Diez ataques vandálicos (para olvidar) al patrimonio cultural de Almería

Los actos vandálicos no cesan y suponen un importante desembolso para las arcas municipales

Esculturas con desperfectos, pintadas en monumentos y mobiliario urbano estropeado. Los actos vandálicos que sufre Almería no solo dañan la imagen de la ciudad, sino que al mismo tiempo suponen un desembolso económico importante y  “preocupante” para las arcas municipales.


Si bien el Centro de Interpretación Puerta de Almería ha sido el último espacio que ha sufrido las consecuencias de estas agresiones cuando, la semana pasada, alguien golpeó sus cristales hasta fracturarlos, esta no es una excepción, ni mucho menos: numerosos elementos del patrimonio almeriense han sido objeto de los actos vandálicos en los últimos años. 


Desde las pintadas en la muralla del Cerro de San Cristóbal o en el monumento a las víctimas del holocausto nazi de Mauthausen, hasta los asiduos ataques a la emblemática estatua de John Lennon. Ahora bien, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no se respeta el patrimonio cultural e histórico de la capital?


Cuestión de civismo



Para Francisco Verdegay, vicepresidente de la Asociación Amigos de la Alcazaba, la principal causa de estas agresiones es la falta de civismo. “Hay una gran falta de educación y de conciencia ciudadana en Almería, no hay respeto por el patrimonio cultural”, señala el vicepresidente. 


A pesar de que el problema recae en la ausencia de civismo, Verdegay cree que desde el Ayuntamiento debería concienciarse con más campañas. “El año pasado hicieron una en la que mostraban el coste que tienen las prestaciones gratuitas, hay que ir en esa línea, para que sean los propios almerienses los que no miren para otro lado y, si intuyen algún acto vandálico, denuncien”. 


Desde el Ayuntamiento coinciden con el vicepresidente de la Asociación Amigos de la Alcazaba en que se trata de un problema de educación que se escapa en cierta medida de sus competencias. “No podemos poner un policía en cada calle de la capital, lo que hacemos cuando agreden tanto el patrimonio cultural de Almería como al mobiliario urbano es intentar solventar la situación lo antes posible”, aseguran fuentes municipales. A pesar de la “rápida” actuación del Ayuntamiento, reconocen que en numerosas ocasiones los arreglos se retrasan por “los altos costes que suponen algunas reparaciones, ya que  se utilizan materiales específicos para no dañar aún más el elemento en cuestión”.


Nuevas cámaras

El Ayuntamiento de Almería confía en las más de 100 cámaras de control de tráfico que se están instalando progresivamente en la capital para disuadir a los vándalos. En cualquier caso, estas también servirán para “facilitar el reconocimiento de los autores de las diferentes agresiones si se producen dentro del alcance de las mismas”, afirman fuentes municipales.


LA VOZ ha repasado diez ataques vandálicos (para olvidar) al patrimonio cultural de Almería:

1. Cerro de San Cristóbal
Dos tramos de la muralla del Cerro de San Cristóbal aparecieron con numerosas pintadas a comienzos del año 2019. El coste para la limpieza de las murallas ascendió a casi 11.000 euros.

2. Monumento a las víctimas de Mauthausen
El monumento a las víctimas del campo de concentración nazi de Mauthausen, situado junto al Cable Inglés, ha sufrido varios ataques vandálicos en los últimos años. Uno de ellos fue la pintura de esvásticas.

3. El emigrante
La estatua del emigrante, ubicada en la plaza Calderón, ha sufrido diversos ataques desde su inauguración en el año 2014. A día de hoy, permanece sin piernas. 

4. Rey Jairán
En la imagen se puede apreciar la rotura de la espada de la escultura del rey Jairán, situada junto a la Alcazaba, en el corazón del Casco Histórico de la capital.

5. Torregarcía
Hasta en dos ocasiones han tratado de quemar  la ermita de Torregarcía. En la imagen se puede apreciar cómo apareció la puerta de la ermita en un intento.

6. Las Claras
El pasado mes de abril el convento de las Claras fue víctima de unas pintadas. En la parte de la calle Mariana se podía leer “Arderán” y el símbolo anarquista.


7. Plaza de San Pedro
Tan solo dos años después de arreglarla por numerosos ataques, en julio de 2018,  los vándalos se cebaron con la fuente de la plaza de San Pedro.


8. John Lennon
La estatua de John Lennon ha sido el objetivo más recurrente de los vándalos. En numerosas ocasiones le han roto las gafas o parte de la guitarra.

9. Arte efímero en el Museo de Almería
El experimento sociológico que se llevó a cabo en la plaza del Museo de Almería con diferentes esculturas finalizó con algunas en el suelo y dañadas.

10. Agresiones a bustosLos bustos del Padre Ballarín, la profesora Celia Viñas y el del ‘Cabezón’, situados en diferentes puntos de la capital, también han sufrido agresiones.


 

Temas relacionados
Museo de Almería Cable Inglés Unión Europea Patrimonio Amigos de la Alcazaba Vandalismo Cargadero del Mineral Cerro de San Cristóbal Arte Asociaciones Alcazaba de Almería

para ti

en destaque