Vera

Actuaciones en la entrada este y en Vera Playa para evitar inundaciones

La inversión para mejorar las infraestructuras en caso de lluvias supera los 200.000 euros

El alcalde y el concejal supervisando las obras.
El alcalde y el concejal supervisando las obras. La Voz

El Ayuntamiento de Vera ha comenzado la ejecución de las obras para la evacuación de las pluviales en la zona Natsun de Vera Playa y la mejora en el acceso este de Vera dónde se ubica la sede de Galasa.


Estos trabajos para la canalización de aguas pluviales en la zona de Vera Playa han comenzado con una inversión cercana a los 113.000 euros y según el concejal de Hacienda, Alberto Clemente van a solucionar “los continuos problemas de inundaciones que sufre el área en épocas de lluvias torrenciales, especialmente entre los meses de septiembre a noviembre”. La empresa mixta ‘Coudeur’, encargada de los trabajos, dispondrá de un máximo de tres meses para finalizar las obras.


La poca  pendiente  de  las  calles  y  la  falta de red de pluvial, a lo  que se  suma la fuerza del agua  con lodo que es arrastrado procedente de la zona de Pueblo Salinas, y que a través de la avenida de El Salar inunda esta zona, hacen que cuando las precipitaciones son medianamente fuertes se aneguen viviendas y sótanos, además de hacer intransitables las calles como consecuencia del volumen de agua acumulado y del barro que se forma en aceras y calzadas.


Obras en el acceso
Por otro lado también se ha puesto en marcha una doble intervención con una inversión cercana a los 100.000 euros en el acceso este de Vera, en la zona donde se ubica la sede de Galasa, ya que esta zona, según el Consistorio, sufre “graves inundaciones cada vez que llueve” y que hacen que sea “intransitable” el acceso a viviendas y establecimientos, además de ocasionar graves daños por entrada de agua.


Con el objetivo de disminuir la acción del agua, se van a mejorar las salidas existentes con limpieza y marcaje de cunetas, el asfaltado de la zona de la rotonda y la instalación de dos depósitos de tormentas de 400.000 litros de capacidad que almacenarán el agua de lluvia pudiéndose reutilizar para riego, baldeo u otros propósitos según las necesidades del Consistorio de este municipio del Levante almeriense.


Según el alcalde, Félix López, esta situación  “se  repite  cada  año  entre  tres  y  cuatro  veces, lo que obliga al Ayuntamiento a las labores de limpieza, reparación de firmes y en definitiva la  restitución del estado original de las vías públicas, además del daño que se ocasiona a propiedades privadas y el  perjuicio a las personas que  habitan estas zonas. Cada vez que el Ayuntamiento interviene  después  de cada lluvia torrencial, el coste es muy alto”.


 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.