La comarca de Nacimiento clausura las escuelas de verano de Diputación

Más de 300 alumnos de siete municipios participaron en la última jornada de este programa anual

Foto de familia de los alumnos, monitores, padres y representantes institucionales en la jornada de clausura.
Foto de familia de los alumnos, monitores, padres y representantes institucionales en la jornada de clausura. La Voz

Cerca de 300 alumnos de siete municipios, coincidiendo con el fin del mes de julio, participaron el pasado miércoles en el Encuentro de las Escuelas de Verano de la comarca del Río Nacimiento que impulsa cada año la Diputación Provincial de Almería. Un evento en el que la diputada de Bienestar Social, Ángeles Martínez, acompañada por los alcaldes de los municipios de la comarca, así como monitores y padres, participó en esta especial jornada de convivencia que estuvo marcada por el carácter lúdico-festivo y familiar.


De este modo, el Paraje ‘La Merendica’ de Abla fue el escenario en el que se reunieron los alumnos de las Escuelas de Verano de los municipios de Abla, Abrucena, Fiñana, Gérgal, Nacimiento, Olula de Castro y Las Tres Villas. Una jornada de convivencia y diversión que incluyó juegos acuáticos en la piscina, pintura de cara, globoflexia, pompas, juegos tradicionales (comba, elástico, bolos, el pañuelo, manzanas en el agua, cucharas en la boca, búsqueda del tesoro, chocolate inglés), así como un desayuno saludable a base de frutas preparadas por cada aula.


Convivencia que se cerró con las actuaciones que prepararon cada una de las escuelas de verano y con una actuación conjunta en la que participó todo el alumnado, así como las autoridades presentes.


Además, se realizó una exposición de los trabajos realizados durante el mes de julio y de las pancartas en las que quedaron reflejados los valores trabajados durante este verano: solidaridad, convivencia y ciudadanía

Más solidaridad

Durante el acto de clausura, Ángeles Martínez quiso poner como ejemplo la unión que existe en esta comarca que, cada año, se reúne para hacer una convivencia entre todos los alumnos de las Escuelas de Verano. Asimismo, destacó que este año las escuelas han realizado todas sus actividades teniendo como eje inculcar la solidaridad, la convivencia y la ciudadanía entre todos los participantes.

Beneficios económicos y laborales

Otro aspecto beneficioso a resaltar de estos proyectos sociales, como serían las Escuelas de Verano, es la creación de empleo temporal para los jóvenes. Así, durante este verano, han contratado a al menos de 200 monitores en la provincia para desarrollar este programa. Asimismo, Diputación apoya la labor de este servicio con una financiación de 100.000 euros que permite ayudar a las familias y municipios que suman unos 3.300 usuarios. 


“Este año celebramos 69 Escuelas de Verano en toda la provincia en la que participan más de tres mil niños y, para celebrarlo, hemos organizado una gran fiesta con todos los niños que participan en las Escuelas de Verano de esta comarca. Este proyecto lo que pretende es ofrecer una alternativa lúdico-educativa y facilitar la conciliación de las familias almerienses. Además, hemos incidido en la vertiente educativa para aprovechar, mediante el juego, la adquisición de conocimientos y valores fundamentales para el desarrollo de su autonomía personal y de la sociedad en su conjunto”, explicaba la diputada de Bienestar Social.

En toda la provincia

Las Escuelas de Verano que organiza la Diputación Provincial cada año consisten en un recurso socioeducativo que se desarrolla durante el periodo estival con el objetivo de favorecer la integración social y el desarrollo personal de los menores participantes. Además, contribuye a la conciliación de la vida familiar y laboral apoyando a las familias trabajadoras en el cuidado y educación de sus hijos. Todo ello gracias a que el programa está dirigido a la atención de los menores de la provincia con edades comprendidas fundamentalmente entre los 3 y 12 años, aunque dependiendo de las necesidades, en algunos municipios la edad se amplía hasta los 14 y 16 años.


Así pues, como apuntaban fuentes de la propia Institución Provincial, este verano se han desarrollado un total de 69 Escuelas de Verano repartidas por los distintos municipios de los 13 Centros de Servicios Sociales Comunitarios. Su objeto ha sido apoyar a las familias trabajadoras en el cuidado y educación de sus hijos, además de favorecer la integración y participación social de los menores con actividades de carácter social, educativo, deportivo, cultural, lúdico y medioambiental.


En este sentido, cabe destacar que las actividades que se han realizado durante este verano han sido muy variadas, pero siempre compartiendo un carácter lúdico, formativo y educativo para el fomento de hábitos saludables con distintos talleres y excursiones. Además, el horario, de forma general, suele ser de 9 horas a 14 horas, con posibilidad de ampliar los servicios de aula matinal y comedor en aquellos municipios que así lo han solicitado.


Por otro lado, insisten, la duración suele variar en función de necesidades de la población, siendo lo habitual entre uno y dos meses y, en algunos casos, hasta el comienzo del curso escolar.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería