Nuevo Audi AQ2. el SUV compacto para los amantes de la conducción deportiva

Motor 2.0 TFSI con 221 kW (300 CV), de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos

La fase de preventa del nuevo Audi SQ2 empezará próximamente en VERA IMPORT, concesionario de AUDI , con un precio para el SUV deportivo que parte desde 52.600 euros; las primeras entregas están programadas a principios de 2021.


El SUV compacto deportivo recibe un diseño renovado. Gracias en gran parte a los nuevos grupos ópticos y paragolpes, el nuevo Audi SQ2 ofrece una apariencia más llamativa, mientras que los nuevos servicios Audi connect y los sistemas de asistencia hacen que su conducción resulte más relajada. También ofrece mejores prestaciones: el 2.0 TFSI con 221 kW (300 CV) acelera al SQ2 de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos. Gracias a la tracción quattro y a la suspensión deportiva S, la potencia se transmite de forma eficaz y controlada a la carretera.


Desde su debut hace dos años, el SQ2 se ha forjado su propio nombre como un vehículo con carácter. Se trata de un SUV compacto deportivo para conductores que valoran el diseño, la versatilidad para el uso cotidiano y el dinamismo. Las cifras hablan por sí solas: de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos, con una velocidad máxima de 250 km/h.




Motor deportivo y versátil en plena forma: el 2.0 TFSI




El 2.0 TFSI tiene una cilindrada de 1.984 cm3, y es un motor deportivo muy polivalente, que se utiliza en muchos modelos de la marca de los cuatro aros. En el Audi SQ2 rinde una potencia de 221 kW (300 CV) y un par máximo de 400 Nm, que se mantiene constante entre 2.000 y 5.300 rpm. El cuatro cilindros turboalimentado ofrece una respuesta al acelerador inmediata y su sonido se hace más rotundo a medida que sube de revoluciones, gracias en gran medida a las mariposas instaladas en el sistema de escape.


Para mejorar la entrega de potencia y la eficiencia, el 2.0 TFSI cuenta con un gran número de sofisticadas tecnologías. El Audi valvelift system (AVS) modifica el recorrido de las válvulas de admisión en dos niveles según sea necesario, optimizando de esta forma el ciclo de carga, especialmente en el rango de funcionamiento a bajas revoluciones. La mejora del flujo de gases de escape que mueve el turbocompresor permite una respuesta ágil y una contundente capacidad de empuje. El avanzado sistema de gestión térmica controla el flujo del refrigerante, y el colector de escape integrado en la culata contribuye a que el motor alcance su temperatura rápidamente, lo que permite activar en una fase temprana los sistemas de tratamiento de los gases de escape. El Audi SQ2 cumple con los límites establecidos por la normativa de emisiones Euro 6 AP.


Seguridad y placer de conducción: la tracción quattro y el S tronic de siete velocidades


La caja de cambios S tronic de siete velocidades es de serie en el SQ2. Tiene relaciones cortas y deportivas en las primeras marchas, mientras que la séptima velocidad cuenta con un desarrollo largo para reducir el consumo de combustible. El conductor puede elegir que la rapidísima transmisión de doble embrague cambie de marcha en los modos D o S, o hacerlo de forma manual. Si se selecciona el modo efficiency en el sistema de conducción dinámica Audi drive select, el motor se desacopla de la transmisión cuando el coche avanza por inercia.


La tracción quattro proporciona al nuevo Audi SQ2 un plus de estabilidad y dinamismo. Su embrague multidisco de accionamiento electrohidráulico distribuye con suavidad el par entre los dos ejes. En caso de que se produzca una pérdida de tracción en el eje delantero, el embrague se encarga de redirigir el par hacia las ruedas traseras en apenas unos milisegundos. El SQ2 está equipado con la última generación del embrague multidisco, que presenta muchas mejoras que contribuyen a aumentar la eficiencia; por ejemplo, en los rodamientos y en el suministro de aceite. La bomba es accionada por un motor eléctrico sin escobillas de bajo desgaste. El conjunto del embrague es alrededor de un kilogramo más ligero, lo que se debe, en gran parte, a que la unidad de control está integrada en la propia carcasa.




