El Estado se queda con 22 coches y nueve embarcaciones decomisadas al narco

Los delitos contra la salud pública subieron un 20% en Almería en 2020 a pesar de la pandemia

Lancha prohibida decomisada por la Policía Nacional
Lancha prohibida decomisada por la Policía Nacional La Voz

En un año marcado por la incidencia de la pandemia, donde todos los indicadores sociales y económicos están atravesados por la huella del coronavirus, solo el tráfico de drogas parece sobrevivir sin estremecerse. Los delitos contra la salud pública crecieron un 20 por ciento el año pasado en la provincia de Almería y confirmaron la pujanza del cultivo de marihuana y, especialmente, de los grandes alijos de hachís en la línea costera.


Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado decomisaron durante el año 2020 en Almería 22 vehículos y nueve embarcaciones, la mayoría lanchas semirrígidas y botes de fibra con potentes motores fueraborda, según cifras de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD, dependiente del Ministerio de Sanidad).


Los efectos intervenidos en las operaciones policiales incluyen también dos lotes de joyas y otros 11 objetos de valor relacionados judicialmente con el narcotráfico y puestos a disposición del denominado Fondo de Bienes Decomisados. Por tanto, los lotes saldrán a su venta en subasta pública una vez desbloqueados por los juzgados competentes.




La Delegación del Gobierno ha advertido las dificultades para subastar bienes aprehendidos a los traficantes durante este año de pandemia. Los decomisos continúan a ritmo estable, pero los procesos de venta sufren las restricciones sanitarias y durante meses han permanecido en su propia cuarentena.

A subasta

El año pasado, en la provincia de Almería únicamente se obtuvieron 210.000 euros procedentes de la adjudicación de cuatro vehículos a motor y un barco. En total, en España las subastas permitieron ingresar al Tesoro Público 5,4 millones de euros en ventas. Estos fondos serán reutilizados en planes  contra el tráfico de drogas y proyectos de desintoxicación.



“Debido la situación de pandemia generada por el COVD-19 y las consiguientes declaraciones de estados de alarma, no ha sido posible realizar el pasado año ninguna subasta presencial de bienes muebles”, advierte el organismo adscrito al Ministerio de Sanidad.


“Se han producido serias dificultades para llevar a cabo subastas o ventas directas, por lo que no ha sido posible efectuar ventas de vehículos y embarcaciones mediante subastas públicas presenciales en el ejercicio 2020”, añade.


Los bienes están custodiados por orden judicial en depósitos tras su aprehensión en investigaciones de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria contra el tráfico de drogas y el blanqueo de capitales. Los objetos son desbloqueadas por los juzgados de la provincia de Almería para permitir su venta en el mercado convencional mediante un proceso de subasta pública. El objetivo es conseguir fondos económicos de bienes procedentes del narcotráfico.


En la última década, por volumen de ventas, la provincia de Almería se sitúa entre las provincias españolas con mayor actividad del país, solo por detrás de la Región de Murcia, Málaga, Cádiz, Ceuta y la Comunidad de Madrid. En las subastas de este tipo que se realizan se venden también joyas, inmuebles, motocicletas, motores y otros enseres procedentes de operacionales judicializadas contra el narcotráfico.

 

Temas relacionados
Tráfico de drogas Drogas Guardia Civil Policía Nacional Aduanas

para ti

en destaque