“Estamos creando el cóctel perfecto para evitar que haya éxodo rural”

Entrevista al presidente de la Diputación de Almería

El presidente de la Diputación, en su despacho y pertrechado con la mascarilla, durante la entrevista. Curro Vallejo
El presidente de la Diputación, en su despacho y pertrechado con la mascarilla, durante la entrevista. Curro Vallejo La Voz

Tanto ha llovido en solo doce meses, desde el 15 de julio de 2019 en que fue investido presidente de la institución provincial, que parece que hubiera pasado un lustro. Javier Aureliano García renunció a ir a por un escaño en el Congreso para optar a liderar la Diputación y hoy se reafirma en que hizo lo correcto. Con tres años todavía muy difíciles por delante, desprende ilusión por lo que hace y saca pecho de su equipo, pero también (mucho menos habitual) de su oposición. 


¿Cómo hemos cambiado en un año tan poco convencional?

Es que de esos 12 meses, un tercio ha sido anormal y nos hemos tenido que adaptar muy rápido. Ha cambiado todo tanto que lo que nosotros teníamos proyectado hace un año no se parece absolutamente en nada, ahora nuestras prioridades son totalmente distintas. Nunca antes había cambiado todo tanto en un año como este año. 


¿Cuántos planes se han quedado en los ecos del patio de luces? 

Lo más importante no es cuántos planes se han quedado, sino cuántos hemos puesto en marcha. 



Eso es ver el vaso medio lleno.

Efectivamente. De lo que teníamos previsto en planes a los que hemos puesto en marcha, casi hemos doblado. Rápidamente nos hemos tenido que adaptar y que esas prioridades que ahora son nuevas, se traduzcan en un plan. Por ejemplo, teníamos previsto hacer un edificio centralizado para toda la Diputación, que costaba una cantidad importante. Ese edificio ya no es nuestra prioridad. 


¿Eso significa que puede que no se haga?

Desde luego, este equipo de gobierno no lo tiene en su prioridad. Ese dinero tiene que ir destinado a la gente, a igualar oportunidades. 


El guión ha cambiado. ¿Qué marca el nuevo guión?

Hemos readaptado ese guión, pero nuestras líneas básicas las hemos seguido manteniendo: el diálogo, el consenso, la lucha contra la despoblación, la igualdad de oportunidades, fomentar Almería como un destino turístico de calidad, y hemos añadido seguro. Todo eso no ha cambiado. Ha cambiado la forma de hacer eso, pero la gente también se tiene que nutrir de cultura, de deporte, de temas sociales, de oportunidades, de generar empleo. Nosotros seguimos nuestra hoja de ruta. El 93,6 por ciento de los asuntos que se han llevado a pleno han sido aprobados sin ningún voto en contra. En torno al 75 por ciento por unanimidad. Muy poquitas instituciones pueden arrojar esas cifras. 

 

¿Cuánto se puede mantener el consenso en una situación generalizada de crispación política?

Nosotros entendimos lo que los almerienses nos quisieron decir: os damos la mayoría absoluta para que dialoguéis porque os damos 14, y hay otros 13 diputados que representan a muchos almerienses. Las mayorías son para representar, pero los gobiernos son para gestionar y dialogar. ¿Cuánto tiempo? Por nuestra parte, toda la legislatura. Créeme que todos los diputados de este equipo de Gobierno tienen la consigna de hacer todo lo que esté en su mano para que el Partido Socialista, Vox y Ciudadanos puedan apoyar las iniciativas. De hecho, muchos de esos puntos aprobados por unanimidad han sido enriquecidos con propuestas de la oposición. Si son buenas, ¿por qué no apoyarlas? 


El uso del consenso como herramienta de trabajo puede impedir mociones de carácter muy politico.

Bueno, sí, yo ahí no me meto. De hecho, en los últimos meses ni siquiera intervenimos en las mociones políticas. Creo que por una moción enlatada que viene de la sede nacional, no hay que romper ese consenso institucional cuando se traten temas de Almería. Tanto el equipo de gobierno como la oposición están estando a la altura y tenemos que seguir por la misma senda. El Partido Socialista, Ciudadanos y Vox están aportando bastante a la gestión de la Diputación. Me siento tremendamente orgulloso de presidir una Diputación con 27 diputados comprometidos con esta provincia.


El Plan Almería ha sido la respuesta a la situación sobrevenida. ¿Qué balance puede hacer a día de hoy?

