Charles Kiere, un sueño truncado

Charles Kiere vivía en Techiman (Ghana) una ciudad de apenas 67.000 habitantes, estaba casado y tenía un niño de poco más de un año, se ganaba la vida vendiendo ropa en la calle. Apenas sobrevivían él, su mujer y su pequeño, así que decidieron que tenían que probar suerte en el viejo continente y ver si podían mejorar su situación. Así, en 2013 Charles, con todo el dolor en el alma, se despidió de los suyos y partió con destino a Europa, con un coche y otro, llegó hasta Libia y de allí a Catania en Sicilia, permaneció en Italia hasta 2018 donde apenas trabajó. Había oído hablar de Almería y decidió probar aquí suerte pasando por Barcelona, en una semana llegó aquí. Se situó en Venta Gaspar, donde había otros compatriotas, por las mañanas iba a las rotondas cercanas del aeropuerto, de la CASI, donde los “jefes” iban a  coger gente para trabajar en sus invernaderos, así de esta forma empezó a trabajar, cada vez de forma más continua e iba mandando dinero a su país, a su familia.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/215877/charles-kiere-un-sueno-truncado

 

Temas relacionados
Inmigración Ayudas Invernaderos Ginés J. Parra Córdoba

para ti

en destaque