El placer de conducción que proporciona la tracción quattro contralada electrónicamente se mantiene al mismo nivel. Durante la conducción deportiva el embrague puede dirigir parte del par al eje trasero y, de este modo, favorecer la agilidad al girar el volante. El sistema de gestión permite giros precisos durante los cambios de carga y proporciona el máximo control cuando se conduce sobre superficies con bajo coeficiente de adherencia. El control selectivo del par complementa a la tracción quattro, realizando pequeñas intervenciones en los frenos de las ruedas interiores al trazar una curva, que son las que soportan menos carga.


Carácter dinámico: la suspensión y la dirección


El tren de rodaje deportivo S del Audi SQ2 reduce la altura de la carrocería en 20 milímetros. La dirección progresiva, que forma parte del equipamiento de serie, ofrece una relación más directa a medida que aumenta el ángulo de giro del volante. Esto hace que el SQ2 resulte aún más ágil al maniobrar, tanto en el tráfico urbano como al circular por carreteras con curvas cerradas.


El equipamiento de serie del SUV compacto deportivo también incluye el sistema de conducción dinámica Audi drive select, que permite elegir entre los programas “auto”, “confort”, “dynamic”, “efficiency” e “individual”. Interviene sobre la dirección, el cambio S tronic, el motor y otros sistemas. El conductor puede ajustar el Control Electrónico de Estabilización (ESC) al modo off-road pulsando un botón.


El Audi SQ2 equipa de serie llantas de 18 pulgadas con neumáticos 235/45. La gama de llantas de Audi y de Audi Sport GmbH también incluye la posibilidad de elegir diferentes diseños de 19 pulgadas con neumáticos 235/40 (de serie con el paquete exterior SQ2). Los frenos cuentan con discos de 340 milímetros de diámetro en el eje delantero, y de 310 milímetros en el trasero; las pinzas lucen el logotipo S, y pueden ir pintadas en color rojo.


Fuerte carácter: el diseño exterior


Con un diseño aún más expresivo, que combina líneas angulosas y redondeadas, el Audi SQ2, que tiene una longitud de 4,21 metros, irradia carácter. La parrilla Singleframe octogonal es ahora más baja y cuenta con unos listones que interpretan el motivo poligonal presente en todo el coche. Entre la parrilla y el capó hay unas estrechas hendiduras, mientras que unos embellecedores pintados en color plata selenita bordean las grandes entradas de aire.


Los faros LED son de serie. Como alternativa, el Audi SQ2 puede equipar los faros Matrix LED. Un módulo compartido aloja siete LEDs individuales, lo que permite controlar el haz de luz de carretera de forma inteligente para iluminar con la mayor luminosidad posible sin deslumbrar al resto de vehículos. Otros diez diodos emisores de luz, instalados detrás de los componentes ópticos de forma romboidal, generan la luz de circulación diurna; mientras que siete LEDs independientes se destinan a los intermitentes dinámicos. De serie, los grupos ópticos traseros también son de LED; cuando se instalan los faros Matrix LED, estos incluyen también los intermitentes dinámicos. En este caso, tanto los faros delanteros como los pilotos traseros presentan una secuencia de luz dinámica al abrir o cerrar el coche.


La actualización de diseño del Audi SQ2 también afecta a las carcasas de los espejos retrovisores en óptica de aluminio, los faldones laterales, el alerón del borde del techo y los blades en el pilar C. El paragolpes trasero, con motivos pentagonales, varía el patrón de diseño del faldón delantero. La inserción en el difusor enmarca cada una de las dos salidas de escape. La capacidad del maletero puede variar entre 355 y 1.000 litros, en función de la posición del respaldo de los asientos traseros.


La paleta de colores para la carrocería incluye diez posibilidades de elección; opcionalmente, los embellecedores pueden ir pintados en color de contraste gris Manhattan. Los blades de los pilares C están disponibles en plata selenita (de serie), en el color de la carrocería, gris Manhattan, gris platino y negro brillante. Con el paquete de estilo negro, tanto la parrilla Singleframe como las rejillas de las entradas de aire y el difusor están pintados en negro brillante, y los paragolpes presentan un acabado en pintura de contraste. El paquete exterior SQ2 también aplica el color negro a las carcasas de los espejos retrovisores, a los blades de los pilares C y a los embellecedores de las salidas de escape, además de añadir un contorno especial al alerón situado en el borde del techo, y logotipos quattro en las puertas.


