Nuevo paso para el tercer carril de la A7 de la capital a Aguadulce

Con un coste cercano a los 53 millones, el proyecto ya ha sido aprobado provisionalmente

Imagen con el tramo que estará en obras. Antes hay que licitarlas.
Imagen con el tramo que estará en obras. Antes hay que licitarlas. La Voz
Simón Ruiz 18:45 • 28 jun. 2022 / actualizado a las 18:51 • 28 jun. 2022

El tercer carril de la Autovía A7 entre la capital almeriense y la barriada roquetera de Aguadulce está más cerca de ser una realidad después de llevar 15 años el proyecto en los cajones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, antes llamado Ministerio de Fomento.

En concreto, el departamento que dirige Raquel Sánchez ha anunciado este martes que ya está aprobado provisionalmente el proyecto, que se extenderá desde el enlace 429, en Aguadulce, y el enlace 438, ya en el término municipal de Almería capital.

Desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se ha precisado que, tras esa aprobación provisional, se someterá el proyecto al trámite de información pública, lo que implica su anuncio en el Boletín Oficial del Estado.

Destacan fuentes de ese departamento ministerial en un comunicado que con esta actuación, cuantificada inicialmente en 52,8 millones de euros, "se mejorará la capacidad y la seguridad vial mediante la construcción de un tercer carril en ambos sentidos de circulación", entre los citados enlaces 429 y 438.

La longitud del tramo objeto del estudio, según su definición geométrica entre los citados enlaces, es de 9,46 kilómetros, si bien en el proyecto original se llegó a plantear un tercer carril en la A7 desde el término municipal de Vícar al de Viator.

Tal y como se destacaba desde la edición digital de La Voz de Almería hace unas semanas, en las hemerotecas se acumulan páginas de ocho años de promesas por parte de los gobiernos de Mariano Rajoy (PP), José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Pedro Sánchez (PSOE) respecto al tercer carril de la A7 entre los municipios de Roquetas de Mar y Almería.

Hay que remontarse a noviembre de 2020, hace más de año y medio, para conocer las últimas novedades de una infraestructura de la que empezó a hablarse en el Congreso de los Diputados en 2007.

En la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana dos almerienses debatieron sobre los retrasos que acumula el proyecto, en fase de redacción desde septiembre de 2018 con la formalización del contrato con Consultrans SAU y Grupo TC6 Ingeniería SL. Esos dos almerienses fueron los diputados Juan José Matarí Sáez (Partido Popular) y Sonia Ferrer (Partido Socialista).

Reprochaba Matarí que en los Presupuestos del Estado solo se consignaron 100.000 euros para la redacción del proyecto. Es la misma cantidad que aparece en los PGE para el año en curso, el 2022. “Este proyecto, que incluso llegaba hasta Viator, se puso en marcha en 2007 con el Gobierno de Rodríguez Zapatero”, incidía el representante del PP.

El parlamentario popular añadió que llegaron a presupuestarse para las obras 11 millones de euros entre 2018 y 2020. El PSOE pidió incluso al Ejecutivo de Rajoy que ese tercer carril se ejecutara desde El Ejido hasta Viator, a lo largo de 43 kilómetros.

Desde el Partido Socialista han acusado al anterior Ejecutivo del PP de no haber preparado el trámite ambiental. Y es precisamente ese trámite el que está ralentizando el desarrollo de esta ansiada infraestructura para la provincia de Almería.

A los pocos días de ese ‘encontronazo’ parlamentario entre Matarí y Ferrer, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico publicó en el Boletín Oficial del Estado el informe de impacto ambiental del tercer carril en cada calzada de la A7 entre el enlace 429 (Roquetas-Vícar) y el 438 (Almería capital).

El trazado pasará por espacios protegidos (zonas especiales de protección) por la Red Natura 2000. “El proyecto puede afectar directamente a 76 ejemplares de la especie de flora arto, catalogada como vulnerable”. Y apuntan también a una especie protegida denominada azafrán del Cabo. Así las cosas, desde el departamento que dirige Teresa Ribera se consideraba necesario “el procedimiento de evaluación ambiental ordinaria del proyecto ya que se prevén efectos adversos significativos sobre el medio ambiente”.






Temas relacionados

para ti

en destaque