“Vicasol está poniendo todos los medios para nuestra seguridad”

Entrevista / Los héroes de la batalla de Almería: Verónica Milán, trabajadora del manipulado

Verónica Milán Fenoy.
Verónica Milán Fenoy. La Voz

Verónica Milán Fenoy nació en Almería hace 35 años y es una de las jefas de línea de una de las cooperativas de mayor prestigio en la agricultura almeriense, Vicasol, con sede central  en Vícar. Está casada y tiene una hija, a la que por su puesto ayuda en sus deberes en estos días de confinamiento y de clases virtuales para los alumnos. Aficionada a la informática, nos dice que lo primero que hará cuando tengamos mayor libertad “será hacer algo que hacía antes con normalidad: salir a pasear sin límites horarios y en libertad". “Especialmente echo de menos tomarme en un bar una tostada para desayunar”. Pues esto ya lo podrá hacer a partir de este lunes.


¿Ha cambiado mucho su  trabajo durante  el estado de alarma?
Sí, se han modificado bastantes cosas, como turnos, horarios, etcétera. Unas semanas antes del confinamiento oficial se planificaron dos turnos más reducidos para los trabajadores, el de mañana de 7:00 a 14:00 y el de tarde de 15:00 a 22:00. En esa hora se desinfectan los puestos de trabajo y se evitan los cruces entre personas de diferente turno.
Además, algunos compañeros se han dividido entre los cuatro  almacenes diferentes de Vicasol en la provincia. En general, hay muchísima menos gente en los almacenes.


 ¿Ha recibido el personal de la cooperativa algún curso o información para adaptarse a la nueva situación?
Sí, los departamentos de calidad, prevención, recursos humanos y producción nos han mantenido informados de las adaptaciones de los diferentes protocolos y medidas que se iban poniendo en marcha conforme a la evolución de la crisis. Al personal nuevo que entraba también se le daba un curso antes de empezar a trabajar.
 
¿Con qué equipos de protección cuentan los trabajadores?
Disponemos de mascarillas y guantes, que  son obligatorios, además de los aumentos en los turnos de limpieza y desinfección. 


 ¿Qué otras medidas de seguridad se han adoptado?
Nos toman la temperatura cada día, desinfectamos los pies al entrar y al salir, se sale en tres turnos a desayunar y se desinfecta el comedor entre turno y turno. Además, se mantienen las distancias al salir, se han marcado los pasillos señalando las distancias individuales  que es necesario cumplir y se han señalado en el suelo dos columnas paralelas separadas para que la gente camine por ahí al salir y al entrar, etcétera. 
 
¿Cómo está el ánimo entre los trabajadores, hay miedo ante la posibilidad de contagiarse de la enfermedad?

Ahora mismo el ambiente está tranquilo, pero sí ha habido miedo algunos días, sobre todo al principio, cuando necesitábamos de música,  de cantar juntos,  para relajarnos un poco a veces. El ánimo entre compañeros y jefes está siendo fundamental pero seguimos teniendo mucho respeto a lo que pueda venir.
No hay que bajar la guardia en el cumplimiento de todas las medidas de prevención que se han conseguido implementar en un tiempo récord.
 
¿Ustedes sienten  más más reconocimiento estos días por  el trabajo que están realizando y la función que están cumpliendo?
Sí, sentimos que es un trabajo esencial y que el campo no puede parar, pues la economía y la alimentación de las personas depende de la agricultura en gran parte. Tal y como está la situación económica y el ambiente, sí que es y será importante. Lo que más valoramos es que  se mire por nuestra seguridad en el trabajo y se están poniendo todos los medios al alcance en cada momento.
 
¿Le ha sorprendido o emocionado algo especialmente en estos casi dos meses de estado de alarma?
Me ha emocionado ver a mis compañeros en su conjunto superar sus miedos y trabajar con responsabilidad. Le hemos echado coraje y se ha demostrado que estamos unidos los compañeros bajo un mismo compromiso.
 
¿Cómo cree que se ha gestionado la crisis por  parte de la Administración?

El país no estaba preparado para afrontar algo así, nadie lo estaba, ha sido algo inesperado para todo el planeta.Y aunque no todo está mal, siempre se puede hacer mejor. A mi entender, la Administración daba la información confusa y con mucho retraso. 
 
¿Cómo vive personalmente esta situación? ¿Ha habido casos positivos en la familia o en su entorno cercano?
 Pues aguantando,  resistiendo e intentando ser positiva. Afortunadamente no conozco ningún caso positivo. 
 
¿A qué ha dedicado su tiempo libre estos días de confinamiento?
No tengo mucho tiempo libre ahora, entre calmar a mi madre por teléfono, ya que la pobre sigue teniendo miedo, y hacer las tareas con mi hija cuando llego de trabajar, se me pasan los días volando.  




 

Temas relacionados
Música Vícar Estado de alarma Vicasol Confinamiento Mascarillas Informatica y electrónica

para ti

en destaque