Alerta ante un nuevo corte del agua del Negratín para este verano

Los regantes advierten sobre la falta de alternativas ante la previsible escasez de lluvias

Javier Serrano, presidente de Aguas del Almanzora ayer en la Cadena SER.
Javier Serrano, presidente de Aguas del Almanzora ayer en la Cadena SER. La Voz

La historia se repite pese a que desde hace años se conocen tanto las razones como las posibles soluciones. El Levante almeriense y el Almanzora se enfrentarán a un nuevo corte del agua del trasvase Negratín-Almanzora salvo que en los próximos dos meses el nivel de lluvia acumulada supere los registros de años anteriores; algo poco probable.


Las previsiones sitúan en mitad de agosto la fecha en la que se cortaría de el agua para el trasvase del Negratín, usada tanto para el campo como para el abastecimiento humano en localidades. Una situación que no es nueva y que es el resultado de las escasas lluvias, que hacen que los niveles de agua embalsada se reduzcan hasta el 30% de su capacidad o incluso desciendan de este porcentaje, momento en el que se corta el suministro.


Llamamiento
Los regantes ya han pedido en años anteriores soluciones y alternativas por este motivo. Demandas que han sido escuchadas e incluso respondidas por las instituciones con compromisos que no se han materializado. “Queremos hacer un llamamiento a los agricultores y expresar nuestra indignación y cabreo porque este tipo de situaciones se repita sin soluciones”, aseveró ayer en la SER  Javier Serrano, presidente de Aguas del Almanzora, encargada de la explotación del trasvase.


Serrano no entiende cómo contando con la “colaboración” de los regantes, desde las instituciones no se han cerrado alternativas que garanticen el agua. Más bien todo lo contrario. Lamenta que incluso se hayan encontrado con un descenso de las posibilidades para asegurar los cultivos y el abastecimiento de agua. En este sentido, recordó el abandono de la desaladora situada en Cuevas del Almanzora e inservible desde las inundaciones de 2012.


Debido a este incidente que sigue sin solucionarse, se le permitió a la explotadora del trasvase acceder al agua de la desaladora de Carboneras aunque esta opción tampoco parece válida ya para el Gobierno central. “Desde hace un año nos dejaron de suministrar el agua y nos dijeron que había que cumplir unos requisitos. Se sacaron de la manga el tema de una concesión que no hay en ningún sitio de Almería y nos cortaron el agua. Ahí tenemos la desaladora de Carboneras semiparada con capacidades de producir agua”, denuncia. 


Una situación “totalmente incomprensible a ojos de cualquier ciudadano” siempre que haya “sobrante” una vez que se cumplan las prioridades de abastecimiento. Más allá de las desaladoras, otra solución sería habilitar “unos pozos de emergencia para abastecimiento en el Alto Almanzora, en una zona que no está en peligro de sobreexplotación”, tal y como ya han solicitado a la Junta.


Sin iniciativas
Los principales afectados se muestran desamparados ante la falta de iniciativas por parte de las instituciones pese a que “colaboramos desde siempre” para que “se vayan resolviendo”. Sin embargo, a la hora de la verdad se encuentran con un laberinto de obstáculos administrativos y burocráticos. “Se supera un obstáculo  y aparece otro... y así. No sabemos si es que es verdad que es imposible o si nos toman el pelo. Tanto una cosa como la otra nos parece grave y no lo podemos consentir”, advierte Javier Serrano, quien no descarta repetir movilizaciones como la concentración de protesta celebrada años atrás. Total, la situación (al igual que los motivos) sigue siendo la misma.


Antes de llegar a este extremo, los regantes esperarán “a ver cómo se mueve la Administración”. Serrano asegura que, al menos, la Junta de Andalucía “se lo ha tomado bastante en serio” con “iniciativas e intentando colaborar”. El tiempo, mientras tanto, sigue corriendo. “Nos jugamos mucho. No descartamos nada”, advierten.


Problemas para el abastecimiento humano
Los problemas en el caso de que se produzca el corte del agua proveniente del Negratín no perjudicarían tan sólo a regantes y agricultores. El agua para abastecimiento humano correría un serio peligro en localidades del Almanzora como Albox u Olula del Río, que dependen del Negratín para el abastecimiento de agua apta para el consumo. Otros municipios del Levante también se verían afectados aunque en menor medida, ya que dispondrían de fuentes alternativas.


“Esto afecta a todo el mundo”, subraya el presidente de Aguas del Almanzora, Javier Serrano. Además, esta incertidumbre perjudica sobremanera al campo. “Se empiezan a reducir cultivos, no se sabe si plantar o no...” añade antes de lamentar la “incertidumbre” en una industria “relacionada con clientes europeos y con todo un sistema productivo”.

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería