Adiós a las monjas de la Casa de Nazaret

La Institución Benéfica Sagrado Corazón deja Almería y llegan Franciscanos de Cruz Blanca

La Casa de Nazaret cambia de manos.
La Casa de Nazaret cambia de manos.
Álvaro Hernández
22:16 • 11 sept. 2022

La religión y la solidaridad en Almería han cerrado un importante capítulo de su historia para iniciar una nueva etapa: la Casa de Nazaret, ese lugar en el que tienen un hogar los mayores que no tienen nada, cambia de manos.


Desde su apertura hace 50 años, la Casa de Nazaret ha estado gestionada por la Institución Benéfica Sagrado Corazón, una comunidad religiosa de monjas fundada por la Madre Rosario Vilallonga en el año 1947 y que a día de hoy tiene presencia en distintos puntos de Bilbao, Albacete, Sevilla, Granada y Bolivia. Y, hasta ahora, en Almería.


Sin embargo, el Consejo General de esta congregación le comunicó al obispo de la Diócesis de Almería, Antonio Gómez Cantero, la decisión de trasladar a las monjas instaladas en la Casa de Nazaret y dejar atrás este hogar para los más necesitados.



“ Mi preocupación ha sido encontrar una solución viable para que nunca se cerrara este hogar y seguir dando vida a las personas necesitadas”, explica el propio prelado en una carta en la que agradece su labor “tanto a la comunidad religiosa y al Patronato de la Casa, que junto a un nutrido grupo de voluntarios, han formado una gran familia en la que los más pobres han tenido un hogar y, desde la caridad que nace del Evangelio, han sido la luz que ha animado la acogida y el crecimiento de todos los que por ella han pasado”.


La solución viene de la mano de otra orden: la Congregación de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca, presentes en toda Andalucía menos en Almería (aunque cuentan con con vocaciones almerienses). fundará una comunidad en Almería y será la encargada de atender la Casa de Nazaret. 



“Ellos, que son ‘familia que acoge, acompaña y transforma’ según la intuición de su fundador, el hermano Isidoro Lezcano, sin duda continuarán esta labor junto con todos los voluntarios que les ayudarán generosamente”, afirma Gómez Cantero.


El sábado 17 de septiembre a las doce del mediodía, una misa en la Catedral despedirá a las hermanas de la Institución Benéfica Sagrado Corazón y, al mismo tiempo, darle la bienvenida a los hermanos Franciscanos de Cruz Blanca. 




Temas relacionados

para ti

en destaque