La antigua Librería Picasso se convertirá en un club

El promotor Carlos Hernández Montoya aprovechará su céntrica ubicación en la ciudad y abrirá en abril

El inmueble da a la calle peatonal de Reyes Católicos
El inmueble da a la calle peatonal de Reyes Católicos
Manuel León
11:27 • 14 ene. 2015

El local de la antigua Librería Picasso, situado en la calle Reyes Católicos, esquina Minero, se convertirá en unos dos meses en un nuevo Restaurante Club en el centro de la ciudad. Conservará el nombre de Picasso y su emblema es un sofá chester de color rojo. El céntrico inmueble, sobre una calle peatonal, es propiedad de la familia Mateos Romero, herederos de los antiguos propietarios de la confitería La Dulce Alianza, quienes aún conservan la propiedad del local en el Paseo de Almería.

En esta vivienda vivió Isabel Mateos, hija del fundador de la emblemática pastelería almeriense, Miguel Mateos Hernández.

En 1976, el empresario Manuel Peral, junto a un grupo de militantes del Partido Comunista, alquilan el local para abrir una librería con sala de exposiciones. Allí estuvo la Picasso hasta el traslado a su ubicación en la acera de enfrente de la misma calle en 2006, 30 años después. Desde entonces, el edificio ha estado cerrado hasta el proyecto actual que promueve la sociedad Picassobar Almería cuyo administrador único es Carlos Hernández Montoya y apoderados solidarios Yolanda Martínez Sánchez y Ramón Molina Puertas.
La compañía se constituyó en marzo de 2014 con un capital social inicial de 20.000 euros.


Movimientos de mercado
Las obras, realizadas por la constructora Laboro, comenzaron esta Navidad y su finalización está prevista para el próximo mes de abril. El director de obra es Juan Alvarez Gómez y el interiorismo corre a cargo de Refugio Blanco. El arquitecto es José Ignacio Tadeo Castelo y el aparejador Rafael Burgos Castelo. La calle Reyes Católicos es una de las que ha experimentado en los últimos años, desde su peatonalización, un mayor vigor comercial, con establecimientos a ambos lados de la vía, hasta desembocar, pasando por la calle Rueda López, en la vía de Navarro Rodrigo donde se ubica la sede de la Diputación.

La nueva normativa sobre alquileres de renta antigua ha provocado el cierre de establecimientos con la actualización de mensualidades pero también ha animado a arrendadores a poner en el mercado locales que han permanecido sin uso durante años. Hay más aperturas y cierres, en general, porque hay un mayor movimiento en el mercado.





Temas relacionados

para ti

en destaque