Arranca la era Gómez Cantero: el obispo nombra a su núcleo duro

El coadjutor realiza sus primeros nombramientos para renovar parte de la curia de la Diócesis

Los primeros nombramientos de Antonio Gómez Cantero.
Los primeros nombramientos de Antonio Gómez Cantero.

Si tras unas elecciones la primera gran incógnita es el nombre de ministros o concejales que acompañarán al líder político de turno, tras el decreto papal que daba el pasado martes plenos poderes episcopales a Antonio Gómez Cantero la pregunta era qué nombres le acompañarían en la compleja tarea de dirigir el futuro de la Iglesia de Almería.


Y la respuesta no ha tardado mucho en llegar: tras mantener un didáctico encuentro con todos los curas de Almería el pasado viernes, Gómez Cantero hacía públicos en la mañana de este domingo sus primeros nombramientos en la Diócesis de Almería, con los cuales renueva parte de la curia (cesada de forma automática con el decreto que apartaba a Adolfo González Montes de sus tareas ejecutivas).


El primer gran nombre es el del vicario general de la Diócesis: Ignacio López Román, párroco del Espíritu Santo, será la mano derecha de Gómez Cantero, sucediendo a Miguel Romera.



Además, José Juan Alarcón (que seguirá siendo vicario judicial de la Diócesis) es ya canciller, sucediendo a María del Mar López Andrés.


Un jesuita, el padre José Miguel Esteban Font, es el nuevo delegado episcopal para la vida religiosa, mientras que Antonio Jesús Manzano Soriano (párroco en Olula del Río) es el nuevo delegado episcopal para la enseñanza. Por su parte, Miguel José Esteban Jerez - párroco en Mojácar - es el nuevo delegado episcopal para la catequesis.



Ahora, además, la Catedral de Almería tiene a un nuevo prefecto de pastoral: Juan José Martín Campos, párroco de la iglesia de San José, es el elegido por Antonio Gómez Cantero para este cometido en el primer templo de la Diócesis de Almería.


Destaca especialmente el nombramiento del Vicario de Pastoral y Evangelización: el cargo recae en Francisco Sáez, uno de los nombres 'castigados' por Adolfo González Montes en los últimos tiempos por motivos poco conocidos y aparentemente incomprensibles. Sáez era párroco en Los Ángeles, parroquia y barrio en el que era mucho más que un cura. Sin embargo, el mandato episcopal de los nombramientos del verano de 2019 llevó a Sáez (profesor en el Seminario y canónigo de la Catedral) a la parroquia de Viator.


Los cambios

En el documento firmado por Gómez Cantero para llevar a cabo estos nombramientos, el propio coadjutor agradece “de corazón la entrega y generosidad de los que hasta ahora habéis desempeñado estas tareas al servicio de la comunidad cristiana”.


¿Y quiénes son esos otros sacerdotes que han desempeñado estas tareas? Además de Miguel Romera como vicario general, dejan sus respectivos cargos Carlos Fortes (párroco de Vera y fundador de la Fundación Artcupa) como delegado episcopal para la catequesis,  o Juan Antonio Moya, que deja de ser delegado episcopal para la enseñanza (y que ayer decidía cerrar su perfil en la red social Twitter tras varias semanas de mucha actividad y un último mensaje advirtiendo a un medio local de una posible denuncia “por falsedad y difamación” en relación con la publicación de una información sobre Adolfo González Montes).


Con estos mimbres, y a la espera de más nombramientos que completen la curia y, presumiblemente, renueven algunas parroquias de la Diócesis de Almería, Antonio Gómez Cantero comienza a ejecutar lo ordenado por el papa Francisco a través de la Congregación para los Obispos: si bien el obispo titular continúa siendo Adolfo González Montes, la única persona con capacidad de decisión en la Diócesis de Almería es el obispo coadjutor, que lo será hasta el próximo mes de noviembre, cuando pase a ser obispo titular por la jubilación de González Montes. El cambio (y el cierre de heridas) ha empezado.

 

Temas relacionados
Obispado de Almería Religión Antonio Gómez Cantero

para ti

en destaque