El coronel Jorge Montero se perfila como jefe de la Guardia Civil en Almería

El actual mando en Salamanca es el mejor colocado para sustituir a Arturo Prieto en Almería

Jorge Montero, en una imagen de la Junta de Castilla y León
Jorge Montero, en una imagen de la Junta de Castilla y León La Voz

La Dirección General de la Guardia Civil ultima el relevo en el mando de la Comandancia de Almería  tras la marcha del general Arturo Prieto Bozec a la Comunidad Valenciana, donde ostentará el liderazgo de la VI Zona. El principal candidato para asumir la jefatura de la Benemérita en la provincia de Almería es el coronel Jorge Montero Llácer, actualmente destinado en la Comandancia de Salamanca.


Montero acaba de ascender al empleo de coronel y se perfila como el próximo mando de la Comandancia de la Guardia Civil en Almería, aunque la decisión de Interior todavía no es oficial.  Su nombre estaba en las quinielas tras el ascenso de Arturo Prieto y su perfil gusta en Madrid por su experiencia en puestos de responsabilidad en Lleida y Salamanca como comandante y teniente coronel respectivamente.


Según datos oficiales de la Dirección General, el coronel Jorge Montero Llácer es natural de Burriana (provincia de Castellón) y ha desempeñado diferentes cargos en destinos como la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Valencia o la la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Madrid.




Montero Llácer ingresó en la Academia de Oficiales de la Guardia Civil de Madrid en 1990 y tres años después obtuvo su empleo de Teniente y fue destinado a la Línea de Vera de Bidasoa en la Comandancia de Navarra. Cuenta con numerosas condecoraciones militares, civiles y policiales, entre las que destacan las Cruces con Distintivo Blanco del Mérito de la Guardia Civil, la Cruz del Mérito Aeronáutico con Distintivo Blanco y la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo.


A finales de 2012 tomó posesión como nuevo jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Lleida y en el verano de 2015 se incorporó a la dirección de Salamanca. En Almería tendría que afrontar un escenario de operaciones totalmente distinto, muy marcado por la amenaza del narcotráfico a gran escala y la presión migratoria desde la ruta argelina, que ha obligado a reconfigurar los servicios marítimos y de puestos costeros en el Levante. También encararía peculiaridades de la seguridad en la provincia de Almería como las enormes explotaciones agrícolas de Níjar y Poniente.



 

Temas relacionados
Seguridad Guardia Civil Tribunales

para ti

en destaque