Un grupo de Canadá podría quedarse con los Carrefour

En la provincia pasarían a ser Couche-Tard dos centros en la capital, Gran Plaza, Copo y Vícar

Tienda de Carrefour Marquet en el Paseo de Almería.
Tienda de Carrefour Marquet en el Paseo de Almería.

El inicio de las conversaciones de compraventa de Carrefour por Couche-Tard, el gigante canadiense de los supermercados, ha caído como una bomba en el sector mundial de la distribución alimentaria. La noticia -adelantada por la agencia Blomberg- ha hecho que el Gobierno francés se ponga en guardia y trate de aclarar cuáles son los planes de la multinacional norteamericana. No en vano, Carrefour es una insignia gala en el negocio alimentario con 12.300 centros en 30 países y 320.000 empleados. 


Para la provincia de Almería el terremoto no sería de muchos grados, puesto que sería cuestión de cambiar de marca, como tantas otras veces, aunque, como siempre, con novedades. El análisis para Almería de esta posible compraventa de tamaño planetario hay que situarlo en el hecho de que en la provincia operan cinco centros de Carrefour: el hipermercado de la Avenida del Mediterráneo, la tienda de Carrefour Marquet, en el centro del Paseo de Almería, el híper Gran Plaza de Roquetas y el del Copo, en El Ejido más un Carrefour Mini en Vícar.


Estos centros son ahora el complemento al liderazgo que mantiene desde hace años la compañía Mercadona en la provincia con 33 centros y 1.300 empleados. Carrefour no llega a tanto como la enseña de Roig, pero es la primera cadena de la provincia en el segmento híper. Carrefour ha consolidado en los últimos meses un notable abastecimiento de productos locales -entre ellos la fruta y hortaliza de Almería- que no se  sabe si sería secundado por la cadena canadiense que aspira a pisarle los pies al líder mundial Waltmart.



Los poderes de Couche-Tard, fundada en 1980 y con sede en el territorio francófono de Quebec, son 22.000  centros y 109.000 empleados, con fuerza en todo el continente americano y en Escandinava, pero totalmente desconocida en España. El paisaje de sus tiendas está incardinado en la cultura consumista americana: mucho grill para perrito caliente y hamburguesas para consumir incluso en asientos en los pasillos, bebidas frías en sus exclusivos vasos Polar pop o Sloche, amplia gama de cervezas, gasolineras a bajo precio, promociones ‘Todo a un dólar’ y loterías populares entre los clientes en el momento de la compra.


La tienda del Paseo por ejemplo pasaría así, en menos de un siglo, de La Oriental de Gervasio Losana a Simago, Continente, Carrefour y Couche-Tard.




 

Temas relacionados
Consumo Paseo de Almería Agroalimentación Compras Carrefour

para ti

en destaque