“Solo diré que sí a aquello que crea bueno para la ciudad”

Joaquín Pérez de la Blanca explica sus motivos para dejar Vox y sus planes a partir de ahora

Joaquín Pérez de la Blanca, concejal del Grupo de No Adscritos
Joaquín Pérez de la Blanca, concejal del Grupo de No Adscritos La Voz

Apenas hace unas semanas que tomó la decisión de abandonar Vox y ahora, mientras se reubica en su nuevo despacho en la sede de Hacienda, Joaquín Pérez de la Blanca comienza su andadura en solitario.


- A muchos le pilló por sorpresa su petición de pasar a los no adscritos. ¿Cómo tomó la decisión?

- La decisión la tenía ya tomada hace unos meses pero es cierto que no la hice pública por la situación en la que nos encontrábamos. Cuando empezó a remitir un poco, y en el pleno que consideré que era más oportuno, fue cuando dí el paso. Como dije entonces, esto es fruto de muchos desencuentros.  Las cosas del partido son internas y la gente no es consciente de la existencia de dichos problemas hasta que pasan algo así.


- Usted achacó a los cambios en Vox en el último año esta marcha.

- Creo que los cambios son evidentes para todos. Cuando te presentas como alcaldable uno piensa que va a tener cierta facultad de gestión, de decisión, y después ves que hay muchas cosas que cambian y que no es así. Además, los cambios que se producen en el propio partido con las modificaciones estatutarias y un largo etcétera, me hicieron pensar que yo no podía seguir así.



- Habla de no tener capacidad de decisión, pero ¿cómo se toman las decisiones en Vox?

- Para tomar una decisión, sobre todo cuando es relevante, pues tenía que dar parte a los órganos políticos superiores. 

Todo eso lo que resta es eficacia, inmediatez y precisamente ahora con la situación en la que estamos, lo que demanda esta ciudad es dedicación plena y ser capaces de tomar decisiones rápidas, y en nuestro caso, apoyar las decisiones que creamos que son correctas.


- ¿Cómo es su relación con el resto de  Vox?

- Mantengo una relación cordial con todos. Hace tres días coincidimos de hecho tomando un café.  Ya dije que estaba agradecido .


- No es el primero que se marcha de la formación verde: Luz Belinda Rodríguez,  Roquetas... ¿Hay marejada dentro de Vox?

- No voy a entrar. Quiero ceñirme a las manifestaciones que hice en el pleno y a mi caso concreto, que es lo que sé. 

Le deseo lo mejor al proyecto Vox, y espero que salga, por supuesto. Es que yo comparto todos los conceptos y valores con los que me presenté en un primer momento. Yo a Vox no le puedo desear el mal de ninguna manera. Como no se lo deseo a nadie, claro.


- ¿Les votará otra vez?

- El voto es secreto (risas). Dependerá mucho del camino que tome Vox hasta que se celebren las elecciones.


- ¿Y cuál es el camino que va a tomar usted ahora en solitario?

- El camino que he llevado hasta ahora. El  del sentido común, el de la coherencia y el de intentar encontrar el mayor beneficio para el ciudadano.


Cuando era el portavoz de grupo fuimos el único grupo que apoyó al equipo de Gobierno en una inversión que considero muy importante para la ciudad como la Plaza Vieja. También apoyamos los presupuestos cuando ya no se necesitaba nuestro apoyo porque entendíamos que eran buenos para la ciudad. 


Seguiré en la misma línea. Cuando opte por votar que sí, será porque entienda que es bueno para la ciudad, y cuando opte por votar que no, será porque crea que no lo es. Mi comunicación espero que sea fluida con el equipo de Gobierno, si es que quieren contar con el apoyo de este concejal, y espero que sea igual de fluida o más con los grupos de la oposición, incluido Vox.


- Hay quien piensa que es usted la ‘muletilla’ del PP.

- Si ya nos calificaban antes, imagine ahora… Yo seguiré en la misma línea, independientemente de si me califican de muletilla o no, seguiré con el criterio de antes: si es bueno para la ciudad, saldrá; si no lo es, con mi voto desde luego que no lo hará.


- Dijo cuando presentó su escrito, que era consciente de que iba a recibir muchas críticas por quedarse con el acta de concejal.

- Siempre sucede. Pero es el único camino que tengo para defender esa legitimidad que ostento a raíz de las últimas elecciones. Cualquier concejal que se queda como no adscrito es susceptible de recibir críticas.


- ¿Pensó dejar el acta?

- Tenía tres opciones. Quedarme en el grupo, salir dejando el acta o hacer lo que he hecho. Y he actuado en conciencia, la que era mi mejor opción. Tanto para mí, como para la ciudad, y ejerciendo la representatividad que ostento.


- ¿Qué decisiones no pudo tomar?

- Me remito a la intervención que hice en el pleno. No voy a entrar en detalles, lo que toca ahora es trabajar por la ciudad.


- ¿Le molestaron las declaraciones de Rodrigo Alonso, presidente de la gestora, el día de su marcha?

- Él sabrá por qué las hizo. Lo que él conozca o no, no voy a entrar.


- ¿Pero sí que había hablado con el partido de su malestar con la situación?

- Por supuesto que sí. Yo no miento.


- A nivel municipal, ahora mismo qué es lo que más le preocupa.

- Me preocupa sobre todo la cantidad de familias que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad. Lo he visto con Paola Laynez, la edil de Política Social, y hemos visto que hay una situación preocupante. Hay que atender las demandas de muchas familias y eso es una prioridad. Eso va a ser lo primordial ahora tras la pandemia.


- Por encima de infraestructuras.

- Son temas distintos. Este es un problema de inmediatez, que necesita solución  ya, pero las infraestructuras y las inversiones tienen que seguir haciéndose porque, invirtiendo y con gasto público, es como la liquidez fluye.


- ¿Cómo ve la situación política nacional?

- La polarización no me gusta, sobre todo cuando se llega al enfrentamiento. Se está llegando a un punto que cuando las posiciones se enquistan tanto que no permiten el entendimiento, lejos de construir juntos lo que se intenta es destruir lo que hace el otro y eso no beneficia a nadie. Veo una situación preocupante, y pronostico que, contando con que el Gobierno no tiene un socio muy fiable, bien para este año bien para el próximo, habrá elecciones generales. Yo creo que muchas personas se están dando cuenta que la polarización no beneficia y que hay que entrar en los discursos del sentido común y de la construcción.


- Esas palabras distan mucho de la posición actual de Vox.

- Puede ser. Sí.


- ¿Hay algún elemento más que le desmarque? Por ejemplo. Usted es abogado, ¿mantiene esas posiciones en materia de violencia de género?

- Precisamente porque soy abogado puedo ver cierta deficiencia en la norma. Por eso mismo, veo que la postura que trata de dar una respuesta a los ciudadanos es la que mantiene Vox. Ojo, eso no significa discriminar a la mujer maltratada, ni mucho menos. Creo que las fuerzas políticas tienen que estar al lado de ella, siempre, pero que no esto no reporte una discriminación al hombre por ser hombre, per sé.

 

Temas relacionados
Elecciones Luz Belinda Rodríguez Política Vox Construcción Infraestructuras Plaza Vieja

para ti

en destaque