“Almería ha sido un modelo en la organización de la atención primaria”

Entrevista/ Los héroes de la batalla de Almería: Miguel Molina, médico interno residente

Miguel Molina Gracia, médico interno residente en La Cañada.
Miguel Molina Gracia, médico interno residente en La Cañada. La Voz

Miguel Molina Gracia (El Puerto de Santa María, Cádiz, 1990) está a punto de terminar el MIR en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria en Almería, donde ha pasado los últimos cuatro años y donde espera ser contratado próximamente  junto a su pareja, quien está en su misma situación, aunque ella será ginecóloga. Miguel dice  que ambos estaban ya dedicados  plenamente a la medicina antes de la pandemia -y ahora mucho más-, e incluso habían tenido tiempo  de hacer un master a lo largo de la especialidad. Hasta el confinamiento, en su tiempo libre también solía practicar un deporte muy exigente:  carreras de larga distancia por montaña.


¿Ha cambiado el trabajo de los MIR en el estado de alerta?
No tiene nada que ver al anterior, trabajamos con un plan de contingencia que ha adaptado nuestra actividad al momento actual y a cada momento de formación. Los residentes de primer y segundo año llevan una especie de  ‘call center’ en la Bola Azul para el seguimiento y notificación de casos, llevan el día a día de las pruebas que se están haciendo.  Están menos expuestos a los pacientes en su día a día, de forma que si hubiera mucho contagio siempre contaríamos con un equipo de profesionales sanos para salir a la palestra si fuese necesario. Los de último año seguimos haciendo guardias en el servicio de urgencias de Torrecárdenas y a la vez todos los días atendemos los puntos de urgencias de La Cañada, Níjar, Benahadux y Abla. Trabajamos como unos especialistas mas. También vamos a aquellos centros que tienen muchos profesionales de baja, funcionamos como un equipo de sanitarios que vamos allá donde se nos necesita.


¿Cuál es la situación en los centros de salud?
Tenemos uno de los índices de contagios más bajos de España, pero estaría bien que diésemos un pequeño tirón de orejas a la población, pues notamos  en los últimos días una mayor laxitud en cuanto a los motivos por los que los pacientes acuden a las urgencias, creo que nos estamos relajando un poco y ese es el peor error que podemos cometer con esta enfermedad. Ahora nos da muchísimo miedo la desescalada a los sanitarios, porque tenemos esa tendencia, y esto puede repuntar, ya se ha notado una relajación, y eso es muy peligroso.




¿Y cómo actuar?
A mis familiares les recalco  que la etapa de especial protección es ahora, porque todavía no se han hecho test masivos, vamos muy a ciegas, y cuando uno se contagia da igual el momento, las consecuencias son las mismas, aunque dé la sensación de que esto vaya pasando poco a poco.


Los MIR se han quejado de que en esta crisis están a veces a cargo de médicos sin especialidad.
Nadie entendería que se contratara a un cardiólogo que no tuviera más título que la carrera de Medicina, y en tanto en cuanto la medicina familiar es una especialidad, tampoco se debería de permitir la contratación como especialistas en este área de quienes solo tienen la carrera, es una falta de respeto. Y vaya por delante que no tengo nada en contra de estos compañeros, que se han prestado a ayudar. Esto está pasando, yo voy a terminar mi especialidad el 26 de mayo y tengo que ser supervisado por personas con menor preparación. Es  ridículo.


¿Cómo le suenan los aplausos de la gente?
Me gustaría que fueran acompañados del reconocimiento real, que seamos responsables, que usemos bien los servicios sanitarios, que seamos conscientes de los recursos. Para mi ese sería el verdadero reconocimiento. También es de resaltar la actitud de los sanitarios, de completa entrega, nadie dice un no, y siempre estamos al pie del cañón.


¿Por qué hay menos contagios en Almería?
Para mí hay dos factores muy importantes: la situación geográfica de la provincia, peor comunicada, y otro que ha sido determinante,  la rapidez de actuación en atención primaria. El 15 de marzo ya había un gabinete de crisis en la Bola Azul con un protocolo para cambiar el funcionamiento de todos los centros. No olvidemos que en la inmensa mayoría de casos la contención real de esta pandemia ha sido en atención primaria,  más del 80% se han controlado y tratado en ella. Las cifras están ahí.
Sin ese gran trabajo desde el primer día, la situación en la provincia sería totalmente distinta, no me cabe la menor duda. Almería ha sido una provincia modelo en cuanto a la organización de la atención primaria,  se está haciendo una labor espectacular, yo  lo he vivido desde dentro y es impresionante.


En residencias de mayores también hay grandes resultados en la provincia.
Lo  que ha demostrado este virus es que tienes que ir por delante de él, como se ha hecho con los protocolos de primaria, es clave, y eso aplicado también a residencias conlleva menos contagios y menos muertes.


¿Cuándo debemos llevar mascarillas?
En la población en general es recomendable pero sin obsesionarse, veo personas con ellas  dentro del coche, que es una ridiculez, igual que llevar guantes en todo momento.  Es mucho más importante la higiene de manos.


¿Le pareció bien la rectificación sobre la salida de los niños a la calle?
Se dan muchos bandazos, no hay una línea clara, que necesitaríamos. Primero  se dijo que podían salir al supermercado, y  a las horas se modificó todo. Si realmente fuera un criterio científico no se tendría que recular en horas, simplemente tendría que remitirse a los informes técnicos y decir que no es una decisión política. Si realmente fuera así todos estaríamos más tranquilos, pero si dices ‘a’ y a la hora, ante las críticas de la sociedad, ‘a+b’, la gente entra en desconfianza, y es normal.

 

Temas relacionados
Sanitarios Residencias de mayores Confinamiento Benahadux Mascarillas Urgencias Abla Hospital Torrecárdenas Política La Cañada Bola Azul Salud

para ti

en destaque