Las maravillas ocultas bajo la superficie de la tierra

Almería atesora algunos de los mayores tesoros del mundo

Los depósitos de Santa Isabel, una maravilla oculta bajo el agua
Los depósitos de Santa Isabel, una maravilla oculta bajo el agua

En unos casos es visitable, en otros permanece oculta por la dificultad de acceso, por el olvido o por seguridad, para evitar los expolios, pero en todo caso Almeria es una de las zonas del mundo que ocultan una enorme riqueza patrimonial, cultural e histórica, tan singular que es considerado uno de los territorios más ricos del continente en belleza subterránea.


Posiblemente en la configuración de ese mundo enterrado ha tenido una influencia decisiva la dura climatología que ha acompañado a las culturas que se han establecido a lo largo de la historia en el amplio territorio provincial. Así lo entendieron los romanos, los árabes o los cristianos, que ocultaron de los rayos del sol, de la extrema sequía, de las altas temperaturas o de los saqueos de piratas una riqueza difícil de mantener en la superficie de la tierra.


Valores ocultos
Desde depósitos de agua a refugios contra los bombardeos, minas o yacimientos de enorme valor y de gran belleza, grutas donde vivir o donde reposar tras la muerte, depósitos de nieve para disponer de hielo cuando el sol aprieta o canteras de donde salieron los más bellos monumentos. Todo ello conforma un patrimonio único, en muchos casos alejado de las miradas curiosas.


Almería es sin duda un paraíso para los espeleólogos, que llegan desde todos los rincones del mundo para adentrarse en las entrañas de la tierra en busca de cavidades únicas en el mundo. El Karst en Yesos de Sorbas es uno de ellos, considerado el mayor de Europa junto a otros existente en Rusia.


La Geoda de Pulpí acaba de ser abierta al público y, como el Karst de Sorbas, sus cristales de yeso gigantes están entre los mayores que se pueden encontrar en el mundo. Desde esta pasada semana se ha convertido en lugar de peregrinación para geólogos y para cientos de curiosos ávidos de nuevas experiencias.


Guerra y paz
Las turbulencias bélicas que se han sucedido en Almería a lo largo de la historia han labrado también un patrimonio escondido, en primer lugar buscando la seguridad de las personas, y además como depósitos para preservar tesoros o recursos que pudieran ser objetivos militares. Así ocurre con los Refugios de la Guerra Civil que serpentean bajo el suelo de la capital, los Refugios de la Campsa, una auténtica ‘catedral’ donde combustibles y personas se escondían durante los bombardeos.


Cuevas con historia
En ese panorama de ‘tesoros’ ocultos es también reseñable la existencia de la Cueva de Los Letreros donde los hombres prehistóricos pintaron un hombre que sostenía una especie de arco iris. Esa imagen se ha convertido en el Indalo, expresión e imagen de la provincia desde hace décadas.


Almería dispone de cerca de dos mil cuevas y minas catalogadas, memoria bajo tierra de una cultura, una forma de vivir y un patrimonio de un valor incalculable. (más información en edición en papel de La Voz de Almería).

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería