Almería responde al SOS de un enfermo de cáncer ‘sin familia’

La Asociación Española contra el Cáncer y Las Tres Villas ofrecen ayuda a José García

José García, en el hospital donde aún se encuentra ingresado.
José García, en el hospital donde aún se encuentra ingresado. M.C.
Miguel Cabrera
20:00 • 28 may. 2022

A José García se le iluminaba la cara y sonreía este sábado con una fugaz mirada de esperanza cuando este periódico le informaba de que la Asociación Española contra el Cáncer en Almería había iniciado con urgencia las gestiones para ayudarle y de que el Ayuntamiento de las Tres Villas también ha planteado la posibilidad de que pueda ingresar en  su nueva residencia, pendiente de inauguración. 


Después de casi dos meses ingresado en un hospital de la capital con un cáncer de estómago terminal, este policía nacional retirado de 87 años había acudido a La Voz como último recurso para lanzar una llamada de auxilio, y ante la triste convicción de que no solo está “solo en la vida” porque ni su ex mujer ni sus cuatro hijos tienen relación con él, sino porque dice sentirse también “abandonado por la sociedad”. 


José pedía en principio ayuda para poder trasladarse a una residencia o a su propia casa, siempre que pudiera contar con alguien que le atienda, puesto que su enfermedad le ha hecho perder mucha movilidad y no puede manejarse por sí solo, aunque no necesita de atención médica hospitalaria.



El problema es, como planteaba, que no cuenta con suficientes recursos para trasladarse a una residencia, puesto que aunque tiene una pensión de unos 1.300 euros, debe pagar más de una tercera parte a su mujer, de la que está divorciado desde hace 25 años. 


Actuación urgente Pero tras la publicación de su historia, la Asociación Española contra el Cáncer en Almería ha decidido adoptar todas las medidas en su mano para intentar ayudarle de forma urgente. Según ha podido saber este periódico, la asociación se ha puesto en contacto con la dirección del hospital donde se encuentra José y sus trabajadores sociales ya se han puesto manos a la obra, al igual que ha hecho un amigo y abogado del enfermo. 



Un portavoz de la asociación en Almería ha manifestado que se están estudiando todas las posibilidades y todos los medios posibles de ayuda, aunque en principio se considera que la más viable sería que José se trasladara a su casa, donde podría contar con el acompañamiento de voluntarios de esta organización y con la atención médica y personal que ofrecen los servicios sociales a través de programas de dependencia. 


Pero esta no ha sido la única iniciativa que ha surgido ante la desesperada situación de José, puesto que el Ayuntamiento de Las Tres Villas también está estudiando la posibilidad de que pudiera ingresar en su nueva residencia, aunque habría que esperar a su inauguración, prevista en un plazo de una o dos semanas, según fuentes municipales.



La alcaldesa, Virtudes Pérez, ha manifestado a La Voz que según el pliego de condiciones por el que una empresa gestionará el centro, que contará con 88 plazas, 36 de ellas concertadas con la Junta, el Ayuntamiento dispone de varias plazas para personas sin recursos. Virtudes Pérez reconocía haberse sobrecogido por la historia “de desamparo” de este hombre. 


Como ha informado este diario, José no solo pedía ayuda para trasladarse a su casa o a una residencia, sino que también suplicaba a sus familiares que fueran a verle antes de morir, y manifestaba sobre todo que quería conocer a sus nietos.


"Quiero despedirme de mi mujer"

Aunque parezca increíble, José García ni siquiera sabe exactamente cuántos nietos y bisnietos tiene porque desde que se separó de su mujer, a finales de los años 90 del pasado siglo, perdió también todo contacto con sus cuatro hijos (tres hijas y un hijo). 


José reconoce su parte de culpa por esta separación con su familia y les ha pedido perdón repetidamente  a través de este diario, al mismo tiempo que les ha rogado que vayan a verlo para poder conocer también a sus nietos y bisnietos, aunque de momento no ha recibido respuesta.


 “Estos días me he puesto en contacto con mi cuñado para intentar despedirme de mi mujer, aunque sea por teléfono, aunque lo que más desearía es ver a toda mi familia por última vez”, dice todavía en el hospital en que está ingresado.


Temas relacionados

para ti

en destaque