Un balance muy bueno. Para empezar a hablar, hay muchos autónomos que han podido abrir la persiana gracias a que la Diputación les ha ingresado hasta 1.000 euros. Este plan no sale porque sí. Cuando detectamos que viene la pandemia, nos ponemos a hablar y hacemos decenas de llamadas y videoconferencias, pulsamos lo que pasa en la sociedad. Y diseñamos el plan. De hecho, el programa Coopera para que los ayuntamientos contraten a autónomos, ya está repartido. El Programa Cerca está ejecutado. Con el programa Acelera estamos licitando y adjudicando 52 millones en obras. Y con el programa Promo, estamos haciendo una promoción de Almería muy importante. No vale de nada que salgan los políticos hablando si al final no llega a eso a la ciudadanía.


¿Alguno de los seis programas ya se ha quedado corto? 

Sí. El programa Contigo para temas sociales, en el que hemos puesto 4 millones de euros, creemos que antes de final de año vamos a tener que reponerlo. El programa Reconecta estamos reflexionando si tenemos que hacer un segundo porque hemos puesto tres millones de euros para ayudar directamente al autónomo y estamos convencidos de que nos vamos a quedar cortos. Y también vamos a tener en cuenta las peticiones que han hecho los grupos politicos. Seguramente después del verano tengamos que reestructurar el Plan Almería. 


¿Se pondrá en marcha también el nuevo presupuesto? 

Ya estamos estudiando el presupuesto. Calculamos que vamos a tener entre un 20 y un 30 por ciento de caída de ingresos, y por eso hemos sido cautos, porque creemos que lo peor económico está por llegar y tenemos que estar preparados. Cuando llegamos a la Diputación Provincial hace un año, había una deuda de 53 millones, ahora mismo está en 36. Tenemos una capacidad de endeudamiento todavía de un 75 por ciento. Y no hemos dejado de prestar servicios, hemos sacado el Plan Almería y hemos subido la capacidad de inversión. Esa es la cuadratura del círculo que tenemos que hacer. 


¿Cómo? 

Pues intentando hacer los servicios mucho más baratos sin mermar la capacidad. Hemos tenido un remanente de cerca de 22 millones y queremos gastarlo porque el gobierno nos lo tiene bloqueado. Y también somos conscientes de que el año que viene tenemos que ajustarnos el cinturón dentro de la planificación de inversiones, pero tenemos capacidad para pedir créditos. El Partido Socialista dijo cuando presentamos el Plan Almería que pidiéramos préstamos. Nuestro sentido común nos dijo que mejor el dinero que no podíamos ejecutar, meterlo en el Plan, 111,5  millones que hemos puesto a disposición. Si hubiéramos hecho lo que nos decía el PSOE, no hubiéramos tenido capacidad para endeudarnos en el año 21, que va a ser peor.  


En algún momento ha dicho que el plan se puede doblar. ¿Ese escenario sigue estando sobre la mesa? 

Sí, sí. Conforme van pasando los días, te das cuenta de qué ha tenido más aceptación y en qué debemos incluir más dinero. Por ejemplo, nosotros tenemos más de 300.000 mascarillas, guantes y epis, por si hay rebrotes para abastecer a los municipios. Eso no hay que doblarlo. Creo que hace más falta, si hay un nuevo confinamiento, la ayuda directa a negocios y autónomos a posteriori. 


Dice que lo peor está por llegar. ¿Qué es lo que cree que puede llegar a pasar? 

Ahora mismo hay muchas pymes o autónomos que no están pagando créditos porque el banco les da un año de carencia. Pero en febrero, marzo, del año que viene es cuando empiezan a pagar. Y hay mucha gente que está en ERTE y las empresas están intentando aguantar el ERTE todo lo que puedan. La burbuja estallará, entiendo que a primeros del año que viene y creo yo que estaremos en una situación complicada en febrero, marzo y abril. ¿Qué es lo que tienen que hacer las administraciones? Estar preparadas, porque esto se sabe. Desarrollemos un plan la administración local, provincial, autonómica y nacional, para cuando llegue el momento incentivar la economía, crear empleo, ayudar a las pymes. Me gustaría que todas las administraciones fuéramos a una con un gran plan para la provincia. 


¿Y ve sintonía para ponerse de acuerdo? 

No es por arrimar el ascua a mi sardina. Yo noto a la Junta de Andalucía que ellos están preparando también esa estrategia. Lo estoy viendo en mis compañeros del Ayuntamiento de Almería. En la Diputación ya estamos trabajando en ello, pero echo de menos que el Gobierno central se anticipe. No solamente tienen que estar parando golpes, tienen que planificar y eso se llama horas de trabajo. Ahora mismo del Gobierno central prácticamente no llega ni una sola ayuda a ningún almeriense. Creo que están intentando tapar grietas en el Titanic. 


¿Cuánto le preocupan los rebrotes que está habiendo en Almería, en la comarca del Poniente?

