Pena de muerte para la gamba roja almeriense

Bruselas aplicará recortes a la principal ganancia de los pescadores de la provincia

La consejera Carmen Crespo y representantes del sector pesquero ayer en Bruselas.
La consejera Carmen Crespo y representantes del sector pesquero ayer en Bruselas.
Manuel León
23:13 • 13 dic. 2021

A tenor de los recortes -sin prisa pero sin pausa- que Bruselas asesta desde hace tres años a las capturas pesqueras de la provincia todo apunta a que el corazón de Europa quiere acabar con la pesca de bajura almeriense. Al menos así lo piensa el sector con datos en la mano, quienes alegan a que los dictámenes europeos están basados en informes científicos desfasados y sin tener en cuenta la realidad económica y social de los puertos de Almería y de los del resto del Mediterráneo. 


Ayer se celebró en Bruselas una cumbre del Consejo de Pesca de la Unión Europea en el que, con lentos y complicados avances en las negociaciones, el espíritu es el de  decretar una nueva amputación del 7,5% a las capturas actuales en el Mediterráneo, que es como si lloviera sobre mojado: el sector ya ha visto recortadas las pesquerías casi un 20% en los dos años anteriores.


La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta, Carmen Crespo, junto al almeriense José María Gallart, como representante de los armadores andaluces, aguardan las deliberaciones comunitarias y darán hoy información crucial para los pescadores almerienses desde el Hotel NH de Bruselas.



El golpe principal a los intereses pesqueros almerienses es el que se le pretende infringir a la gamba roja o rayao, la especie más cotizada en las lonjas de la provincia y paladín de la gastronomía almeriense.


La propuesta del comisario europeo, Virginijus Sinkeviçius, es la de limitar a 872 toneladas sus capturas en el Mediterráneo (Total Admisible de Capturas, TAC), en torno al 10% menos que ahora. Además, la idea es que en este Plan Plurianual europeo, los recortes sigan aumentando en capturas y en días de faena.



De la gamba roja viven directamente 43 barcos en la provincia e indirectamente todo lo que mueve el sector  pesquero en barrios capitalinos como Pescadería y en municipios como Carboneras, Adra y Garrucha, éste último donde la gamba es el santo y seña de su economía. A ello se le añade lo que tiene el marisco fresco autóctono como reclamo turístico para la provincia dentro de las cartas de bares y restaurantes. En lo que va de año se han capturado  88,5 toneladas de gamba roja en los puertos almerienses por un valor en lonja de 4,5 millones de euros y a un precio medio de 44 euros el kilo. 



Temas relacionados

para ti

en destaque