de aforo para controlar el acceso y salida de gente, para que se pueda garantizar que la afluencia de personas no supera el aforo permitido.


El alcalde de Vera, José Carmelo Jorge Blanco, ha mantenido varias reuniones con representantes de los comerciantes ambulantes y el Jefe de la Policía Local, con el objetivo de presentar la propuesta del calendario para el  reinicio escalonado de la actividad del mercado semanal, junto a las medidas higiénico sanitarias, de limpieza y desinfección y de control del aforo previstas.


Mojácar
En cuanto a los municipios que ya han disfrutado de su primer día de mercadillo tras dos meses sin hacerlo se encuentran Pulpí y Mojácar. Ayer miércoles, el mercadillo de Mojácar volvió a la plaza del Rey Alabez, aunque siguiendo las instrucciones gubernamentales sólo se instalaron los puestos de alimentación y siempre bajo las pertinentes medidas de seguridad.


Los vecinos fueron acercándose de manera escalonada y en orden para hacer sus compras. Aunque no hubo aglomeraciones, el goteo de visitantes fue constante a lo largo de toda la mañana. El Ayuntamiento de Mojácar dispuso a dos miembros de Protección Civil que entregaban mascarillas a quienes se acercaban sin ella para hacer sus compras, ya que su uso es obligatorio. Del mismo modo desinfectaban las manos de todos los compradores y advertían de la necesidad de no tocar los alimentos ya que los vendedores se las entregarían en su correspondiente bolsa, así como mantener las distancias de seguridad.


Es cierto que no todos los puestos que acostumbraban a hacerlo acudieron a esta primera cita pero no faltó la verdura, los caramelos y los pollos asados. María Luisa Pérez, concejala de Seguridad Ciudadana, estuvo junto a los miembros de Protección Civil toda la mañana, informando a los vecinos de las novedades en la visita al mercadillo y resaltó, una vez más "el comportamiento ejemplar" de los vecinos de Mojácar y su compromiso y colaboración para mantener a la localidad libre de contagios.

 

Temas relacionados
Los Gallardos Compras Estado de alarma Policía Local Mascarillas Pulpí Vecinos Mercadillos Huércal-Overa

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque