Diego García, premio del Turismo Almeriense a título póstumo

Su calidad humana y sus esfuerzos por el sector han sido reconocidos hoy por LA VOZ

María Molina, madre de Diego García, recoge el galardón.
María Molina, madre de Diego García, recoge el galardón.

Las buenas personas son como velas: se consumen para dar luz a los demás. Y esto describe perfectamente lo que fue Diego García para toda la provincia de Almería y su gente. Y todo ese esfuerzo ha sido reconocido hoy por LA VOZ y Cadena SER en el marco de la tercera edición de los Premios del Turismo Almeriense, celebrados en el incomparable marco del Teatro Cervantes.


El premio a título póstumo ha sido recogido por su madre, María Molina. El de Diego García es un premio más que justificado si se tiene en cuenta el currículum vital de este almeriense que lo dio todo por los suyos.


Presidente de la Asociación Provincial de Hostelería de Almería desde abril de 2013, luchó sin descanso por todo el sector llevando siempre por bandera la cultura gastronómica almeriense.



Apasionado de la cocina desde niño, creció entre fogones siguiendo los pasos de sus padres, y dedicó su vida a enaltecer los productos locales ayudando a que la ciudad fuera Capital Española de la Gastronomía y que la Ruta de Tapas por Almería fuera declarada Bien de Interés Turístico Andaluz.


El pregón de la feria de 2019 y el Escudo de Oro de Almería fueron algunas de las numerosas formas que tuvo la ciudad de agradecerle la gran labor que llevaba a cabo, pero todo será siempre insuficiente para ensalzar su figura.



Por ser referente tanto en lo laboral como en lo personal, y por su calidad humana infinita, el premio del Turismo Almeriense en la categoría de gastronomía ha sido para Diego García.

 

Temas relacionados
Hostelería Premios LA VOZ Turismo

para ti

en destaque