Un médico de Almería logra curar la diabetes con operación

Carlos Ballesta afirma que el tratamiento puede considerarse como el mayor avance médico del primer cuarto del Siglo XXI

Carlos Ballesta, especialista en operar la diabetes.
Carlos Ballesta, especialista en operar la diabetes.

Es una de esas noticias que los millones de pacientes de esa cruel enfermedad llamada diabetes esperan oír durante toda su vidas: la diabetes se puede curar con una simple operación.


En España el pionero y casi único especialista es un almeriense, Carlos Ballesta López. Su padre era de Huércal Overa, su madre de Arboleas y él se crió en esta última localidad del Almanzora hasta que los estudios y la profesión lo llevaron lejos de su tierra para seguir avanzando en su carrera.


La esperanza
Afirma sin tapujos que el tratamiento que lo ha hecho famoso es “ni más nim menos que un rayo de esperanza para los millones de personas que padecen esta enfermedad”. Y sostiene sin falsa modestia (y apoyado por la comunidad médica internacional), que “va a ser la gran aportación de la medicina en este primer cuarto del Siglo XXI, lo mismo que la cirujía laparoscópica lo fue al final del Siglo XX”.


Considera que para muchos afectados es como ver una luz al final del túnel “porque es una enfermedad muy dura; buena parte de los enfermos acaban ciegos, amputados y con afecciones en órganos, como corazón o riñón, que llegan a ser mortales”.




Un pionero en España
Hasta hace unos años la medicación (metformina) o la insulina eran las únicas posibilidades de tratar, que no curar, la enfermedad. Sin embargo en la actualidad la cirugía permite curar la diabetes tipo 2. para ello se realiza una operación que actúa sobre la zona del tubo digestivo donde intervienen todas las hormonas que inducen el metabolismo de la insulina.


Según explica Carlos Ballesta, los resultados de la cirugia de la diabetes “son extraordinarios” y afirma que “por cada punto que desciende la hemoglobina glicosilada en sangre desciende un 21% el riesgo de mortalidad relacionada con la diabetes, un 14% el riesgo de infarto, un 37% el riesgo de ceguera y un 43% el riesgo de amputación”.


El médico se inició en la cirugía laparoscópica para tratar a pacientes obesos, pero pronto descubrió que de esa forma se curaba en gran medida la diabetes y aquellas enfermedades del metabolismo que la acompañan “y que, tarde o temprano, van a producir la muerte o la incapacidad del que las padece”.


Hormonas digestivas  
El objetivo de la intervención es conseguir una modificación en la actuación de las hormonas digestivas que lesionan el páncreas y, como consecuencia, provocan la diabetes. “Esto se consigue desviando los alimentos para que no pasen por el estómago, duodeno-páncreas y primera parte del intestino, por eso recibe el nombre de bypass”. Si se actúa sólo sobre el estómago, realizando una banda gástrica la curación es del 50%, con un by-pass gástrico se obtiene hasta un 83% y con la cirugía metabólica, en la que Ballesta es pionera en España, llega hasta el 98% de los casos.


Afirma que en 48 a 72 horas el paciente es dado de alta y, lo más espectacular, “en unos días o semanas el paciente deja de ser diabético (no necesita insulina) y se curan las enfermedades asociadas a la diabetes en ojos, corazón o riñón, e impide que el páncreas se deteriore hasta destruirse, logrando una función pancreática normal, suficiente para su función metabólica”.


Carlos Ballesta fue el primero en la aplicación de esta técnica quirúrgica y en la actualidad todos los centros que realizan esta cirugía metabólica lo hacen utilizando la técnica que el implementó.


 

Temas relacionados
Sanitarios Arboleas

para ti

en destaque