La riada que llenó el recién estrenado pantano de Benínar

Benínar, 8-XI-1982

Aquel otoño de 1982 hubo dos grandes riadas en el Sudeste en general. La que más ruido mediático levantó fue la primera, que rompió el pantano de Tous de Valencia y causó decenas de muertos. Pero la que más afectó a Almería fue una gota fría que llegó desde Poniente y, a través de los cauces de los río Grande de Adra y Benínar, llenó el pantano que se acababa de terminar y que, al menos, sirvió para que las aguas no arrasaran Adra, como había sucedido 9 años antes. Ocho millones de m. cúbicos de agua desembocaron en el pantano e inundaron el pueblo.   



 

Temas relacionados
Pantano de Benínar Adra

para ti

en destaque