Almería se confía al turismo nacional para salvar el verano

Los expertos creen que es pronto para recuperar el internacional y apuestan por el español

Las administraciones y el sector confían en recuperar el turismo internacional para el año que viene.
Las administraciones y el sector confían en recuperar el turismo internacional para el año que viene. La Voz

El fin de las restricciones de movilidad, la progresiva apertura de fronteras, el creciente ritmo de vacunación y la puesta en marcha de sistemas para  garantizar la seguridad en viajes entre países, como es el ´Certificado Verde UE Covid´ han encendido una luz al final del túnel para el sector turístico con vistas a este mismo verano. 


Puede ser, como exponen los expertos, que aún sea demasiado pronto para recuperar el turismo internacional, algo que se plantea ya como un objetivo más a medio y largo plazo, pero no para seguir apostando por promover y reforzar el nacional, y aquí Almería es uno de los destinos punteros y mejor valorados. Y esto es algo en lo que ya están trabajando el sector y todas las administraciones, que ya tienen en marcha planes de captación provinciales, regionales y municipales con el objetivo de salvar el verano. como ha quedado de manifiesto estos días en FITUR. 


Una prueba de la pujanza como destino turístico interno la tenemos en el hecho de que la provincia ha liderado el 17% de las consultas en España de uno de los portales que más vuelos vende del mundo: 'eDreams'. 



Destino preferido En esta línea, el diputado provincial de Turismo, Fernando Giménez, ha augurado que “Almería va a ser uno de los destinos preferidos de este verano” ante las previsiones que se manejan por los datos ventas y reservas de los distintos portales y agencias de viajes en el marco del turismo nacional, en el que se ha centrado la promoción de ´Costa de Almería´ para este año y para la que hay “muy buenas perspectivas”, mientras que tras el verano se tratará de “recomenzar la labor con pasos en firme de cara a 2022 para posicionarse nuevamente en los mercados internacionales”.


Giménez cree que  ‘Costa de Almería’ “ha sido uno de los destinos que mejor ha amortiguado la crisis derivada del covid-19 y ha resistido mejor que ningún otro”, como explica aún en Madrid, donde ha estado presente en FITUR, feria en la que la Diputación ha mantenido más de medio centenar de reuniones profesionales, en las que se ha  testado la temperatura del público y cuáles son los factores que más influyen para elegir la provincia como destino de vacaciones. 



 

Aunque el turismo de sol y playa siga siendo, por supuesto, uno de los principales atractivos para Almería de cara a este verano, también el turismo rural y de interior se ha mostrado en este tiempo de apertura de restricciones como una sólida alternativa.


De hecho, los establecimientos turísticos de este sector consultados por este diario han ratificado que desde que reabrieron sus puertas han aumentado progresivamente su ocupación, de forma que la mayoría se han llenado en todos los fines de semana e incluso entre semana.


No obstante, y pese a la indudable mejoría de las perspectivas para el turismo, desde algunos frentes todavía no parece apreciarse una recuperación clara, al menos de cara a este verano. Es el caso de las agencias de viajes


Optimismo moderado El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Almería, Tomás Komuda, aunque se declara “moderadamente optimista”, dice que “mientras a estas alturas antes de la pandemia ya teníamos todo el pescado del verano vendido, ahora ni siquiera tenemos el pescado”.


Y es que, en su opinión, todavía existen demasiadas incertidumbres que frenan a los potenciales turistas. Además, reconoce que el volumen de negocio más importante sigue siendo el extranjero, y de momento, como habíamos dicho, es el más difícil de recuperar debido a las diferentes situaciones en que se encuentran los países y las fronteras debido al covid.


“Estamos mejorando algo, pero queda mucho por hacer, lo primero que ese certificado verde sea una realidad, que todavía no lo es”, resume Komuda.


De momento, respecto al turismo internacional, como también planteaba esta semana en La Voz José María Rossell, y en torno a la posibilidad de salvar el verano turístico, el sector ha criticado la falta de una línea de actuación única incluso dentro de la UE, donde algunos países, como Italia, Portugal o Grecia, han tomado la delantera a otros como España en la apertura de fronteras. 


“Da la impresión de que no hay certezas en nada, que damos palos de ciego sin una  ruta definida”, concluye Tomas Komuda quien, como decía Rossell, espera que la Administración nacional lance “con las mayores certezas, un mensaje muy potente a los mercados internacionales de cuándo y cómo España va a abrir, cuanto antes, sus fronteras al turismo exterior”. 


Datos ilusionantes para la Junta El delegado provincial de Turismo, Vicente García Egea, se muestra optimista para este verano, como ha expresado a este diario: “Tenemos datos alentadores del 'big data' de la Consejería, que nos dicen que en Andalucía vamos a estar en julio, agosto y septiembre en más de ocho millones de turistas, que supone un incremento del 35% respecto a 2020 y en todo el año esperamos estar en torno a los 22 millones, con lo que se doblarían a los del año pasado, datos que son muy ilusionantes, no cabe la menor duda”, dice.


La Junta confía en que la evolución de la vacunación ayude aún más al sector, de forma que sigue esperando que el 30 de junio estén inmunizados el 75 por ciento de los andaluces y que el 100% de los mayores de 40  tenga al menos una dosis.

 

Temas relacionados
Coronavirus Turismo Diputación de Almería Junta de Andalucía José María Rossell

para ti

en destaque