René Ropero Márquez, primer almeriense en lograr la máxima nota en Selectividad

Este alumno de la Compañía de María ha conseguido 14 puntos sobre 14 posibles en la PEvAU

René Ropero Márquez, el almeriense que ha conseguido la mayor puntuación posible en la PEvAU.
René Ropero Márquez, el almeriense que ha conseguido la mayor puntuación posible en la PEvAU. La Voz

Si la Selectividad fuese un partido de baloncesto, José René Ropero Márquez habría sido escogido el MVP de Almería. Y sin discusión: se ha convertido en el primer estudiante de la provincia en alcanzar la máxima nota en la PEvAU (Prueba de Evaluación para el Acceso a la Universidad): 14 puntos sobre 14 posibles. “Cuando vi las notas con mi madre y eran todo dieces me quedé en shock, no me lo creía: pensaba que era un error”, reconoce al otro lado de la pantalla en una videollamada por WhatsApp en una frenética mañana. “No dejan de llegar notificaciones al móvil, mensajes de amigos, familiares, profesores. Es un sueño hecho realidad: ser el primer alumno de Almería que lo logra es un privilegio”, reconoce con tanto aplomo como sencillez sobre su histórica marca.


Estudiante del colegio Compañía de María, René Ropero (el José prefiere aparcarlo en las distancias cortas) ha terminado Bachillerato por Ciencias de la Salud. Y para quienes aún recordamos la EGB y no controlamos esto de los 14 puntos, él lo explica con cristalina precisión. “Terminé Bachillerato con una nota media de 10, lo que me dio la máxima puntuación antes de la PEvAU, un 6. En la Selectividad tienes dos fases: la de acceso, que te pueda dar 4 puntos, y la de admisión, pensada sobre todo para quienes quieren estudiar carreras con notas de corte muy altas, de la que salen los otros 4 puntos”. 


En la primera prueba, común, se examinó de Lengua, Historia, Inglés y Matemáticas de Ciencias Sociales; en la segunda, eligió Biología, Matemáticas y Química. En todas ellas, pleno: dieces por aquí y por allá con la (aparente) misma facilidad con la que Luka Doncic logra triples-dobles en la NBA.



De la cancha a la mesa

Las referencias baloncestísticas no son gratuitas: René Ropero ha militado en el CB Almería, equipo del que ahora tendrá que despedirse, pues seguirá estudiando en otra ciudad. “Estoy muy agradecido a todos los compañeros y entrenadores que he tenido: de cada uno he aprendido algo”. También de la disciplina del deporte, que luego se llevaba a la mesa, bajo el flexo. “Entrenas tres o cuatro días, luego juegas y tienes que dar el cien por cien. Como en una sesión de estudio. Aprendes a currártelo, a hacer las cosas bien: valores primordiales para el futuro”, asegura.



El joven reconoce que tiene “fama de empollón  pero “para bien”, matiza sonriente. “Meto muchas horas de estudio pero no es lo único que hago”. Además del baloncesto, como a cualquiera a su edad le gusta quedar con los amigos, con los que suele salir a correr, ver cine y series y leer. “La clave es gestionar el tiempo: al final, hay un rato para todo”.  


Camino de Granada

Sin dejar de disfrutar de su merecido éxito, René va pensando en el siguiente paso: qué estudiar. Como en todo su discurso, no titubea. “Con esta nota puedes optar a cualquier carrera, donde quieras. En mi caso, quiero hacer Farmacia en Granada, aunque barajo Matemáticas, también allí, como segunda opción”, dice.


Sabe que le sobran puntos pero no le importa. “Más allá de lo de la máxima nota, quiero hacer algo que me llene. Y como cualquiera que elige la rama de Salud, estar al servicio de la gente. En un laboratorio, en una farmacia o investigando: hacer algo con lo que pueda ayudar a los demás, que puedan vivir mejor”. Una mentalidad de diez. En su caso, de catorce.


De Baroja a ‘Élite’: “No todo es estudiar”

Aunque reconoce que es un estudiante “muy organizado”, René Ropero ha alterado su metodología para la PEvAU. “En la Compañía de María terminamos a mitad de mayo, así que he tenido casi un mes”. Las mañanas han sido para Biología (“es el temario más extenso aunque lo llevaba machacado de Bachillerato”) y por las tardes iba rotando entre Matemáticas, Química e Inglés, haciendo modelos de exámenes. Los fines de semana, “las de hincar codos”: Lengua e Historia.


Pero en este tiempo no todo ha sido estudiar. “Me encanta Netflix. He visto ‘Élite’: pedazo de serie. Y en cine mucha ciencia ficción, la trilogía de ‘Transformers’ me sirve para desconectar”. También le gusta la lectura. “Me marcó ‘El árbol de la ciencia’. Parece el típico libro de instituto pero durante el curso he ido recordando sus valores y enseñanzas”.


 

Temas relacionados
Universidad de Almería Selectividad Colegio Compañía de María

para ti

en destaque