“Yo también hubiera ido en busca de Lennon como hizo Juan Carrión”

“Yo también hubiera ido en busca de Lennon como hizo Juan Carrión”

Evaristo Martínez
00:49 • 29 oct. 2013

El diario La Voz de Almería dio a conocer en 2006 a Juan Carrión, el profesor de Cartagena que viajó hasta la provincia para conocer a John Lennon mientras rodaba Cómo gané la guerra a las órdenes de Richard Lester. Adolfo Iglesias, el periodista que desveló la historia, recuerda cómo es el profesor que inspiró a David Trueba para escribir y dirigir Vivir es fácil con los ojos cerrados.

¿Cómo fue su primer encuentro con Juan Carrión?
Fue un momento mágico en 2005. Unos minutos que me parecían casi irreales, desde Cartagena tuve que llamar a una amiga para saber que estaba en este mundo. Cuando lo conocí, como periodista, no podía creerme que su historia no hubiera sido publicada antes por algún colega local, pero así era, Juan no quiso nunca alardear ni presumir de su encuentro con John Lennon en Almería. Pero luego dejé de ser periodista, dejé de ser aficionado a los Beatles y afortunadamente me convertí en amigo de Juan, que no es difícil.


¿Por qué no trascendió la historia de Juan durante décadas?
Porque aunque Juan es pionero en el uso de la música para la enseñanza del inglés, de las canciones de los Beatles y de las noticias de la BBC desde los años 60, sus alumnos lo veían como algo normal y en Cartagena todo el mundo lo quiere y conoce pero también lo asumían como algo normal.


¿Cuál fue su relación con este profesor a partir de ese primer encuentro?
Enseguida me propuse a darlo a conocer y organicé un curso de verano sobre los Beatles con la Universidad de Almería, el Ayuntamiento y Unicaja en el que le dimos un homenaje, con la presencia del rector. Pasamos una maravillosa semana con él y pudo disfrutar de la presencia de Cynthia Lennon, la primera esposa de John. Gracias a la presencia de El País, gracias a Segurola, Manrique y Juan Antonio Aunión su historia salió proyectada desde Almería hacia el mundo. Fue divertido porque pese a su sordera, Juan no paraba de coger el teléfono  y atender a periodistas de todo el mundo. Fue muy gratificante ver cómo empezó a ser conocido, precisamente en Almería. 


¿Cómo espera usted el estreno de Vivir es fácil...?
Con pasión y entusiasmo, pero nervioso. Estaré en la primera sesión sin duda. Y también me gustaría estar al lado de Juan. Para él debe ser muy extraño.




¿Y del encaje de ficción y realidad?
Aunque basada en un personaje real y un episodio real, la película es pura ficción, fruto de uno de los mejores guionistas españoles. Admiro a David Trueba, él lo sabe. Considero que es el director ideal para esta historia. La Buena Vida y Soldados de Salamina son dos de las mejores películas españolas de los últimos 30 años. Y me identifico particularmente con el personaje de Ariadna Gil en el segundo título. Yo pasé por ahí para dar con Juan Carrión.

¿Qué hubiera hecho usted en 1966 si se hubiera enterado de la presencia de Lennon en su ciudad?
Quizás me enteré desde el vientre de mi madre -sonrisas-. Fue una trastada que no pudiera estar ahí para ir tras Lennon. Sin duda, yo hubiera hecho como Juan Carrión, como los tres personajes de Vivir es fácil.... Al igual que hizo Juan Carrión, yo hubiera ido al encuentro de Lennon en Almería, desde donde fuera, no tengo duda.


¿Pero ha conocido más gente que lo hiciera?
Lamentablemente no y no he parado de buscarlos por España. Almería sonaba muy lejos en 1966 para cualquier aficionado a los Beatles español. Joaquin Luqui me aseguró que él viajó a Almería y vio a Lennon, también uno de los hermanos Mainat, pero los dos fallecieron lamentablemente. Estoy deseando que alguien me llame y me lo cuente.

¿Qué supuso Lennon para los almerienses?

Curiosamente, poco o nada. En 1966, los almerienses ya se habían acostumbrado a ver andar por sus calles a estrellas como Anthonny Quinn, Sean Connery o Brigitte Bardot. Se sabía que “uno de los bitels” estaba en la ciudad pero apenas unos cuantos jóvenes y chiquillos se aproximaron a él.

¿Y se conoce la historia en el extranjero?

Muy poco. Espero que Vivir es fácil... triunfe en cada uno de los países y festivales donde se proyecte y así tengamos la oportunidad de difundir la historia de Juan Carrión. Pero me preocupe que en el extranjero no se enteren de que hay una historia real, de que está Juan Carrión tras la película de ficción.

Parece usted obsesionado con este objetivo.
Es cierto, creo sinceramente que Juan se merece un homenaje desde el mundo académico. De hecho, hice un pequeño documental para enseñárselo a la gente que podía hacer algo. En Cartagena ya le han dado varios homenajes, pero las universidades deberían reconocer a este pionero en la didáctica moderna de los idiomas. El no seguía un libro ni una gramática concreta, sino que enseñaba el inglés real, a través de las noticias y de las canciones.

¿Y cómo se le da a usted el inglés?

Bien, aprendí inglés gracias a los Beatles. Juan tenía razón y con los Beatles se aprende bien inglés -risas-.

¿Qué ha visto usted de la película?
Una escena del final rodado en Almería, pero no la voy a desvelar, por supuesto. Fue extraño ver a Javier Cámara junto a Juan Carrión.

Si hubiera podido, ¿qué le hubiera preguntado John Lennon?
Le hubiera dicho: “John, vamos a Cartagena a reunirnos con Juan, hombre, ya sabes el profesor que usaba tus canciones”.


 



Temas relacionados

para ti

en destaque