Gabriel Amat sobre el caso mascarillas: “Es una persona, no es el PP”

Entrevista con el presidente del partido ante el congreso en el que dejará el liderazgo

Gabriel Amat, en la alcaldía de Roquetas, durante esta entrevista
Gabriel Amat, en la alcaldía de Roquetas, durante esta entrevista Rogelio Montes
Antonia Sánchez Villanueva 07:00 • 22 jun. 2021

El hombre que más poder político ha tenido en la provincia en la última década se despide este fin de semana de la presidencia del Partido Popular de Almería, en lo que es la culminación de un proceso de relevo político controlado que se inició a finales de 2018 con la cesión de la presidencia de la Diputación Provincial a su mano derecha, Javier Aureliano García. Sin embargo, el congreso del adiós, tan meticulosamente planteado por Amat, se verá ensombrecido por el caso mascarillas, aunque la hoja de ruta no se ha modificado.


El todavía presidente defiende la actuación del partido y de su futuro nuevo líder, García Molina, al cesar en la militancia y en la vicepresidencia de la Diputación al detenido Óscar Liria, presuntamente implicado en un caso de cobro de comisiones. Este inesperado golpe, a poco más de una semana del congreso, ha aguado lo que iba a ser una fiesta, pero, aun así, Gabriel Amat no se ha movido un ápice, se marchará como estaba previsto y se mantendrá donde siempre quiso estar, la alcaldía de Roquetas de Mar, desde donde fue requerido en 2004 para llevar las riendas de un partido que atravesaba entonces uno de sus peores momentos. De todo ello habla en esta entrevista. 



Este fin de semana es el congreso provincial del PP, el congreso de la despedida de Gabriel Amat después de 17 años. 



Para mí ha sido políticamente un gran honor. Y personalmente también porque he podido conocer y tener grandes amigos y amigas de toda la provincia y trabajar para que el PP de Almería haya sido el partido que mejores resultados le ha dado al PP de España y al PP andaluz. 


Pero imagino que esta no va a ser la despedida que soñó después de la detención del exvicepresidente tercero de Diputación por el caso mascarillas. ¿Ha pensado en suspenderlo? 



Cuando pasa una cosa de estas te quedas mal. Toda la familia del Partido Popular y yo creo que mucha gente de la provincia, están, como te diría yo, [pausa] muy tristones por algo que jamás tenía que haber pasado, algo que nadie esperábamos, con algunas personas que hemos vivido una convivencia. Pero ha surgido algo indebido, que jamás debe producirse. Y te lo dice una persona que ha tenido 15 años, 265 denuncias que me pusieron, más otras como el centro comercial, como el Teatro Auditorio, como la Fabriquilla. He padecido y he sufrido esa persecución política y también judicial. Y hasta ahora mismo, gracias a Dios, todo se ha ido archivando. Eso duele, y tiene que tener uno la mente muy fuerte para saber asimilar todo el daño a mí y a toda mi familia. Y yo me pongo en la mente de otras personas y también tienen que estar pasándolo mal. 


Se refiere a Óscar Liria.  

En este caso Oscar y toda su familia lo tienen que estar pasando muy mal, como lo estamos pasando muy mal todo el Partido Popular. Pero también hay que tener en cuenta que esto no es el Partido Popular. Cuando una persona tiene un fallo, comete cualquier procedimiento indebido, lo hace la persona, no lo hace el Partido Popular. El presidente de la Diputación ha cumplido perfectamente sus deberes desde el primer momento, tomando las medidas que se tenían que tomar. Y el Partido Popular también a nivel provincial ha estado y ha tomado las medidas y, además, con petición propia del señor Óscar, 


¿Ha pedido él la baja?¿No se la han impuesto?

 No, no nos ha dado tiempo a imponérsela…


¿Lo habrían hecho igualmente?

Lo habríamos hecho, efectivamente, pero antes de imponérsela, él la ha pedido. 


Porque cesarlo como vicepresidente de la Diputación sí fue impuesto.

Eso ya ha sido el presidente de la institución el que ha cumplido perfectamente con las obligaciones que tiene. 


Pero con la presunción de inocencia por delante, en este caso no se puede hablar de una persecución política. Habla de error personal. 

Son cosas diferentes. Lo mío han sido 15 años y hasta ahora mismo, de todas aquellas denuncias, se ha visto que ha sido cosa más política que otra cosa. Lo de Óscar es diferente. 


¿Qué es? 

Yo lo definiría como una equivocación de Óscar. 


¿Por codicia? 

No, no creo. Es una equivocación de una gran persona… 


Vuelvo a la pregunta, ¿no era conveniente cambiar la fecha del congreso? 

Siempre se piensan cosas, pero yo creo que lo mejor es hacer el congreso, porque el Partido Popular ha tomado las medidas que tenía que tomar y la Diputación, Javier Aureliano, ha tomado las medidas que tenía que tomar. Por lo tanto, yo creo que hemos obrado perfectamente y no hay por qué parar un congreso. El PP tiene una fuerza y una confianza de tantas y tantas personas y no podemos defraudar a nadie. Cada día sale un día nuevo y hay que seguir trabajando. Hoy seguimos siendo la fuerza mayoritaria en la provincia y queremos seguir diciéndole a la gente que aquí estamos para defender Almería, como se está haciendo en estos dos años últimos que estamos recibiendo más ayuda del Gobierno de la Junta que en 30 años de gobierno socialista. 


