2.000 millones de metros cúbicos más de gas argelino llegarán a El Alquián

Los accionistas del gasoducto almeriense prevén repartirse 130 millones de euros en dividendos

Las instalaciones de Medgaz desembocan en El Perdigal.
Las instalaciones de Medgaz desembocan en El Perdigal.

Los socios de Medgaz -la argelina Sonatrach y la catalana Naturgy (antigua Gas Natural y Unión Fenosa)- han alcanzado un acuerdo para ampliar en dos bcm (2.000 millones de metros cúbicos) el gas argelino que llega a la playa almeriense de El Alquián mediante gasoducto y que conecta con la red nacional de Enagás para ser comercializado en la Península. 


Supone este nuevo hito energético alcanzar los 10.000 millones de metros cúbicos que circularán por el tubo submarino hasta desembocar en la arena de El Perdigal. Este incremento gasista estará operativo en 2021 con una inversión de 67 millones de euros y permitirá a la compañía hispanoargelina repartirse un dividendo de 130 millones de euros anuales. El cien por cien de la capacidad está contratada hasta 2031 y ascendería 16 bcm anuales.


Naturgy, en alianza con el fondo de inversión norteamericano, Blackrock, acaba de alcanzar el 49% de Medgaz. El 51% está en manos de la empresa estatal argelina Sonatrach, una vez que ha salido del accionariado el fondo Mubadala de Abu Dabi, dueño de la petrolera Cepsa.


El proyecto Medgaz fue adjudicado en 2006 por el Estado argelino para llevar gas de los yacimientos del desierto a través del puerto de Beni Saf, cerca de Orán, hasta Almería. Tiene un periodo de concesión de 35 hasta -hasta 2041- prorrogable en 15 años más.



El tubo de Medgaz, que entró en operación en 2011, tras unas dificultosas obras de Ingeniería, mide 757 kilómetros bajo el agua. Durante la crisis económica, los accionistas originales de Medgaz vendieron sus participaciones para obtener liquidez. De esos inversores primigenios -Iberdrola, Endesa, Gaz de France, Cepsa y Sonatrach- solo permanecen en el accionariado del tubo submarino el último.


Los accionistas que vendieron su capital, sin embargo, han podido mantener el uso de la capacidad del tubo equivalente al de los paquetes accionariales que vendieron. En los últimos años, la demanda de gas natural en Europa ha experimentado un fuerte crecimiento. España ha triplicado su consumo desde 1995, según datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).


La compañía, que factura por encima de los 200 millones de euros, tiene razón social almeriense y en esta ciudad se encuentra la terminal de recepción, sus oficinas y sala de control. A través de su oficina en el Puerto encauza su actividad logística. Su actividad supone el 25% del gas que se consume en España.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería