La viróloga china que huyó tiene pruebas de que el virus salió de “laboratorio”

Li Meng-Yan trabajaba en Hong Kong y acabó refugiándose en Estados Unidos

La viróloga que huyó de China anuncia pruebas que demuestran que el coronavirus se hizo en un laboratorio.
La viróloga que huyó de China anuncia pruebas que demuestran que el coronavirus se hizo en un laboratorio. La Voz

Li-Meng Yan, la viróloga china que huyó del país asiático y se refugió en Estados Unidos tras advertir de la peligrosidad del virus, ha prometido que mostrará pruebas de que el coronavirus salió de un laboratorio. En unas declaraciones realizadas a la cadena ITV y recogidas por The Sun, Li-Meng Yan asegura que el virus procede "de un laboratorio en Wuhan".


"La secuencia del genoma es como una huella dactilar. Basándote en esto, puedes identificar cosas. Usaré estas pruebas para decirle a la gente por qué esto viene de un laboratorio en China, por qué son los que lo hicieron", dijo la doctora. "Cualquiera, incluso si no tiene conocimientos en Biología, será capaz de leerlo y de comprobar, identificar y verificarlo por sí mismo", asegura.


La doctora se encuentra desde abril en un lugar indeterminado de Estados Unidos, donde huyó temiendo por su integridad física. Li-Meng Yan fue una de las primera virólogas en investigar el Covid-19, desde diciembre de 2019. Cuando mostró todos sus descubrimientos a sus jefes de departamento estos no le tomaron en serio y le dijeron que "tuviera cuidado y fuera muy cautelosa".




Yan asegura que desde antes incluso de su huida, el Gobierno de Pekín busca destruir su reputación y les culpa de organizar un ataque contra ella en redes sociales para silenciarla.


La huida


Esta epidemióloga de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong planeó su huida al darse cuenta de que tenía que escapar y contar todo lo que sabía sobre el coronavirus y que su país no la dejaba. Yan asegura que el Gobierno chino sabía de la existencia y el peligro del nuevo coronavirus tiempo antes de anunciar oficialmente sobre el brote ocurrido en Wuhan. Relata, además, que sus superiores callaron y ocultaron su investigación sobre la Covid-19, cuyos hallazgos podrían haber ayudado a salvar muchas vidas.


"La razón por la que vine a Estados Unidos es porque tengo que contar la verdad sobre la Covi-19", dijo a la Fox. "Si hubiese contado mi historia en China hubiera terminado desaparecida o asesinada", afirma. Esta viróloga asegura que fue una de las primeras científicas del mundo en estudiar el coronavirus. Fue a finales de 2019 cuando recibió el mandato de un supervisor y consultor de la OMS, el doctor Leo Poon, que le ordenó llevar a cabo una investigación secreta cobre un nuevo coronavirus parecido al SARS, que había surgido en China a finales de ese año.

 

Temas relacionados
Coronavirus

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque