‘La hija’: la maternidad y sus instintos según un magistral Martín Cuenca

La nueva película del almeriense se preestrenó en el Cervantes en la apertura de Fical

Irene Virgüez, Enrique Iznaola, Manuel Martín Cuenca, Sofian El Benaissati y Elena Sánchez, este viernes en el Cervantes.
Irene Virgüez, Enrique Iznaola, Manuel Martín Cuenca, Sofian El Benaissati y Elena Sánchez, este viernes en el Cervantes. La Voz
Evaristo Martínez
00:31 • 17 nov. 2021 / actualizado a las 00:45 • 20 nov. 2021

¿Qué pesa más: el instinto maternal de una mujer que no puede tener hijos o el de una primeriza adolescente que se descubre como madre cuando no quería serlo? Es una de las preguntas que sobrevuelan ‘La hija’, el sexto largometraje de ficción de Manuel Martín Cuenca (Almería, 1964) que anoche se proyectó en el Teatro Cervantes una semana antes de su llegada a salas comerciales españolas. Un filme que aterrizará en la cartelera avalado por la excelente acogida de la crítica en festivales como los de Toronto, San Sebastián y Sevilla y que este viernes, en la jornada inaugural del Festival Internacional de Cine de Almería (Fical), volvió a golpear a los espectadores. 


Rodada íntegramente en localizaciones de Jaén a lo largo de las estaciones, ‘La hija’, quizás la obra más perfecta de la filmografía del director almeriense, echa a andar por los derroteros del drama doméstico (una pareja que no puede tener hijos acoge a una adolescente embarazada, fugada de un centro de menores, a cambio de que ella les entregue a su bebé cuando nazca) para oscurecerse por el camino con el color del thriller europeo hasta desembocar en un climático, intenso, seco y brillante final. Incluso milagroso, por cómo la fuerza de la naturaleza (tan presente ya en ‘La mitad de Óscar’, filmada en Almería) irrumpe para perfilar y aupar a su inesperada (anti)heroína en su viaje sin retorno.  


Reflexión sobre la maternidad y la (im)posibilidad de domar los instintos primarios, tema recurrente en su obra, ‘La hija’ está rodada con la habitual precisión del cineasta almeriense, que suele acercarse a sus personajes bajo una mirada aséptica que en ocasiones impide ver cómo bullen sus pasiones interiores. Algo de lo que aquí no se le puede acusar: este cuento perverso, apoyado en una sorprendente y llena de matices banda sonora de Vetusta Morla, toca el alma como la nana que arrulla al espectador desde la pantalla.



Estrenar en casa

Manuel Martín Cuenca trajo ‘La hija’ hasta Almería con dos de sus protagonistas, los jóvenes Irene Virgüez y Sofian El Benaissati. Junto a ellos, Enrique Iznaola, director de Fical, y la presentadora de TVE Elena Sánchez, acercaron el filme al público que llenó el Cervantes.



Emocionalmente, es importante para mí estrenar mis películas en Almería”, confesó por la mañana, durante una rueda de prensa, el director de ‘Caníbal’ y ‘La flaqueza del bolchevique’, filme que le impidió dormir, recordó, la noche previa a su estreno al saber que la verían sus padres y amigos.


Si en su ópera prima descubrió a María Valverde, en ‘La hija’ presenta a Irene Virgüez Filippidis, que rodó el filme cuando solo tenía 14 años. “Estos jóvenes”, dijo también refiriéndose a Sofian El Benaissati, son “el futuro del cine español”. Una pareja novel que en la cinta se bate con dos grandes, Javier Gutiérrez y Patricia López Arnaiz. “Me gusta que haya buen ambiente, pero también interacción, competencia y que nadie se descuide durante el rodaje”, señaló sobre esa mezcla de edades.


‘La hija’, escrita por Manuel Martín Cuenca con Alejandro Hernández a partir de una historia de Félix Vidal, se estrenará en cines de la mano de la distribuidora Caramel Films el próximo viernes 26 de noviembre. “En este tiempo vamos a seguir peleando por la película antes de llegar a las salas”, manifestó el director. 


Durante su comparecencia en el Patio de Luces de la Diputación, Martín Cuenca animó a la gente a disfrutar de la experiencia de consumir cine en un cine. “Siempre digo que si alguien no quiere ver nuestra película, vea otra. O que vaya al teatro, que salga, que viaje. No os quedéis en casa dándole al botón, eso no es lo humano”, reflexionó.


También eludió clasificar 'La hija' en un género concreto. “Dicen que es un drama con aire de thriller, sobre todo por el final, pero eso corresponde decirlo a la crítica, a los periodistas. No pienso en géneros sino en una historia que me atrape. No hacemos cine por tener éxito o ganar dinero, que por supuesto es algo que queremos, pero eso no es el motor, no es lo que te lleva a estar dos o tres años levantando una película o afrontando una pandemia”, dijo.


De hecho, la irrupción del coronavirus obligó a parar el rodaje: fue la segunda película española que se detuvo por la situación sanitaria y la primera que volvió a rodar. “El 8 de mayo [de 2020] ya estaba otra vez en Jaén viendo localizaciones”, desveló Martín Cuenca, quien se definió además como un director tan “inconsciente” como “curioso”.




Temas relacionados

para ti

en destaque