Tonos oscuros y materiales sofisticados de alta calidad: el interior


Como en todos los modelos S de Audi, el interior del SQ2 se caracteriza por el acabado en tonos oscuros y las superficies de muy alta calidad. El techo es de color negro y los paneles de las puertas son de un nuevo material muy agradable al tacto. Los pedales y el reposapiés son de acero inoxidable y las molduras de los umbrales de las puertas cuentan con iluminación e incorporan el logotipo S. La pantalla muestra una animación específica S cuando se pone en marcha el motor.


El equipamiento de la versión más deportiva del Audi Q2 está agrupado en paquetes. Existen cuatro posibilidades para la tapicería y los colores del interior. Los clientes pueden elegir entre una combinación de tela y cuero (de serie), cuero Nappa fina -con un patrón de rombos como opción- y una tapicería que combina cuero y Dinamica, un nuevo material de microfibra realizado a partir de tejido y botellas PET recicladas, con aspecto y tacto de gamuza, que sustituye a la Alcantara. Los asientos están adornados por bandas y costuras en contraste, disponibles en gris roca, negro y rojo magma. La inserción decorativa retroiluminada es una opción única en el segmento.


Controles, pantallas, paquetes y equipamiento


El Audi SQ2 incluye de serie el MMI Navegación plus, el audi parking system delantero y trasero, la cámara de marcha atrás, el control de velocidad (tempomat), el dispositivo de alarma antirrobo, el climatizador automático, el volante deportivo multifunción y los asientos deportivos. Los elementos opcionales más destacados se integran en los paquetes de climatización, confort, función, interior, infotainment, dinamismo y sistemas de asistencia. En lo referido a controles e infotainment destacan el Audi virtual cockpit con un modo de visualización deportivo


El sistema de infotainment de alta gama lleva a bordo los servicios de Audi connect con un módulo de conexión LTE plus; un punto de acceso Wi-Fi permite a los pasajeros conectar sus dispositivos móviles. Los servicios emergency call & Service y remote & control de Audi connect son novedad, y forman parte del equipamiento de serie. Permiten al propietario, por ejemplo, bloquear el vehículo o comprobar el nivel de combustible de forma remota utilizando un teléfono móvil a través de la aplicación gratuita MyAudi. El Audi smartphone interface es de serie, mientras que el Audi phone box y el sistema de audio Bang & Olufsen Premium Sound System completan las opciones de infotainment.




Aún más seguridad en carretera: los sistemas de asistencia al conductor


El Audi SQ2 también está a la vanguardia en su segmento en lo referido a sistemas de asistencia al conductor. El Audi pre sense front es de serie. Este sistema contribuye a la hora de prevenir o mitigar las consecuencias de posibles accidentes en los que se vean involucrados peatones, ciclistas u otros vehículos que circulen por delante.


El asistente de crucero adaptativo, que puede ayudar al conductor en muchas situaciones con la aceleración, la frenada y el mantenimiento en el carril, se suma ahora a los sistemas opcionales. Para mantener el guiado lateral, el conductor solo tiene que tocar suavemente el volante capacitivo que forma parte de este asistente, lo que es una indicación para el sistema de que sigue prestando atención. En combinación con el reconocimiento de señales de tráfico basado en una cámara de vídeo, el asistente de crucero adaptativo se encarga de la deceleración del vehículo en determinadas situaciones, como por ejemplo ante una señal de límite de velocidad o al llegar a una población. Tan pronto como finaliza la limitación temporal o la zona de velocidad restringida, el SQ2 acelera de nuevo automáticamente para recuperar la velocidad de crucero. El asistente al aparcamiento, que realiza la maniobra de forma automática, es otro de los sistemas opcionales.



 

Temas relacionados
Audi

para ti

en destaque