La Junta ordena el confinamiento de una treintena de temporeros en Níjar

Las resoluciones administrativas han sido ratificadas por la Justicia

Toma de muestras  para una prueba de PCR en un autoCovid.
Toma de muestras para una prueba de PCR en un autoCovid. Europa Press

La Junta de Andalucía ha ordenado, mediante resoluciones administrativas, el confinamiento y aislamiento en sus domicilios de alrededor de una treintena de temporeros que trabajan en explotaciones agrarias de Níjar, tras la detección de un brote de Covid-19 que de momento ha afectado a 38 personas. 


Las resoluciones de la Delegación provincial de Salud han tenido que ser ratificadas por la Justicia, puesto que las medidas adoptadas limitan derechos fundamentales. Asimismo, la autoridad sanitaria debe remitir al juzgado competente comunicación periódica de la evolución de salud de las personas confinadas, mientras dure el aislamiento, y de las razones por la que mantenga. 

Tras la adopción de las medidas y la ratificación judicial, la Delegación territorial de Salud se ha dirigido  al Ayuntamiento de Níjar  y a la Subdelegación del Gobierno para pedir su colaboración en la vigilancia y control de estas órdenes. 


En estas tareas también están trabajando y colaborando miembros del servicio de  Protección Civil y personal de la propia Delegación provincial de Salud de la Junta de Andalucía, así como agentes de la Policía Local de Níjar. 



Aislamiento estricto Aunque la gran mayoría de los inmigrantes confinados trabajan en la misma empresa y en las mismas explotaciones, los contagiados residen en diferentes zonas de Níjar, como las barriadas de El Viso y zonas cercanas a San Isidro. En principio, según ha podido saber este periódico, ninguno de los afectados por la orden de confinamiento vive en los asentamientos de chabolas de la zona. “Quienes están confinados en El Viso viven en pisos y están cumpliendo el confinamiento de una forma muy estricta, y por ello recurren a sus vecinos para actividades que no pueden hacer, como la compra o gestiones relacionadas con sus hijos, porque entre los aislados también hay pequeños”, explica  Khalifa Touré, amigo y vecino de algunos de ellos en este barrio.


El brote que ha dado lugar  a estas órdenes de confinamiento es uno de los tres que por el momento se han declarado en el municipio de Níjar, que fueron registrados durante la semana pasada. Y es también el que desde el principio ha preocupado más a las autoridades sanitarias, puesto que al tratarse de trabajadores de una empresa del sector agrícola se temía que el numero de contagiados podría ser muy elevado. 


De hecho, el delegado de Salud, Juan de la Cruz Belmonte, ha manifestado recientemente que se esperaba que aumentara aún más.  Además, según ha podido saber este periódico, varios temporeros de Níjar han tenido que ser ingresados en el Hospital Torrecárdenas en los últimos días.


Mientras tanto, los otros dos  son brotes familiares que cuentan con  cuatro y ocho casos, respectivamente, y que cumplen ya varios días sin aumentar el número de afectados. De hecho, el primero ya está considerado bajo control y se espera que pronto pueda estarlo el segundo, aunque oficialmente permanezca en fase de investigación.


Tras la detección de los brotes,  el Ayuntamiento dio orden de reforzar el dispositivo para controlar las medidas de seguridad ante el virus, como la obligación de usar mascarillas en todo tipo de espacios.


 

Temas relacionados
Mascarillas Vecinos Níjar Brotes de coronavirus

para ti

en destaque