Mucho, porque podemos volver atrás, y a nadie le gustaría que Almería volviera atrás. Por lo tanto, apelo a la responsabilidad de los almerienses porque por relajarnos a la hora de tomar medidas de precaución, es posible que podamos volver al confinamiento en nuestra provincia o algunos lugares o incluso volver alguna fase atrás. Y eso sería catastrófico para Almería. Tenemos que intentar seguir teniendo ese comportamiento ejemplar. 


¿Cuánto calcula que se puede resentir el turismo? 

Se ha incrementado muchísimo el tema de apartahoteles, las casas rurales, apartamentos turísticos, etc. Pero también se ha incrementado el número de reservas en las zonas turísticas, Mojácar, Vera, Roquetas, Níjar... Nuestros cálculos es que podamos llegar al 70 o 75 por ciento de ocupación, a pesar de que el turismo internacional ha mermado muchísimo. Estamos amortiguando por los visitantes nacionales y el turismo de cercanía. Estamos haciendo virguerías para intentar que venga gente, pero sin coronavirus, y que se vaya sin coronavirus virus. De ahí que no podamos perder la perspectiva de nuestra marca fuera. Ahí está nuestro patrocinio con Roland Garros. Y dentro de poquito veréis anuncios en televisiones nacionales. 


Si llega a saber todo esto ¿habría dicho ‘mejor no me quedo’?

Hoy más que nunca me doy cuenta de que elegí lo correcto. Creo que aquí he aportado más que en el Congreso de los Diputados. Y muy orgulloso del trabajo de mi equipo. Yo sin tener el equipo que tengo, tanto a nivel de diputados como a nivel de Presidencia, de Comunicación, no sería absolutamente nadie. Mi mérito no es mío, el mérito es de todo un equipo. 


¿Qué zonas de la provincia tienen más amenaza? 

La amenaza no es geográfica, es social, no por vivir en un lugar de la provincia de Almería estás más a salvo que por vivir en otro. Si mañana hay una persona que es irresponsible, va sin mascarilla, con síntomas, evidentemente si está en el interior o en la costa, esa zona está amenazada. 


En lo socioeconómico, ¿va a ser más afectado el interior o la costa?

La zona donde más ha afectado económicamente la pandemia es la costa porque es donde más ha resentido el turismo. Esa economía directa, pero también los empleos indirectos, han caído.  El interior no ha tenido esa dificultad, ha sobrevivido mejor que las zonas de la costa y eso lo tenemos en cuenta en nuestro plan económico. 


¿Al fenómeno de la despoblación le ayuda o le perjudica? 

Vamos a ver, aquí nos han reseteado, y nos hemos dado cuenta en el confinamiento de que la calidad de vida en una gran urbe, no es la misma que en una zona rural. También nos ha hecho ver que podemos trabajar desde cualquier otro lugar. Por eso fuimos la primera Administración de toda España que sacamos el reglamento de teletrabajo. Cuando a eso sumas que la Diputación está igualando oportunidades para evitar la exclusión financiera, poniendo cajeros, y para que haya servicios, al final se hace un contexto que te hace ir a esos municipios. Nosotros esperamos que en poco tiempo haya municipios que puedan abrir colegios. Yo ya tengo conocimiento de algunos.


¿Para este próximo curso?

Sí, creo que sí. Esta provincia tiene que ser pionera de las oportunidades. Llevamos 40 municipios ya con fibra óptica. Nuestro objetivo es llegar al cien por cien, que tu puesto de trabajo sea exactamente igual en la Puerta Purchena que en la era de Benitagla. Antes de que termine el mes, veréis instalados los primeros cajeros automáticos en municipios que jamás han tenido esa posibilidad. Y los 1.200 kilómetros de carretera estamos dejándolos en perfectas condiciones para que de cualquier lugar de la provincia a la capital puedas tardar, como mucho, una hora. Pero la media está en 30 minutos. Si las comunicaciones terrestres están bien, si las comunicaciones de internet están bien y si tú ofreces oportunidades, es el cóctel perfecto para que no tengamos éxodo rural. 

 

¿Qué momento vive el PP en la provincia? 

Un momento bueno. Gobernamos en torno al setenta y cinco por ciento de la población. Tenemos el Ayuntamiento de la capital con una gestión magnífica que está haciendo mi amigo Ramón, de los seis ayuntamientos mayores de 20.000 habitantes, gobernamos en cuatro, y tenemos el gobierno de la Diputación Provincial. Tenemos un partido cohesionado, fuerte, con peso en la agenda política en Andalucía, con una consejera, con peso también a nivel nacional. El PP en la provincia Almería sigue siendo un referente porque tenemos al mejor presidente posible, Gabriel Amat, y ahora mismo todos estamos en torno a él, sacando este proyecto que sin él sería muy complicado. 

 

Temas relacionados
Teletrabajo ERTE Empresas Diputación de Almería Cultura Política Entrevistas

para ti

en destaque