Policía Nacional investiga una estafa a la UAL en una factura de 477.000 euros

La UAL pagó una factura real a una empresa, pero los datos bancarios estaban alterados

Universidad de Almería
Universidad de Almería La Voz
Javier Pajarón 07:00 • 01 jul. 2022

El Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería asume la investigación de  una presunta estafa en el cobro fraudulento de 477.000 euros en una factura cargada a la Universidad de Almería. La UAL es víctima de un  engaño conocido como ‘man on the middle’, un mecanismo muy extendido en los dos últimos años sobre las relaciones de instituciones públicas y empresas.


La fórmula es sencilla. Las organizaciones criminales captan información  de los vínculos comerciales entre una entidad pública y una proveedora de servicios. Luego envían un correo electrónico con una imagen corporativa falseada y solicitan el pago de las facturas (con cantidades y conceptos reales) a una cuenta bancaria diferente a la habitual.
La víctima paga en el convencimiento de que satisface el servicio prestado por una empresa y luego se encuentra con la reclamación de la proveedora, que nunca recibió el dinero.


En este caso, las diligencias (fechadas en 2021) comenzaron con la denuncia de una empresa de telecomunicaciones en la Comisaría de la Policía Nacional en Fuencarral El Pardo (Madrid).  Un responsable de la mercantil alertó a las autoridades sobre la captación por parte de “desconocidos” de correos electrónicos entre la empresa y la Universidad de Almería sobre “el suministro de equipos de telecomunicaciones”.




La UAL recibió un correo con un nuevo número de cuenta y transfirió los fondos desde Cajamar hasta una oficina del Banco Santander en Elda (Alicante). En realidad, la receptora de los 477.000 euros no era la empresa informática sino una ciudadana afincada en la localidad alicantina de Sanet Negrals.


Según la investigación de la Policía Nacional, la cuenta había sido abierta de manera telemática y estaba a nombre de esta mujer, presuntamente convertida en ‘mula económica’ de la organización criminal. La Universidad de Almería se sumó a la denuncia como perjudicada en la estafa y, tras una discusión legal sobre la competencia, el Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería, cuyo titular es el magistrado David Villagrá, ha asumido las diligencias.

‘Mulas financieras’



No es la primera vez que se producen robos de estas características en la provincia. Los ataques informáticos del ‘man on the middle’ ha afectado al Ayuntamiento de Almería y a empresas del sector agrario, como adelantó LA VOZ.


La investigación choca con dos dificultades. Las actividades criminales se efectúan generalmente desde países del este de Europa y su persecución es compleja. Además, el rastro del dinero puede seguirse, pero su velocidad de transferencia hace remota su recuperación completa.




Los investigadores han identificado a la presunta ‘mula económica o financiera’ a la que estaba puesta la cuenta bancaria. Las bandas buscan a personas sin recursos que, en cierto modo, se sacrifican para conseguir extraer el dinero.


Estas personas saben perfectamente que serán descubiertas en cuanto se comprueba la transferencia, pero juegan con el tiempo a favor. Mientras los afectados descubren que el dinero no llegó, ellas se mueven para sacarlo y enviarlo a miembros de la organización criminal. 


Temas relacionados

para ti

en destaque