Para Gabriel Amat, que se despide después de 17 años, con muchos logros políticos y una situación mejor por el cierre de esas denuncias, ¿este episodio no le empaña o descafeína el congreso? 

El congreso no va a ser igual. Va a ser un congreso con una tristeza de mucha gente. Y eso es verdad. Ahora bien, los partidos están por encima de las personas, y si las personas hacemos algo indebido, no tiene nada que ver el partido. 


¿De alguna manera va a ser de perfil más bajo? 

Yo creo que las personas que estén van a despedir a Gabriel Amat con el mismo cariño y el mismo respeto. Pero eso no consiste en que ahí empieza y termina. Gabriel Amat se siente afortunado de haber tenido el cariño y el respeto de toda la familia del Partido Popular, de Almería, de Andalucía y de España. Eso para mí vale más que cualquier acto y los que se celebren en el partido el día del congreso yo sé que serán actos de cariño y de respeto a un trabajo de diecisiete años. 


¿Vendrán Juanma Moreno y Pablo Casado? 

Pues yo creo que vendrá nuestro presidente regional, te diría que con el 99 por ciento estará. Pablo Casado creo que también. 


¿No lo tiene confirmado?

No.


¿Le han llamado estos días? 

Yo con Juanma Moreno he hablado bastante estos días. Era lógico y era normal. Y con Pablo no he hablado. 


¿Y qué le ha transmitido? 

Pues lo mismo que pensamos todos. Que nos ha dado tristeza pero que teníamos que tomar las medidas que tuviéramos que tomar. Y es lo que se ha hecho. Y repito, el partido está por encima de las personas. 


Durante su mandato al frente de la Diputación, Óscar Liria también estaba. ¿En ningún momento se han visto cosas?

No, no se han visto nunca. Tenía otras responsabilidades, pero es igual, porque en ningún momento hemos visto absolutamente nada que tuviéramos duda. 


¿Y sería razonable poner el foco sobre adjudicaciones que se hayan producido en estos tiempos?

Eso sería un disparate. A veces no comprendemos cómo se hacen las adjudicaciones. Los politicos no intervenimos. Aprobamos la adjudicación que viene de la mesa de valoración donde están el interventor, el secretario y funcionarios. Y si el acta es favorable a una empresa o a otra, es lo que se aprueba. Se ha visto claramente en el tema de las mascarillas, el expediente está perfecto, hubo un fallo y se le reclamó una anulación parcial del contrato y ha pasado por el Consejo Consultivo. La Diputación tiene magníficos funcionarios, magníficos. Ahí no hay duda, y del otro tema de alguna adjudicación, es imposible, las valoraciones son las que marca el pliego de condiciones. 



Un momento de la conversación con La Voz, a menos de una semana de congreso de su adiós
Un momento de la conversación con La Voz, a menos de una semana de congreso de su adiósRogelio Montes


En cuanto a los procedimiento internos del Partido Popular, ¿se va a plantear algo en el congreso o a posteriori a la hora de designar cargos públicos? 

Es imposible que cuando vayas a nombrar una persona hagas un currículo de lo que va a ser el futuro. Hay que confiar y buscar meter a los mejores. Eso no quiere decir que algún día podemos equivocarnos. Claro que sí. Pero en todas las profesiones, en todas, puede salir alguna persona que defraude la confianza. 


¿Para Gabriel Amat que ha supuesto? 

Algo que no esperaba. 


Y decepción, supongo. 

Algo que no esperaba.


¿Cómo recuperar la confianza de votantes y ciudadanos? 

 Yo creo que a la confianza de los ciudadanos de la provincia de Almería esto no le va a afectar, porque el Partido Popular ha actuado debidamente y cuando tenía que actuar. Y luego que la justicia hable. Tenemos plena confianza en la justicia. Y lo que la justicia diga, pues… 


¿Qué tarea le deja a su sucesor, Javier Aureliano García, al frente del partido? 

Pues mira, Gabriel Amat deja un trabajo acompañado por Javier Aureliano como secretario general. Hemos hecho un trabajo bueno defendiendo la provincia de Almería, defendiendo el Partido Popular en la provincia y teniendo al PP como el partido que más confianza ha recibido de toda la provincia de Almería y que ahora mismo sigue con más confianza en las últimas encuestas. 


Si tuviera que definir con una palabra el legado que deja, ¿qué palabra sería? 

Dejo a un gran hombre, a una persona que conoce el partido y una persona que yo estoy al 200 por cien convencido de que lo va a hacer muy bien y que a mí me va a tener como a todo el partido, a su disposición siempre. 


¿En qué momento tuvo claro que era la persona llamada a sucederle? 

