Almería resiste la ola de calor por la presencia de las brisas marinas

Las previsiones mantienen la alerta por temperaturas de más de 40 grados en zonas del interior

Mapa de temperaturas.
Mapa de temperaturas. La Voz

Aunque poco a poco el calor ha ganado en intensidad, y probablemente lo seguirá haciendo hasta este próximo lunes, se puede decir que Almería y, en general, las zonas del litoral y prelitoral de la provincia se han salvado de una ola de calor generalizada en todo el país que está dejando máximos históricos en varias zonas.


El porqué de esa situación responde al hecho de que durante los dos primeros días de la ‘ola’ los cielos han estado cubiertos de nubes de condensación que han hecho un efecto parasol y han evitado que el nivel de insolación sea tan alto y por tanto la tierra no acumule un exceso de temperatura.


Esa nubosidad de escasa entidad, pero persistente, que incluso ha dejado algunas gotas de lluvia en momentos puntuales y de muy irregular distribución, ha sido ayudada en su función parasol por la calima en las zonas de costa y por la presencia en la atmósfera de polvo sahariano arrastrado por las nubes.



Calima y polvo 

Finalmente, tal y como ocurriera en la ola que pasó por todo el territorio nacional en julio, Almería se ha visto beneficiada por el alivio que representan las brisas marinas, el mejor amortiguador para las altas temperaturas. Esas brisas, procedentes evidentemente del mar, llegan cargadas de agua y de ahí los altos niveles de humedad en el ambiente; a cambio, en la capital y las zonas litorales del Poniente y el Levante se ha producido una contención de entre tres y cuatro grados con respecto a las máximas previstas por los servicios oficiales y particulares de meteorología.



La evolución La actual ola de calor, que se puede calificar como tal debido básicamente a su persistencia, empezó a mostrar sus credenciales el pasado miércoles, sobre todo en las comarcas del interior de la provincia. Ese día El Saltador registró la máxima provincial con sus 40 grados. Por detrás, entre los 38 y los 39, localidades como Alhama o Abla.


Por encima de los 35 grados muchos otros núcleos del interior provincial como Fiñana, Laujar de Andarax,Albox, Tahal, Chirivel, Tabernas, el Aeropuerto de Almería, Topares o municipios tan elevados como el de Bayárcal.


El apretón

El jueves y ayer viernes los registros fueron en aumento, tal y como había anunciado Eduardo Romay, del colectivo almeriense de analistas climáticos Cazatormentas, que ya advertía que a medida que fueran pasando los días las temperaturas irían creciendo hasta alcanzar sus cotas máximas el domingo, quizá hasta el lunes.


El jueves ya se alcanzaron e incluso superaron en unos pocos puntos del interior los cuarenta grados, casos de El Saltador, Albox, Alhama, Níjar, Abla, Tabernas, Huércal Overa o Fiñana. Incluso la capital se alzaba con cerca de 28 grados, a pesar de la presencia de las brisas.


En aumento

Ayer los cuarenta grados ya eran una temperatura común en gran parte del interior provincial, con registros próximos a los 42 en algunos de los municipios que días anteriores habían registrado las máximas de la provincia.


Lo esperable, según comenta Romay, es que esa tendencia se mantenga en los dos o tres próximos días porque el calor y la insolación van en aumento y las noches, también muy cálidas, no permiten que se disipe, así que hoy y sobre todo mañana se pueden alcanzar en la provincia registros muy elevados, próximos a lo que podría ser calificado como máximas históricas.


Calor pues en aumento que sólo respetará algo a las zonas de costa aunque, tras la evolución de los últimos días, y si desaparecen las nubes que nos han acompañado estos días atrás, no sería raro ver en las áreas costeras los 40 grados.

 

Temas relacionados
El tiempo AEMET Ola de calor

para ti

en destaque