Almería aún resiste para pagar la cuantía de las pensiones

Es la provincia española con mayor número de cotizantes por pensionista

Sede de la Tesorería de la Seguridad Social en el barrio de Cortijo Grande (Almería)
Sede de la Tesorería de la Seguridad Social en el barrio de Cortijo Grande (Almería) La Voz
Antonio Fernández 23:27 • 14 jun. 2021 / actualizado a las 07:00 • 15 jun. 2021

Los almerienses están entre los muy pocos españoles que tendrían asegurado en este momento el cobro de sus pensiones, si no fuera por la ‘caja única’ del sistema de prestaciones de la Seguridad Social, que no hace distinción del origen de las prestaciones que aporta cada provincia.


Esto es así en base al Informe España 2050, elaborado por un centenar de expertos, y publicado por el diario económico Cinco Días, para tratar de vislumbrar cómo evolucionará la sociedad y la economía española en las próximas décadas. Y la cosa pinta mal porque el número de cotizantes por cada pensionista se ha reducido de forma notable.


No llega
Ese informe indica que en la actualidad España se sitúa en el entorno de 1,95 cotizantes por cada pensionista. Almería destaca por ser la provincia española con la tasa de aportaciones más elevada de todo el país, 2,75 cotizantes por pensionista, igualada en esa primera posición del ránking nacional con Madrid.



De hecho forma parte del selecto ‘club’ de provincias en las que esa tasa de cobertura de las pensiones públicas se coloca por encima de los 2,5 afiliados a la Seguridad Social, que son sólo cuatro: Almería, Madrid (ambas con 2,75 cotizantes por pensionista, Huelva con 2,59 y Murcia, que raspa esa cifra con 2,47 cotizantes. A ellas hay que sumar las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta.


Poca cobertura
Pero si esas cuatro provincias y dos ciudades autónomas son los ‘campeones’ de esa proporción entre los cotizantes a la Seguridad Social y perceptores de pensiones públicas, hasta 13 provincias españolas se sitúan por debajo de uno y medio por pensión, cantidad netamente insuficiente para poder que el sistema de prestaciones sea equilibrado en cuanto a ingresos y gastos.



Almería tiene una nómina de pensionistas que ya supera los 92.000 perceptores, de los cuales la inmensa mayoría son personas con más de 65 años. En torno a un nueve por ciento de los perceptores son extranjeros, fundamentalmente ciudadanos europeos, mientras que la pensión de viudedad supone algo más del 30 por ciento de todas las que se pagan anualmente a cargo de la Seguridad Social.


Preocupación
Los expertos que han elaborado el informe sobre las pensiones y su futuro alertan de los riesgos derivados de la disminución del número de cotizantes en relación con una población jubilada que sigue creciendo en los últimos años y que lo hará aún más durante las tres próximas décadas.


Las provincias con una situación más dramática son, pero este orden, las de Orense, que no llega ni a un cotizante por pensionista (0,95), Lugo, con 1,04 cotizantes), Zamora (1,19), León (1,12), Ávila (1,3), Salamanca (1,47), Palencia (1,47), La Coruña (1,44), Pontevedra (1,45) y Asturias (1,2).


La amenaza final que se deriva de ese bajo índice de afiliados ‘cotizantes’ al sistema público de la Seguridad Social es importante y la solución tendría que pasar necesariamente por un fuerte aumento de los niveles de ocupación; es decir, más trabajadores dados de alta para sostener el modelo. El problema es que puede que ni así se llegue a equilibrar el déficit, salvo que haya además una mejora global de los salarios y, por tanto, de las cotizaciones.


Salario bajo, pensión baja
Si hay un dato que puede resultar inquietante para los almerienses es que sus pensiones están a la cola en cuantía en el conjunto del país. Sólo algunas provincias gallegas y extremeñas están en ese escalón más bajo en el que se encuentra Almería.


El último informe publicado sobre este tipo de prestaciones indica que la pensión media de los almerienses está en 785 euros mensuales frente a los 865 euros que cobran de media el conjunto de los pensionistas andaluces.


Un sector en el que se manifiesta la brecha que persiste entre los hombres, que cobran de media algo más de mil euros mensuales, y las mujeres que apenas superan los 700 euros.


La causa de esas bajas prestaciones no es otra que el nivel salarial de los trabajadores de Almería, uno de los más bajos del conjunto de provincias españolas.


Temas relacionados

para ti

en destaque