Cuando dejé la Diputación para venirme a Roquetas, tenía muy claro que la persona que me debía suceder tanto en la Diputación como en el partido era Javier Aureliano. Y todo el Partido Popular lo ha visto con muy buenos ojos y hemos demostrado que se puede hacer un cambio en la dirección, como siempre hemos hecho las cosas, sin ruido y sin protagonismos. Yo siempre he dicho que empecé en Roquetas y terminaré en Roquetas, y así lo haré. No me gusta decir una cosa y mañana otra. Intento antes de decir nada, pensar si lo puedo hacer o no. 


¿Se le han postulado personas dentro del partido en este proceso de relevo?

No, no. Hay comentarios, son tonterías, porque siempre alguien quiere romper en vez de construir. Pero la verdad es que todo el mundo ha puesto la confianza en Gabriel Amat y que lo que Gabriel Amat diga. Nadie, nadie, nadie me ha salido por otro conducto diferente. 


¿Nadie le ha discutido la decisión?

Nadie. Y eso también es una gran satisfacción para mí como presidente saliente y para el presidente que salga a partir del día 26 es muy importante. 


¿Y puede haber habido expectativas defraudadas? 

No, no. Todo el mundo asumía desde hace tiempo que iba a ser Javier. Eso no quiere decir que no tenga nadie ilusiones, porque es un puesto bonito, pero al mismo tiempo de mucha responsabilidad. No es fácil cuando le tienes que decir a una persona que no puede ir en la candidatura. No es fácil estar a la altura de lo que te pide toda la provincia. Y no es fácil conseguir la estabilidad de cara al Partido Popular, porque en otros tiempos no era así. Javier Aureliano es la persona que va a seguir, a su estilo y a su forma, ese magnífico trabajo. Eso no se puede destruir en cuatro días, se seguirá trabajando mirando aquello que sea mejor para nuestra provincia. Y ahí tenemos los ejemplos. La autovía del Almanzora, la carretera de Berja a Adra, el Hospital de Roquetas… Y lo hemos conseguido con un gobierno del PP y con un presidente que es Juanma Moreno.


¿Cuál es la mejor decisión que ha tomado al frente del partido? 

Son muchas, son muchas… 


¿Y la peor?

¿La peor? [piensa]… va muy unida a la mejor.


Pues no me lo aclara. Pero si volviera atrás, ¿qué página reescribiría?

Lo haría todo tal como lo he hecho, porque lo he hecho de corazón y con responsabilidad. ¿Equivocarme? Posiblemente me habré equivocado, claro que sí. Pero lo he hecho intentando hacer lo mejor posible para aquellas personas y aquellos municipios que le haya afectado. Lo he hecho, cuando he estado de presidente provincial, defendiendo los 103 municipios, con igualdad,y los alcaldes de otras opciones políticas lo saben, y cuando lean esto dirán que es verdad. En el partido he intentado darle el puesto que le corresponde a cada municipio en base a las personas y en base a su estabilidad política. 


¿Por qué en 2004 en un momento muy complicado del Partido Popular, con ese pulso que había echado el Poniente con Juan Enciso y después de la renuncia de Luis Rogelio Rodríguez Comendador, dijo sí a liderar un proceso como ese? 

Yo no pensaba nunca salir de Roquetas. La primera vez dije que no, la segunda dije que no y la tercera me dijeron: hace falta. Y ahí estuve. Entré en unos momentos complicados, pero se tomaron medidas, se arregló y empezamos a funcionar. 


¿Le echaron muchos pulsos? 

A mí los pulsos nunca me han hecho cambiar la opinión. Nunca. Cuando se echan pulsos, las personas tienen que saber la fuerza que tiene cada uno para ganar o perder el pulso. Y yo creo que la razón siempre va por delante 


Sin falsa modestia, ¿cuánto poder da el haber llevado al mismo tiempo la presidencia de la Diputación, la presidencia del partido hegemónico y la alcaldía del segundo municipio? 

Mira, eso depende de la persona, lo eufórica que se ponga porque tenga más poder. Hoy me notarás mayor que antes, pero con la misma forma y la misma humildad de siempre. El poder hay gente que lo utiliza y hay gente que no le hace falta. Y te voy a contar algo que no he contado nunca. En un acto una noche veo dónde me han puesto, al rato veo que cambian el asiento del presidente de la Diputación, el jefe de protocolo de la Diputación se da cuenta y va a cambiarlo y le dije no, no lo cambies, me da igual. ¿A quién es a quien no le daba igual? A quien cambió el asiento que no le correspondía.


¿A partir del domingo será un militante más o tendrá algún cargo honorífico? 

A mí me da igual. Yo sé que Gabriel Amat, sea presidente, sea un militante y nada más, va a ser una persona querida y respetada. El que me necesite me llamará y yo haré lo que pueda. Y el que no tenga ninguna necesidad, no me llamará. Pero yo siempre estaré a disposición del Partido Popular, que es el único partido en el que he estado afiliado, el único. Y me siento muy orgulloso de que así haya sido y muy orgulloso de tener el mejor partido de España, y de Andalucía.


Temas relacionados

para ti

en destaque