El excelente concierto de la Banda de Almería bajo la batuta de Miguel Vidagany

El célebre poema sinfónico ‘Finlandia’ sonó en homenaje al pueblo ucraniano

Miguel Vidagany dirige a la Banda Municipal de Almería el pasado jueves 24 de marzo.
Miguel Vidagany dirige a la Banda Municipal de Almería el pasado jueves 24 de marzo. La Voz
Jacinto Castillo
00:39 • 02 abr. 2022

La noche del jueves 24 de marzo el Auditorio Maestro Padilla no acogió una de sus mejores entradas, pero sí uno de los conciertos de la Banda Municipal de Música de Almería más brillantes. El viento de final de marzo no sopló a favor de la excelencia musical. Unas decenas de aficionados inasequibles al frío y al mal tiempo disfrutaron de una contundente demostración de que la música puede trascender más allá del borde del escenario, más lejos de los pentagramas. 


El impresionante currículum del director invitado Miguel Vidagany quedó patente en el programa elegido, no sólo por la belleza y la exigencia técnica de las piezas, sino por la intencionalidad y la significación de cada obra.  


Miguel Vidagany dedicó al pueblo ucraniano el arreglo para banda de una pieza esencial en los repertorios de la mayoría de orquestas, como es el poema sinfónico ‘Finlandia’ del compositor finlandés más importante de todos los tiempos, Jean Sibelius. Vidagany explicó que Sibelius dedicó esta obra a principios del siglo XX a su patria, por entonces sometida al imperio de los zares. Como el propio director explicó, se trata de una composición que describe emocionalmente la tragedia del sometimiento, los sueños de independencia de la nación sometida y la esperanza de un futuro en libertad. 



Pero la velada musical también incluyó una defensa de la zarzuela en una de sus páginas más bellas, en la selección de pasajes de ‘La leyenda del beso’ (Soutullo y Vert) que el director invitado aprovechó para reivindicar los méritos del género lírico español para convertirse en Patrimonio Cultural de la Humanidad. Quizás, a modo de comparación y entre la zarzuela y su hermana centroeuropea, la opereta, la BMMA interpretó de forma exquisita la obertura de ‘El barón gitano’ de Johann Strauss. Tanto la zarzuela como la opereta son depositarias de un patrimonio musical de valor indiscutible, al que se añade en ambos casos el imprescindible papel de conservar las tradiciones culturales y el imaginario popular de países que se identifican en su música. Bandas como la almeriense desempeñan un papel esencial en ese importante cometido. 


La BMMA abrió el programa con el pasodoble ‘Yolanda Sánchez’ de Taléns y cerró con una obra muy compleja y exigente del repertorio exclusivo para bandas de música que constituye un ejemplo magnífico de la riqueza de este ámbito de la creación musical: ‘The Year of the Dragon’ del compositor británico Philip Sparke. 



Para terminar, Miguel Vidagany regaló un tema en homenaje al compositor almeriense José Padilla. Con ‘Ça c’est Paris’ el público escaso pero muy identificado con la BMMA, despidió aplaudiendo en pie un concierto para no olvidar 




Temas relacionados

para ti

en destaque