Los hoteles echan el cierre en la provincia

La campaña de verano no está garantizada para un sector que supone el 12% del PIB provincial

Hotel Playa Capricho en Roquetas, el último en cerrar de la cadena Senator.
Hotel Playa Capricho en Roquetas, el último en cerrar de la cadena Senator.

Ayer echó el cierre el último de los establecimientos turísticos almerienses abierto, el Hotel Playa Capricho de la cadena Senator en Roquetas de Mar. Quedaban tres o cuatro huéspedes alemanes tan solo que consiguieron finalmente vuelo, después de múltiples intentos, para regresar a su país, con la asistencia de la filial Viajes Rossell.


Junto al Playacapricho también han cerrado  el Playadulce y el Playasol. Finaliza así, con antelación la primera fase de la campaña turística almeriense justo cuando se aproximaba la Semana Santa. Ahora, el reto para el sector almerienses es poder salvar la campaña de verano, si se consigue controlar el Coronavirus y las autoridades levantan la suspensión temporal de la actividad. 


El sector ya tuvo su primera afección con la cancelación de los viajes del Imserso por parte del Gobierno Central y Almería fue una de las provincias damnificadas ya que era receptora de algunos de los paquetes turísticos en hoteles para los pensionistas de todo el país. 


Ahora están en juego muchas de las reservas anticipadas que han ido haciendo en los últimos meses para junio, julio, agosto y septiembre. 


Las empresas hoteleras, como la propia de Senator Hotels&Resort, de la familia Rossell, se han visto obligadas a presentar Expedientes Temporales de Empleo (ERTE) hasta que dure el Estado de Alarma. Senator es la principal cadena hotelera andaluza y cuenta en Almería con once establecimientos.


También han tramitado expedientes, por ahora, otras firmar hoteleras como Best Indalo, AC Torreluz, Hoteles y Garajes, Hotel Portomagno, Hotel Colonia, Hotel NH Almería y Hotel Elba en la provincia de Almería. Y serán más los que se sumen en los próximos días. 


En el caso de la provincia de Almería el turismo representa más de 12% del PIB y en los últimos años ha visto crecer el número de camas, tanto en el ámbito de establecimientos reglados como en los no reglados. 


La crisis del Coronavirus la sentirán sobre todo los principales destinos como El Toyo, Roquetas y Mojácar. Para la temporada turística de este año, las previsiones turísticas eran de un crecimiento del 8%. Otro de los golpes que sufrió el sector el pasado septiembre fue el de la quiebra de Thomas Cook, aunque se resintieron más otros destinos consolidados como Canarias y Baleares. 


El Consejo de Gobierno aprobó ayer en una sesión extraordinaria, dos planes para afrontar picos de contagios por coronavirus de 9.000 y de 15.000 casos, además de autorizar el inicio del proceso de medicalización de hoteles para "prevenir situaciones futuras".


"El Servicio Andaluz de Salud (SAS) tiene margen todavía y los hospitales no están colapsados, pero Andalucía quiere adelantarse y estar preparada", ha subrayado el consejero de Presidencia, Administración Pública e interior, así como portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. Respecto a los hoteles, por provincias, Sevilla contaría con 300, igual que Málaga, 75 en Jaén, 50 en Huelva, 200 en Granada, cien en Córdoba, cien en Cádiz y 50 en Almería.


Estas camas extras, entre residencias y hoteles, se pondrían a disposición de pacientes sin coronavirus pero ingresados o aquellos pacientes que están en su últimos días de recuperación.



 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería