La Junta se lleva a un menor de Torrecárdenas para asumir su tutela

El pequeño ha sido acogido por la Administración tras declararse su desamparo

El bebé nació en el Hospital Torrecárdenas hace menos de dos semanas
El bebé nació en el Hospital Torrecárdenas hace menos de dos semanas La Voz

El Servicio de Protección de Menores de la Junta de Andalucía en Almería se ha llevado la mañana de este miércoles a un menor de corta edad del Hospital Torrecárdenas, donde había nacido hacía menos de dos semanas, para asumir su tutela y tras declarar su desamparo. La Delegación territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha informado a este diario que la intervención se ha realizado “cumpliendo con los protocolos establecidos y con el objetivo de proteger el “interés superior” del menor .


La Delegación ha señalado que, al tratarse de una actuación relacionada con un menor tutelado, no podía facilitar más información al respecto, debido a su “obligación de proteger de forma estricta su intimidad”, por lo que no ha podido precisar cuáles han sido los motivos que han llevado a adoptar esta decisión. No obstante, sí ha precisado que, como ha sucedido en otras ocasiones, el complejo hospitalario de la capital almeriense “ha colaborado en la actuación llevada a cabo por el Servicio de Protección de Menores de la Junta”.


En todo caso, la decisión de retirar al pequeño  ha sido adoptada por la Administración andaluza como resultado del expediente de protección abierto tras su nacimiento y después de recabar los informes necesarios, que han concluido con la declaración de la situación de desamparo, por lo que la Junta asume la tutela y, a partir de ahora, adoptará las medidas adecuadas para el ejercicio de su guardia.


La intervención ha provocado el lógico revuelo en el hospital, donde según han apuntado distintas fuentes, a media mañana  se presentaron agentes de la Policía, quienes habrían colaborado con el personal del Servicio de Protección de Menores a la hora de llevarse al bebé y de salvaguardar su seguridad.


La retirada de un menor a sus padres biológicos es una medida excepcional y extrema, teniendo en cuenta que la familia debería ser siempre el medio idóneo para la formación integral del niño.


Pero cuando las medidas acometidas para resolver las situaciones de riesgo para los menores no obtienen el éxito esperado, o cuando la gravedad del caso detectado es extrema, se hace necesario adoptar medidas que implican la separación del menor de su familia biológica, con objeto de garantizarle la protección adecuada, como ha sido el caso de este bebé recién nacido en Torrecárdenas.


Las resoluciones que declaran el desamparo de los menores, así como la acogida por parte de la Administración Andaluza, deben ser notificada a los padres o tutores, así como al Ministerio Fiscal, comunicándoles, igualmente, que contra la misma cabe recurrir  ante el Juzgado correspondiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.