Una empresa almeriense guiará los pasos de los exploradores lunares

Robonity, que lidera Ramón González, trabaja con la NASA y el MIT en proyectos con robots

Ramón González en la NASA.
Ramón González en la NASA. La Voz

La próxima exploración que parta de la Tierra con destino a la Luna puede tener un marcado sello almeriense gracias a la incansable actividad tecnológica y científica que desarrolla Robonity, la empresa afincada en Roquetas de Mar y que fundó y lidera el ingeniero informático e investigador almeriense Ramón González. 


Una noticia de transcendencia internacional que se pudo conocer hace tan solo unas semanas, cuando el trabajo realizado durante los últimos años por el consorcio formado por la startup Robonity, la NASA y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) fue publicado  en la prestigiosa revista científica Autonomous Robots. Trabajo que firma el fundador de Robonity junto con dos personajes fundamentales en la investigación actual con robots, como son Karl Iagemma y Dii Apostolopoulos. 


Los movimientos 

Y es que, la pasión que el ingeniero informático y empresario almeriense siente por la tecnología y, especialmente, por la robótica le han llevado a ser parte de este prestigioso consorcio cuya principal finalidad es dar con la mejor manera en la que pueden moverse los robots que son enviados a la luna para investigar el satélite de la Tierra. 


Y ahí es donde entra en juego el papel fundamental de González y su empresa, ya que, gracias a un simulador informático desarrollado por la compañía con sede en el municipio de Roquetas de Mar, se ha podido realizar una simulación lo más real posible de las dificultades que estos robots pueden encontrarse en su particular visita a la superficie lunar. “En la Luna todo es muy diferente a lo que conocemos y los movimientos de los robots se ven afectados por la gravedad, por la orografía tan peculiar que tiene el satélite y por otras cuestiones, lo que hace que sea prácticamente imposible saber cómo va a reaccionar un robot una vez esté allí. Porque en muchas ocasiones ocurre que el robot se encuentra con una especie de badén en los que se queda atascado sin poder salir”.


Simulación real

Y ahí, Robonity ha sido decisivo porque, gracias a sus algoritmos, ha podido guiar los movimientos de estos robots en un plano real y en tres dimensiones del Polo Sur del satélite lunar y bajo las características condiciones atmosféricas del gigante blanquecino que alumbra las noches.


Algo que para González es “un auténtico privilegio”. Aunque este joven nacido en Viator ha contado con muchos de estos “privilegios” gracias a su tesón y buen hacer en materia de investigación tecnológica. 

Después de terminar Ingeniería Informática en la Universidad de Almería (UAL) y realizar un doctorado en Robótica, también en la universidad almeriense, viajó por otras universidades de la geografía española hasta desembarcar en el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts como investigador principal en el grupo de Movilidad Robótica, a donde llegó en 2014. Y, por si fuera poco, la meteórica carrera de este almeriense le ha valido trabajar en proyectos para la OTAN  y las Naciones Unidas. Todo, antes de regresar y crear Robonity en 2017. “Tenía claro que quería hacer realidad mis proyectos desde Almería”, sentencia.


La importancia

Pero si en algo hace hincapié González es en la importancia de descubrir qué hay en el satélite de nuestro planeta Tierra. “Es una cuestión fundamental para el futuro del ser humano”. Así lo defiende el investigador y emprendedor almeriense, quien ve en la Luna el paso previo al descubrimiento y a la llegada del hombre (o de la mujer) a otros planetas. 

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería